Entre otras cosas, el fenómeno de las monedas digitales también ha contribuido a la aparición de expresiones nuevas en el vocabulario mundial. Bitcoin, Zcash, Monero, y los más de mil nombres de moneda virtuales son vocablos de reciente data que son ya de uso común en el día a día del ecosistema. La misma palabra que describe a este nuevo tipo de activos digitales, criptomoneda, ha quedado impresa en el quehacer financiero de muchísimas personas y ámbitos de la economía.

Por ser precisamente un activo que se negocia en bolsas, las criptomonedas, en especial Bitcoin, son objeto de análisis permanente por los especialistas (y los no tanto) que buscan adelantarse a los vaivenes del mercado, a fin de obtener los mejores beneficios que se puedan derivar de su volatilidad.

Entre estas expresiones hallamos a la que se refiere a una de las variables tomadas en cuenta al momento de evaluar el desempeño de la red Bitcoin, la llamada BDD (Bitcoin Days Destroyed), literalmente “Bitcoin Días Destruidos”, el cual trataremos de explicar a continuación.

¿Bitcoin Days Destroyed? Es sólo una medida

Entre los indicadores que existen para cuantificar el nivel de salud de una red de criptomonedas encontramos el de volumen total de transacciones diarias, pues su análisis nos da una idea del movimiento económico de la moneda en cuestión, en este caso Bitcoin.

En 2011 dentro de la comunidad Bitcoin surgió la inquietud para hallar un indicador que mejorara la precisión del volumen total de transacciones, y que pudiera dejar de lado las incontables operaciones que de vez en cuando se generan entre cuentas propias en un mismo día, con el fin de manipular los precios creando un volumen artificial. Es así como se propone la medida denominada Bitcoin Day Destroyed o BDD.

Calculando Bitcoin Days Destroyed

La métrica BDD considera el número de días en los que la cantidad de bitcoins involucrados en una transacción no han sido movidos de su billetera hasta ese momento. La manera de calcularlo es bastante simple. Se toman los bitcoins de la operación y se multiplican por el número de días que han permanecido almacenados hasta entonces. Veamos esto con un ejemplo:

Manuel tiene 5 bitcoins que conserva desde hace 100 días y hoy realiza una transacción donde gasta toda esa cantidad:

Bitcoin Days Destroyed = 5 BTC x 100 días = 500

Andrea tiene guardados 5 bitcoins en una de sus billeteras que desde ayer. Hoy decidió enviarlos a un intercambio para negociarlos:

Bitcoin Days Destroyed = 5 BTC x 1 día = 5

Vemos claramente que la cantidad de días en que los bitcoins han permanecido retenidos son la clave de este indicador. Cuanto mayor tiempo se conserven las monedas antes de gastarse, mayor será el BDD al momento de hacerlo.

gráfico Bitcoin Days Destroyed

En una gráfica de Bitcoin Days Destroyed, la operación de Manuel aparecerá como un 500. Ahora vayamos al caso de Andrea. Si Andrea hubiera movido cien veces, o mil, esos 5 BTC durante el mismo día, el BDD para las 100 transacciones aparecerían en la gráfica sólo como un 5, y es de esta forma como la medida BDD se acerca mejor a la verdadera actividad económica que sucede en la red Bitcoin, dejando por fuera los volúmenes artificiales de transacciones.

Tranquilos. Los BTC no se destruyen

¿Y por qué se utiliza el término “destruidos”? ¿Acaso se destruyen los bitcoins como sucede con Binance Coin (BNB) y otras monedas virtuales? No, en ente caso los usuarios de Bitcointalk.org, quienes fueron los que inventaron la métrica, se refieren con esto a que, para efectos del indicador BDD, los BTC involucrados en la transacción ya no cuentan, pues su número de días almacenados vuelve a cero, es decir, han sido “destruidos”.

Entonces, un número de Bitcoin Days Destroyed bajo significa que más monedas de Bitcoin están siendo almacenadas por mayor tiempo, y cuando el indicador sube nos dice que dichos bitcoins están cambiando de manos, aportando volumen “real” a la red.

BDD una medida de actividad Bitcoin

Contar solamente la cantidad de transacciones de la red Bitcoin para evaluar su actividad económica es insuficiente, pues esa medida no toma en consideración el tiempo que las monedas han sido mantenidas por sus usuarios, un factor sumamente importante que ayuda a desechar parte de las operaciones que se hacen para aumentar artificialmente los volúmenes de transacción.

Un diagnóstico que vale millones

Sin importar cuán largo haya sido el cripto invierno, y los porcentajes de pérdida durante el 2018, Bitcoin sigue siendo la criptomoneda más importante y conocida de todas. Junto a Ethereum, Ripple, Bitcoin Cash, Litecoin, EOS, Binance Coin, Tether, Stellar y Cardano, conforma el grupo de las diez monedas digitales con mayor capitalización de mercado.

El análisis de su desempeño y la capacidad de hacer pronósticos acertados sobre sus futuras variaciones de precio en las bolsas es una de las habilidades mejor estimadas en el ecosistema bursátil de las criptos. Así como el Bitcoin Days Destroyed, existen otros muchos indicadores que los especialistas toman en cuenta para tratar de prever hacia dónde se moverá este cripto activo.

desempeño btc mensual

La interpretación adecuada de las gráficas de Bitcoin y del mercado de criptomonedas en general hace la diferencia entre millones de dólares en ganancias o la decepción de una oportunidad más perdida para siempre.

¿Es el indicador BDD infalible?

Por supuesto que no. La medida Bitcoin Days Destroyed fue propuesta como un mejor acercamiento a la verdadera actividad económica de la red Bitcoin, algo que, por sí mismo, el volumen de transacciones no puede revelar. BDD toma en cuenta los días de retención de Bitcoin antes de ser utilizado en una operación, restando importancia a las transacciones donde participan monedas con pocos días de almacenamiento, que suelen ser las que aumentan el volumen de manera ficticia.

Sin embargo, Bitcoin Days Destroyed está lejos de ser una métrica perfecta. Las empresas pueden participar en la red Bitcoin con una gran cantidad de transacciones diarias, que significan un movimiento económico real, y, a pesar de ello obtener un bajo BDD. Por otro lado, los acumuladores de Bitcoin que esporádicamente, y por alguna razón de conveniencia, mueven sus monedas entre direcciones, causan un aumento en el indicador BDD sin que eso actividad económica como tal.

BTC

El desempeño de las criptomonedas depende de una serie de factores que no todas las veces son susceptibles de ser cuantificados numéricamente. Con todas las variables, gráficas y técnicas existentes, ningún analista fue capaz de predecir que, en diciembre de 2017, Bitcoin llegaría a la Luna, y vaya que lo hizo.