Si han empezado a interesarse por las criptomonedas, es posible que tengan miles de dudas rondándoles la cabeza. Es normal, sobre todo por tratarse de algo tan revolucionario y distinto a lo tradicional. Y, entre tantas preguntas, es posible que su origen sea una de ellas.

No hay gobierno, hay mineros

En las monedas tradicionales, también conocidas como dinero fiat, los gobiernos son quienes controlan su suministro. Ellos deciden cuándo imprimir más y cómo distribuirlo entre otras muchas cosas. Por suerte, esto está leos de ser la realidad de Bitcoin y altcoins.

La aparición de las criptomonedas es mucho más que simples símbolos criptografados. Aparecieron con una increíble tecnología que las respalda y generaron nuevas ocupaciones y términos, nuevos puestos de trabajo, etc. Una de estas nuevas apariciones es la minería de criptomonedas. Y es precisamente de eso que vamos a hablar en este artículo.

Es posible que ya hayan oído hablar sobre el tema, pues el mundo blockchain está en un momento de crecimiento acelerado y se ha vuelto popular hablar de él en prácticamente cualquier medio. No obstante, si lo que quieren es informarse y entender mejor de que se trata continúen leyendo.

Las criptomonedas no están controladas por ningún gobierno o cualquier otra institución. Muy al contrario, todos los usuarios colaboran para su perfecto funcionamiento, en especial los llamados ‘mineros’. Pero para poder entender cuál es su labor debemos entender cual es la tecnología en la que trabajan y en la que habitan la mayor parte de las criptomonedas.

La tecnología blockchain

Las criptomonedas dependen íntegramente de la tecnología en la que habitan y que por sus características merece nuestra total atención. Por si aún no eran conscientes Blockchain tiene un increíble potencial.

“La tecnología de Blockchain proporciona una forma para que las personas o autoridades que no confían entre sí acuerden una historia digital común. Una historia digital común es importante porque la moneda digital y las transacciones son, en teoría, fáciles de copiar. La tecnología Blockchain resuelve este problema sin la necesidad de un intermediario o agencia de confianza”.

Blockchain es la tecnología más revolucionaria desde la aparición de Internet. De una forma simple y resumida: esta tecnología permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una forma completamente segura. Es una base de datos distribuida que mantiene una lista en continuo crecimiento de registros ordenados llamados bloques y se considera muy transparente ya que todos los interesados pueden ver el progreso en tiempo real. Sería como el libro de asientos de contabilidad de una empresa en el cual se registran todas las entradas y salidas de dinero, pero, en formato digital.

Aunque pueda parecer algo muy básico, esta tecnología puede cambiar la forma en que actualmente se hacen las cosas. Resumidamente, tiene el potencial de reemplazar a todos los intermediarios y agencias, y proporcionar anonimato y confianza para verificar y auditar cualquier actividad.

Por lo tanto, aporta integridad y privacidad, con una transacción que tiene el potencial de ser casi cualquier cosa. 

La tecnología Blockchain es capaz de modernizar cualquier industria y posiblemente sea la mejor manera de manejar ciertas iniciativas relacionadas con la transparencia, la privacidad y la trazabilidad.

¿Han conseguido hacerse una idea de lo que trae consigo esta tecnología? Veamos ahora qué es la minería y por qué es tan importante para su funcionamiento.

¿Qué es la minería?

Como bien se explica en el apartado anterior la blockchain es una base de datos distribuida en la que se mantiene una lista de bloques en constante crecimiento. Esto se debe a que diariamente la gente se envía millones de criptomonedas unos a otros. Y la blockchain hace posible que se lleve un registro seguro y a tiempo real con el que es posible saber quién envía qué a quién en el momento exacto en que sucede la transacción.

Y aquí es donde entra el trabajo de los mineros. Para que la blockchain pueda llevar este seguimiento de las transacciones los mineros deben verificar ‘bloques’ continuamente. Al hacerlo, además, le brindan seguridad a la red.

Para realizar su trabajo los mineros utilizan equipos informaticos especializados que son llamados de ‘nodo’. Con los nodos, los mineros resuelven problemas matemáticos complejos para verificar bloques y los añaden a la blockchain.

Los mineros reciben una recompensa por su trabajo, ya que además de estar contribuyendo al funcionamiento de la red, tienen una serie de costes, como el de la electricidad o el de la inversión en los equipos informáticos necesarios.

No todas las criptomonedas dependen de la minería, y cada tipo de algoritmo utilizado para alcanzar el consenso también tiene sus variaciones. Los más utilizados y conocidos son el Proof-of-Work (PoW), y el Proof-of-Stake (PoS).

Técnicamente hablando

Para que se entienda mejor la explicación vamos a complementarla utilizando a bitcoin, la criptomoneda número uno por capitalización de mercado, como ejemplo. Ahora veamos en qué consiste el proceso de minería.

Para poderse dedicar a la minería los mineros inicialmente deben haber adquirido un ordenador especializado y haber descargado y ejecutado un software de minería a medida. Los mineros pueden escoger entre trabajar solos o unirse a un grupo minero. Más adelante hablaremos sobre estos grupos mineros.

El software ejecutado en el ordenador reúne las distintas transacciones y prueba su validez mediante un complejo calculo en POW. Todos los nodos de Bitcoin conectados a la red compiten para descifrar el próximo hash, una complicada ecuación. El hardware de minería realiza una gran cantidad de conjeturas para resolver este complejo cálculo una y otra vez hasta que encuentran el correcto. El tiempo promedio en que se genera un nuevo bloque es de 10 minutos. No obstante, para que se mantenga, la tasa de búsqueda de hash de la red es ajustada cada dos semanas. El nodo ganador es el que se lleva la recompensa por el bloque, actualmente, 12,5 bitcoins. Junto a esta recompensa el minero recibe las tarifas de transacción que se adjuntaron a las transacciones que insertó en el siguiente bloque.

Y por ese motivo es tan importante que el equipo informático que vayamos a dedicar a la minería sea potente. Cuanto mayor sea su potencia, más suposiciones será capaz de hacer en un segundo y mayor será nuestra probabilidad de ganar la disputa en cada nuevo bloque.

El programa de minería del nodo ganador determina cuáles de las transacciones pendientes formará el siguiente bloque de transacciones. El bloque creado junto con la solución hayada se envía a toda la red para que el total de los nodos lo validen. Dar con la solución que todos compiten por encontrar es realmente complicado pero, una vez la tenemos, comprobar que realmente sea la correcta, es decir, validar la respuesta, es muy fácil.

Seguidamente, cada nodo que ha validado la solución actualiza su copia de la blockchain de la criptomoneda. Todas las transacciones que se incluyeron en el bloque y que ahora están confirmadas por la red de Bitcoin con virtualmente irreversible.

¿Cómo funciona la minería?

Las 3 principales funciones de la minería son:

  1. La emisión de nuevos tokens.
  2. Confirmación de transacciones
  3. Mantener la seguridad de la red.

Emisión de tokens

Antes del lanzamiento de cada criptomoneda, el equipo establece si su suministro será ilimitado o, si por el contrario, lo será. Además, establecen la forma de reparto del suministro que, generalmente, mantiene un porcentaje para cubrir los gastos del desarrollo del proyecto, pago para los empleados, entre otros.

En el caso de Bitcoin, el limite establecido es de 21 mil millones de tokens. Y mediante el proceso de minería, al mismo tiempo que se recompensa a los mineros se están emitiendo nuevos tokens. La tasa de emisión está establecida en el código, de tal forma que los mineros no puedan engañar al sistema y crear bitcons a su voluntad.

Confirmación de transacciones

Apenas cuando una transacción se ha incluido en un bloque se incluye oficialmente en la blockchain. Por ello, apenas después de haber completado este proceso una transacción puede considerarse como segura y completa.

Un pago que aún no tiene ninguna confirmación aún puede revertirse, es importante que espere a que al menos tenga una.

Cuando un pago es inferior a 1.000 dólares una confirmación es suficiente. No obstante, si la cantidad es de entre 1.000 y 10.000 dólares es necesario esperar a tres confirmaciones. Y seis confirmaciones cuando la cantidad es de entre 10.000 y 1.000.000.

Aseguran la red

El trabajo de los mineros es fundamental no apenas para emitir nuevos tokens o confirmar transacciones, mantener la red segura es una parte fundamental de su trabajo.

Los mineros protegen la red de Bitcoin al dificultar el ataque, la alteración o la detención.

Cuantos más mineros activos tenga la red, más segura será.

Por ejemplo, para que alguien pudiera revertir una transacción de Bitcoin, debería hacerse con un poder de hash del 51% de la red. El poder de hash esta distribuido entre el total de mineros de la red Bitcoin. Por ese motivo, cuantos más mineros haya, más complicado será que uno o un grupo de ellos comprometan la red.

Con lo cual se puede decir que la minería mantiene la blockchain de Bitcoin descentralizada.

criptos

Hardware en minería

Hay varios tipos de hardware para la minería pero, aunque hay unos más potentes que otros, algunas criptomonedas han sido diseñadas para tener un mejor desempeño con alguno en particular.

CPU

En su inicio, cuando Satoshi Nakamoto lanzó Bitcoin, las CPU eran suficiente para minar bitcoins. Estas utilizaban el cliente Satoshi original. Y durante algún tiempo fueron suficiente para minar bitcoins a lo grande. No obstante, cuando los programadores descubrieron que podían obtener más poder de hash de las tarjetas gráficas decidieron escribir un software de minería para ASIC (Circuitos Integrados Específicos de la Aplicación).

En cuestión de años las CPU quedaron obsoletas al lado de los ASIC. Es tal el avanzo entre uno y otro que podrías dedicarte durante años a la minería con CPU y no ganar ni una décima de bitcoin. Claramente, las CPU ya no entran en juego cuando la criptomoneda a ser minada es la número uno.

De los CPU y los Asic se dieron varios otros intentos de mejora:

GPU

Este apareció un año y medio después del lanzamiento de la red de Bitcoin, cuando se descubrió una mayor eficiencia en la minería de bitcoins. Y de la CPU se paso a la GPU (unidad de procesamiento gráfico). Con esta mejora, el poder de minería de bitcoin aumento de 50x a 100x al utilizar mucho menos poder por unidad de trabajo.

FPGA

El siguiente avance fue el de la elaboración de un hardware especialmente fabricado dedicado a la minería, el Butterfly Labs FPGA ‘Single’. En el caso de los FPGA no beneficiaron a los mineros con un aumento extremo en la velocidad de minería sino que su beneficio se debió a la eficiencia energética y a la facilidad de uso.

Las FPGA llevaron a la aparición de las primeras granjas mineras de bitcoin, dando lugar a la industria minera de Bitcoin.

ASIC

Finalmente aparecieron los ASIC quienes se han mantenido como la mejor opción hasta ahora. Estos chips han sido diseñados para realizar un único trabajo. Es decir, un ASIC no puede ser utilizado para realizar cualquier otra función a no ser la suya. Si un ASIC ha sido diseñado para minar bitcoins, eso es lo único que puede hacer.

A pesar de las limitaciones del chip en cuanto a posibilidad de realizar distintas tareas, el aumento de 100 veces en la potencia de hash junto con la reducción de energía consumida comparada a cualquiera de las opciones ya utilizadas hacen que estos dispositivos sean, con diferencia, la mejor opción.

Se cree que en un futuro inmediato no va aparecer otra tecnología que supere a los ASIC.

Grupos mineros

Esta opción es realmente interesante hoy en día. Ya no es para nada recomendado que una persona en solitario empiece a minar. La potencia de hash de los grupos existentes es tal que la probabilidad de que la potencia del nodo de una persona que se dedica a la minería en solitario consiga validar un bloque es casi inexistente.

Los grupos mineros permiten que los pequeños mineros puedan obtener beneficio de la minería. Cuando un nuevo usuario se une a un grupo minero, su potencia de hash aumenta y esto permite que el grupo pueda encontrar bloques con más frecuencia.

Un grupo de minería trabaja conjuntamente para conseguir un mismo bloque. La recompensa por el trabajo conjunto se destina a la dirección del gerente u operador del grupo (un nodo completo). Entonces, la persona responsable se encarga de publicar los bloques y repartir las ganancias asociadas al bloque, es decir, la recompensa y las tarifas asociadas. Para hacer el reparto se tiene en cuenta la cantidad de trabajo que realizó cada uno de los miembros, que es proporcional al poder de hash de cada minero. El operador del grupo recibe también un porcentaje por este trabajo, a este porcentaje se le llama cuota de grupo (pool fee) y generalmente está entre el 0 y el 4% de la ganancia por bloque.

Formas de pago

Hay varios algoritmos mediante los cuales el operador del grupo puede contabilizar el pago de los mineros. Los dos más comunes son Pay-per-share (PPS) y Pay-per-last-N-shares (PPLNS). El PPS se caracteriza por un pago fijo por cada intento válido o solución conseguida sin que importe si el siguiente bloque se ha conseguido o no. Este es uno de los algoritmos que proporciona pagos más uniformes. El algoritmo PPLNS establece la recompensa teniendo en cuenta los últimos N intentos válidos que realicen hasta conseguir un bloque (el operador del grupo establece el valor de N). Con el PPLNS los pagos pueden variar drásticamente y dependen tanto de la fidelidad del minero al grupo (el tiempo continuo conectado), del factor N y de la suerte general del grupo para conseguir bloques.

A la hora de escoger un grupo de minería es importante informarse sobre si las recompensas por los bloques se pagan completas, es decir, junto con las comisiones y que la modalidad en que se hace sea de nuestro agrado. También es importante informarse sobre si su participación de mercado es relevante y si el tiempo que pasa en linea sea cercano al 100%.

La parte negativa de la minería en grupo es que concentran el poder en el propietario del grupo, es decir, fomentan la centralización de la red. Esta opción hace que los mineros desistan de hacerse con nodos completos y dificultan en muchos casos la posibilidad de que los mineros puedan ejercer su voluntad de voto ante los cambios en la red.

Ubicación

Los centros mineros se han situado en varios lugares del mundo y se han desplazado debido a factores que han ofrecido mejores oportunidades en otros lugares o por no poder continuar en el lugar en el que estaban establecidos.

Si bien, a medida que se han ido especializando los centros mineros se han ido ubicando en regiones con acceso a electricidad de bajo coste y regulados térmicamente.

Minería en la nube (cloud mining)

Esta modalidad de minería se caracteriza por alejar de la propia persona todo el proceso de minado. La minería en la nube permite que los usuarios puedan comprar capacidad de minado de hardware en centros de datos remotos por un tiempo establecido. Lo que podría verse como un alquiler de capacidad de cómputo que permite que la persona interesada pueda minar criptomonedas sin tener que adquirir un hardware ni software para minar. Con esta alternativa, además, evitamos las elevadas facturas de consumo eléctrico y ancho de banda, entre otros requerimientos necesarios a la hora de dedicarse a la minería común.

Las ventajas de la minería en la nube son precisamente no tener que hacerle frente a los inconvenientes que se tienen con la minería común: El consumo de energía, inversión en equipos informáticos y su manutención, el volumen de estos junto al ruido y calor que generan, etc.

En cuanto a desventajas encontramos la elevada probabilidad de que nos estafen. El fraude en este tipo de minería es alto debido a que no se puede verificar la existencia u operaciones del centro de datos y la menor rentabilidad ofrecida por el coste del servicio de minado. Además, estos centros contemplan el cese de operaciones o de pagos en caso de que el precio de la criptomoneda baje al punto de no poder cubrir el coste de la minería, entre otros.

Es rentable la minería

La minería ya fue muy rentable en su inicio. Las primeras personas que se involucraron en la minería de Bitcoin consiguieron una recompensa inicial de 50 bitcoins por bloque minado. Así que, imagínense la rentabilidad que les resultó a aquellos que además los mantuvieron guardados y los vendieron a un precio de aproximadamente 20.000 dólares por token a finales de 2017.

No obstante, hay varios factores que interfieren en que sea rentable o no. Y con el pasar de los años han cambiado drásticamente. Ahora mismo, si tuviera que responder a la pregunta: ¿es rentable minar bitcoins? La respuesta sería más pesimista que optimista. Por un lado ya hemos comentado que debido a la existencia de los grupos mineros la minería individual ya no es para nada rentable.

Por otro lado, la recompensa por bloque es bastante inferior y continúa disminuyendo cada 210.000 bloques minados (4 años aproximadamente). Actualmente, la recompensa por bloque de Bitcoin es de 12,5 bitcoins. A este suceso se le llama halving, y el próximo halving de Bitcoin se dará en el 2020.

Además, la dificultad de minería repercute en la cantidad de energía necesaria para minar bitcoins. Con lo cual, cada vez se requiere más energía para obtener una recompensa menor.

También tiene que plantearse ver cuánto le cuesta cada Kilovatio, es decir, la energía que consumirá, tanto para minar bitcoins como para mantener fresco el lugar, entre otras cosas.

Si trabaja en grupo deberá tener en cuenta cuál es el porcentaje de ganancias que le corresponden.

A pesar de todos los puntos negativo, si el precio de la criptomoneda se dispara, la minería puede resultar ser muy rentable, como ya sucedió con bitcoin. Por lo que un punto clave a considerar es el precio de la criptomoneda. Si es alto puede que aún con un elevado coste le sea rentable. Po el contrario, si el precio cae la situación puede cambiar completamente.

No obstante, sea cual sea su precio hoy, saber el precio futuro de una criptomoneda es imposible y esto dificulta totalmente el poder predecir si la minería será rentable.

Conceptos complementarios

¿Qué es blockchain? Una explicación completa sobre blockchain

Un diccionario blockchain con la información que realmente necesitas

Se acerca el próximo halving de Bitcoin