¿Qué es un DAO? – Organización autónoma descentralizada

0

Cuando hablamos de criptomonedas es inevitable pensar en descentralización. La descentralización implica que algo no está controlado por una única entidad o persona, sino que, su control está dividido entre muchos. En el caso de las criptomonedas los diferentes ordenadores o nodos son los que se encargan de mantener la red a salvo, descentralizada y en funcionamiento. La descentralización de las criptomonedas en ocasiones se utiliza para obtener más privacidad y seguridad. Estas opciones no nos las ofrecen las típicas monedas de curso legal.

Un grupo de desarrolladores se sintió inspirado por la descentralización y tuvieron la idea de crear una organización autónoma descentralizada o DAO en 2016.

DAO

Una organización autónoma descentralizada, o DAO, es una empresa u organización cuyas decisiones se toman electrónicamente mediante un código de ordenador escrito o mediante el voto de sus miembros. En esencia, es un sistema de reglas codificadas que definen qué acciones tomará una organización. 

La DAO es una organización que fue creada para ser automatizada y descentralizada. Actuó como si fuese algo similar a un fondo de capital de riesgo. Sin embargo, el código de fuente era open source y carecía de gestión o junta directiva. Para garantizar su total descentralización, no se afilió a ninguna nación en particular. DAO hizo uso de la red de Ethereum.

Hay que distinguir entre el DAO que representa a un tipo de organización, del DAO que es simplemente el nombre que le dieron a una de esas organizaciones. Este último fue uno de los primeros intentos de crear un DAO. Desgraciadamente este fracasó debido a un error en su código inicial.

Funcionamiento

Inicialmente, se consideró que Bitcoin fue el primer DAO que funcionó completamente. Para ello, se nombraron algunas de sus características: su conjunto de reglas preprogramadas, funciona de forma autónoma y se coordina a través de un protocolo de consenso distribuido. Posteriormente llegó Ethereum e hizo posible el uso de smart contracts. Este suceso acercó la creación de DAO al público en general y moldeó su aspecto.

¿Qué hace que un DAO sea realmente operativo?

Hay varios factores ligados a ello. Primeramente, necesita tener un conjunto de normas que establezcan cómo funcionará. Estas normas han de estar codificadas como un smart contract. Este se mantiene autónomamente en Internet como un programa de ordenador. Sin embargo, hay tareas que por si solo no puede realizar, por lo tanto, necesita que terceros las realicen.

Una vez que se establecen las reglas se inicia la fase de financiación. Esta fase tiene un enorme peso sobre el proyecto por dos razones. Por un lado, es muy importante que un DAO posea algún tipo de propiedad interna. El token es el activo que suele utilizarse para ello. Estos pueden ser gastados por la organización o utilizados internamente para recompensar ciertas actividades. Por otro lado, cuando le ofrecemos a las personas la posibilidad de adquirir tokens de la plataforma, les ofrecemos también derechos sobre ella.

Inicio

Al completar la fase de financiación e iniciar el DAO, este pasa a ser totalmente autónomo. El DAO no depende más de sus creadores ni de cualquier otra persona. Todas las normas y transacciones financieras se registran en una blockchain. El uso de blockchain hace que las organizaciones autónomas descentralizadas sean totalmente transparentes, inmutables e incorruptibles. Además, cualquier persona puede ver su código open source.

Las decisiones en una DAO se toman por consenso. Una persona que posee tokens, a veces una cantidad establecida, tiene derecho de voto y, posteriormente, la posibilidad de influir en el funcionamiento de la plataforma haciendo propuestas sobre su futuro. Las partes interesadas votan sobre las propuestas. Para realizar cualquier acción, la mayoría ha de estar de acuerdo. Cada DAO puede establecer el porcentaje requerido para alcanzar esa mayoría. Este se especifica en su código.

Beneficios

Las DAO ofrecen beneficios o facilidades notables:

  • Permiten organizar procesos eficientemente. Las personas pueden centrarse en las tareas realmente importantes y evitar los trabajos de rutina.
  • Organización sin estructura jerárquica. Entre todos aportan ideas innovadoras que harán crecer la empresa y que continúe siendo innovadora. Para evitar spam de ideas, a veces es necesario pagar una pequeña tarifa para comunicar una idea.
  • Transparencia. Todas las transacciones que se realizan quedan registradas en la blockchain.

Desventajas

No obstante, también tiene aspectos negativos.

  • Código de programación difícil de modificar. Como hemos dicho, para realizar cualquier cambio en el código, la mayoría debería estar de acuerdo. Incluso si se encuentran errores en el código, no podrían corregirse hasta que se haya llevado a cabo un procedimiento de votación y la mayoría de los votantes hayan estado de acuerdo, lo que podría dejar agujeros de seguridad conocidos abiertos a la explotación.

Esto es lo que le ocurrió al proyecto DAO. Un hacker encontró un error en el código de programación con el que consiguió bloquear millones de euros. Los desarrolladores no pudieron hacer nada para detenerlos.

  • Deben cumplir ciertas reglas legales. Este aspecto es negativo hasta por el hecho de que las leyes sobre lo relativo a blockchain y criptomonedas aún no están ciertas. Es posible que las DAO continúen encontrando obstáculos por algún tiempo. No obstante, se espera que el tiempo haga que la sociedad se acostumbren a ellas.