Un grupo de estudiantes de Ingeniería de Sistemas de la Universdad ORT de Uruguay desarrollaron una plataforma para llevar a cabo rifas digitales basada en tecnología blockchain, según informó Cointelegraph este 14 de febrero. 

De acuerdo a la publicación, LaRifamos es una iniciativa de los estudiantes que conecta personas que quieren rifar un producto, con usuarios interesados en participar, con altas probabilidades de ganar gracias a la transparencia de la tecnología blockchain.

Explican que la idea surgió luego de que un estudio de mercado demostrara la falta de alternativas para la necesidad de financiarse que tienen las personas que buscan vender un bien y la necesidad de capitalización de quienes desean alcanzar un bien de alto valor.

Gracias a la plataforma las personas pueden vender productos mediante un sistema de rifas y los usuarios pueden comprar y participar en las rifas digitales desde sus hogares sin hacer mayor esfuerzo.

Historia detrás de su creación

La plataforma es el resultado del proyecto final de los estudiantes universitarios. Según ellos, la idea surgió luego de conocer la historia de una francesa que decidió vender un castillo, en el 2018, mediante un sistema de rifas luego de no conseguir comprador a su inmueble, de acuerdo a la publicación. 

Publicidad

Rodrigo Stratta, miembro del equipo estudiantil, dijo a un medio local:

”Luego de leer la noticia pensamos en crear un modelo similar aquí y generar una plataforma en la que la gente pudiera hacer lo mismo. Empezamos a hacer la validación comercial, nos juntamos con la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas, y vimos que había una oportunidad, que era viable y que la gente estaba dispuesta a comprar”.

Actualmente, la plataforma cuenta con 2.000 usuarios activos, aunque no todos compran números para las rifas, y tienen la posibilidad de ganar el objeto ofertado que puede variar desde un bien, servicios o alquileres de apartamentos. Según Stratta, las primeras rifas no han superado los 250 números.

Rifas digitales

La plataforma trabaja con una aplicación web, donde muestran las rifas y los compradores pueden hacer la compra de los números, y un backoffice donde los usuarios administradores del sistema hacen la configuración. Es así como los números adquiridos o boletos se envían de forma digital sin ser adulterados ni alterados por terceros, señala la fuente.

Los boletos se pueden pagar en efectivo o a través de cualquier Red Pagos en el país con el código de reserva enviado al correo electrónico del comprador. Además, destacaron que las rifas se realizan sin límites en la cantidad de números vendidos. 

La tecnología blockchain se ha utilizado en el desarrollo de la plataforma para asegurar la trazabilidad e integridad de los datos, con la finalidad de que los datos de los usuarios que compraron los números no se puedan manipular, indican. 

El proyecto registra todas las rifas aprobadas en la Agencia de Loterías y Quinielas, el ente regulador en Uruguay para los juegos de envite y azar, y los sorteos se realizan con un escribano público presente, según las leyes estipuladas en el país para este tipo de eventos. 

Los objetos sometidos en las rifas son supervisados por los notarios correspondientes con el fin de verificar que todos los papeles estén en regla y no provengan de terceros, tal como indica la fuente. 

Este sería el primer caso de uso conocido de la tecnología blockchain en el sector de envite y azar y en ese país. En Uruguay, ya han utilizado la tecnología de cadena de bloques para el rastreo de productos libres de gluten y para la trazabilidad del cannabis.

Además, una empresa del sector energético en Uruguay reveló que había reducido costos operativos utilizando la tecnología blockchain. 

Publicidad

En todos los caso resaltaron que habían optado por el uso del blockchain por la transparencia en la cadena de suministro y la confianza que genera al consumidor. 

Imagen destacada por ChiniGaray / Pixabay.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.