El gobierno australiano acaba de publicar un documento donde perfila a la tecnología blockchain como prioridad tecnológica para el futuro inmediato del país.

El reporte, que lleva como titulo “El mapa nacional de ruta Blockchain” consta de 52 páginas y abarca el espectro completo de la economía en Australia.

Entre otros, el informe se pasea por los sectores empresariales, educativos y manufactureros. Presenta además la composición actual del panorama blockchain en la región, donde se evidencia la adopción de la tecnología de las cadenas de bloques según el tipo de industria.

En abril de 2019, la firma Data61, sacó a la luz un trabajo donde estudian particularmente 138 actividades blockchain en Australia. Data61 es una especie de división tecnológica para el análisis de datos de la CSIRO (Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth).

De acuerdo al papel, las actividades blockchain vienen experimentando un crecimiento interesante entre la pequeña y mediana industria de ciertas áreas del país. En Victoria y Nueva Gales del Sur es donde dicha actividad ha cobrado más fuerza según los datos analizados.

Publicidad

Sin embargo, lugares con menos densidad poblacional han mostrado también un incremento en las actividades relacionadas a la tecnología blockchain. El informe de Data61 señala dos lugares específicos donde ha sucedido esto: las localidades de Seventeen Seventy y Agnes Water.

Ambos son sitios de interés turístico local. En 2016, la población de Seventeen Seventy se contó en apenas 64 personas, mientras que la de Agnes Water fue de 2.210 habitantes. Data61 encontró que alrededor de 30 comercios ubicados en estos pequeños centros urbanos comenzaron recientemente a aceptar pagos en criptomonedas.

La infraestructura que ha hecho posible los pagos basados en moneda digital ha sido TravelbyBit, una startup de Queensland que desde el año 2018 puso a dichos pueblos en el mapa de los cripto viajeros de todo el mundo.

El mencionado es apenas un ejemplo de cómo, poco a poco, los australianos siguen apoyándose en los avances que ofrecen las cadenas de bloques, y los aplican para llevar desarrollo económico a sus comunidades. El sector hotelero (turismo) es uno de los que menos actividades blockchain registra.

Como contraparte, el segmento del comercio al detal ocupa la tercera posición en cuanto a actividades blockchain según la clasificación de Data61. Le anteceden los servicios profesionales, técnicos y científicos (segundo lugar) y los servicios financieros y de seguros, que se encuentran en la primera posición.

In vino veritas, y también en blockchain

Uno de los sectores en donde el gobierno australiano tiene mayores expectativas de mejoras por implementación de la nueva tecnología es en el negocio de los vinos. La industria vinícola de Australia es un ejemplo sumamente exitoso relacionado al campo de la agricultura.

Las cifras que exhibe son francamente alentadoras. Australia está de 5ta en cuanto a producción mundial de vino, exportando más de la mitad, el 63 por ciento. Dichas exportaciones se calcularon en septiembre pasado en unos USD 2.89 mil millones.

Ciertamente, es un sector pujante, por decir lo menos. Emplea a unas 160.000 personas y cuenta con 2.500 bodegas. Las uvas son producidas en 146.000 hectáreas de terreno, distribuidas en 65 regiones vinícolas. La contribución del sector al bienestar económico de Australia es considerable: más de 45 mil millones de dólares al año.

Los beneficios que aportaría blockchain a la industria nacional de vinos comienzan por los relativos a la cadena de suministro. Iniciativas en otros tipos de actividad y países han demostrado lo positivo de los resultados en este sentido.

Una preocupación es el problema de las falsificaciones, que afecta principalmente a los consumidores que pagan precios premium por productos cuya procedencia no es la original. Blockchain puede ayudar enormemente en esto, al ser sus registros inmutables y prestarse particularmente para situaciones donde la trazabilidad es vital.

Publicidad

El gobierno de Australia espera colaborar con los productores de vino en el sentido de ayudarlos a superar las barreras de adopción, que todavía existen en cuanto a la tecnología de las cadenas de bloques y a la innovación en general.

Los costos de implementación son vistos como el principal obstáculo para que el sector de los vinos se actualice, así como también la falta de infraestructura. En algunas regiones, el acceso a banda ancha de Internet es bastante limitado, de modo que los esfuerzos de la administración actual se enfocarán también en este factor.

El documento oficial proyecta un período de cinco años para que la tecnología blockchain se convierta en la punta de lanza de la industria vinícola nacional. Así, los caldos australianos llegarán a mayores alturas y seguirán siendo unos de los mejores productos de su clase en el comercio global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.