El cripto proyecto TRON (TRX) siempre ha despertado sentimientos encontrados en la cripto comunidad. Los verdaderos creyentes lo ven como la nueva generación, el futuro, mientras que otros ven el proyecto como una especie de farsa.

De cualquier manera, el proyecto realiza un servicio público importante: dar a los nuevos e ingenuos inversores un curso intensivo en el ciclo de hypes y caídas del mundo de la criptografía.

Los informes de los últimos pasos en falso de Justin Sun proporcionan otro ejemplo perfecto más de grandes promesas que salieron vergonzosamente mal por parte de grandes personalidades de nuestro cripto mundo.

En el último episodio denominado como “Crypto Marketing 101” Sun, el fundador de TRON anunció otra de sus ardientes promociones en los medios sociales.

Para participar, los usuarios tuvieron que seguir a Justin Sun en Twitter y re – twittear su reciente anuncio de la asociación de TRON con otra criptomoneda establecida que está bajo coacción por sus propias razones, la Stablecoin más famosa del grupo, Tether.

Después del anuncio, habría un sorteo, y el ganador se convertiría en el orgulloso propietario de un nuevo Tesla Model S. Sun también prometió 20 millones de dólares en TRX, como parte del sorteo de las promociones, y no había que enviarle ningún tipo de pago primero, solo con los pasos anteriores ya estabas concursando.

Algunos escépticos podrían tomarse un momento para preguntarse ¿por qué un hombre de negocios, y aparentemente exitoso estaría regalando dinero a sus seguidores?, y sin siquiera tomarse el tiempo para asegurarse de que esos seguidores son reales.

Pero esas dudas están fuera de lugar, ¿cierto?: no hay necesidad de prudencia fiscal cuando ya se está a mitad de camino de la Luna, con SpaceX.

TRON encendió las redes, un nuevo hype infundado:


El tweet explotó, recibiendo más de 54.000 re tweets, y ganando a Sun un montón de nuevos seguidores. Dos semanas después, Sun subió un video usando el software de selección de lotería aleatoria, llamado TWrench para seleccionar un ganador. Extrañamente, sin embargo, el vídeo se eliminó rápidamente debido a un “fallo” aleatorio en la carga de Twitter, y se seleccionó a un segundo ganador, esta vez mediante un proceso diferente.

Los miembros inteligentes de la comunidad, que ya habían vivido esto en el transcurso del año 2017, de una ola de promesas incumplidas, desenterraron rápidamente el video eliminado y notaron más que otras rarezas.

token TRX

A través de lo que sólo podría llamarse “un fallo considerable” en las habilidades de edición de vídeo de quien sea quien lo haya hecho, a unos 34 segundos, el ganador del sorteo “al azar” apareció en la pantalla antes incluso de que comenzara el sorteo. ¿Cómo pasó desapercibido ese detalle antes de la publicación? seguirá siendo un misterio.

 Pero las anomalías no se detienen ahí. Un usuario de Twitter con cierto ojo, llamado @CryptoJohnGalt descubrió que Sun había repetido el dibujo 88 veces antes de seleccionar un ganador.

tron mejor para 2019

La máquina de “control de daños” bien engrasada del cripto proyecto TRON entró en acción, no por primera, o probablemente última vez.

Sun intentó ocultar los daños, primero ofreciendo un billete gratuito para la próxima conferencia de TRON al ganador original. Pero eso pareció exacerbar el problema, ya que el Twitterati castigó al multimillonario de Tesla por ser un “bastardo barato”, según expresó este usuario de Twitter.

Así que Sun dobló la apuesta al ofrecer no uno, sino dos Teslas a los ganadores del concurso.

Tanto si se trata de un error, como de alguna circunstancia de otro tipo, es poco probable que el último tropiezo mejore la reputación de TRON, que está bien establecida desde la publicación del White Paper.

Logo tron cripto

Centrándose en el lado positivo, el token TRX todavía tiene una capitalización de mercado de 1.540 millones de dólares, y está en disputa por los diez primeros puestos, vale la pena destacar que cada vez está disminuyendo más.

Pero para los muchos nuevos bots, o seguidores de Justin Sun, la última desgracia debería ser una lección objetiva. Lo que comenzó como un truco publicitario bastante grandioso se convirtió en una charla tecnológica un poco deprimente, para una compañía de tecnología, como lo es Tesla y TRON.

Pero Justin puede consolarse con el hecho de que, a diferencia del fundador de Tesla, Elon Musk, no es objeto de una investigación por parte de la SEC, ya que el cripto mercado no está tan regulado a comparación como el mercado bursátil estadounidense.