IOTA y Volkswagen demostrarán la Proof-of-Concept impulsada por Tangle en Cebit ’18

Johann Jungwirth, Director Digital de Volkswagen y miembro del Consejo de Supervisión de la Fundación IOTA ha revelado, a través de Twitter, que están listos para mostrar la proof-of-concept que utiliza el sistema Tangle de IOTA para coches autónomos. Se llevará a cabo hoy, día 12 de junio, en la  Exposición Cebit '18 en Alemania. 

0

Proof-of-Concept permite que Volkswagen utilice la arquitectura Tangle de IOTA para transferir actualizaciones de software “por aire” como parte de los nuevos sistemas “Connected Car” del fabricante de automóviles. Según el comunicado de prensa de PoC, la visión de Volkswagen es utilizar Tangle para distribuir datos de forma segura e inalámbrica dentro de su economía de coches inteligentes en desarrollo.

Es importante destacar que la plataforma de IOTA se diferencia de otras propuestas blockchain aplicadas al Internet of things (IoT) por varias razones. Por un lado, por estar diseñada directamente para ser aplicada al IoT. Además no usa “bloques” o minería, sino que está construido sobre un gráfico acíclico dirigido (DAG). DAG es un sistema ordenado topológicamente en el que diferentes tipos de transacciones se ejecutan en diferentes cadenas en la red simultáneamente. Sus desarrolladores y promotores afirman que s medida que crece la cadena, la red Tangle se vuelve más poderosa.

El sueño de IOTA es una economía de máquina totalmente autónoma en la que los dispositivos de IoT puedan comunicarse y tramitarse entre sí a través de Tangle. Hace referencia al contexto de los vehículos que se conducen por sí mismos.

Los expertos de la industria esperan que más de 250 millones de automóviles conectados salgan a la carretera para 2020, lo que aumenta la necesidad de frecuentes actualizaciones remotas de software y acceso transparente a los datos a gran escala.

El concepto tiene como objetivo resolver un problema central de cómo distribuir actualizaciones de software transparentes e incorruptibles de forma segura ‘on the air’ (OTA) a una red de vehículos autónomos. Debido a la naturaleza centralizada actual de la propiedad de los datos, no habría garantía de que la información entregada alrededor de cada vehículo sea honesta y no haya sido manipulada a menos que se utilice un libro mayor distribuido o similar.

Usando la exclusiva red de Tangle de IOTA, el Director Digital de Volkswagen y miembro del Consejo de Supervisión de la Fundación IOTA, Johann Jungwirth, afirma que el método Distributed Ledger Technologies (DLT) proporcionará el ecosistema seguro que Volkswagen requiere para avanzar con su proyecto de vehículo autónomo y aplaude IOTA como un, Gran ejemplo de cómo la tecnología de contabilidad distribuida se puede utilizar en el futuro“.

Un comunicado de prensa reciente de IOTA indica que, como parte de su asociación con Volkswagen, IOTA también podría integrarse en un sistema Mobility-as-a-Service (MaaS) en un futuro, un desarrollo que utilizaría su Distributed Ledger Technologies para la planificación de viajes, servicios de reserva y pago dentro del ecosistema de vehículos inteligentes.

La movilidad como servicio es una de las tendencias en las smart cities (ciudades inteligentes), que pretende aliviar la congestión urbana y reducir la contaminación, al mismo tiempo que permite ahorrar dinero mediante el alquiler de coches y el uso compartido de los mismos (carsharing), por horas, días o trayectos. Una forma innovadora de abordar la adopción de plataformas que utilicen blockchain, que hasta ahora ha sido poco explorada.

La importancia de la integridad de los datos cuando se trata de vehículos no puede subestimarse: el FBI advirtió a los consumidores, ya en 2016, del peligro de que partes malintencionadas exploten el software del vehículo. Datos más recientes publicados por SANS Institute Infosec Reading Room demuestran que es posible inyectar códigos maliciosos en las actualizaciones del software de un vehículo, inhabilitándolo o interfiriendo en la dirección asistida, frenando a cualquier velocidad, anulando la aceleración e incluso ajustando el cinturón de seguridad del conductor.

Vulnerabilidades de seguridad del vehículo a través de SANS Institute