Cuando se habla de criptomonedas hay ciertos aspectos que no pueden pasarse por alto. Y, cuando el tema se centra en su minería, es importante prestarle atención al “halving”. Qué, sin duda, es un tema que preocupa a muchos.

Bitcoin no fue la primera criptomoneda que existió, pero sí la primera que consiguió mantenerse a flote. Y, gracias a su talento, se mantiene con nosotros hasta hoy y no de cualquier forma, sino como la número uno. Pero, como todo, ha tenido que ir adaptándose a las circunstancias, lo que le ha hecho realizar ciertos cambios. Algo que se estableció en el protocolo desde su inicio es el “halving”. Bitcoin ya ha pasado por varios  halving y aún quedan por venir. Pero para no seguir en incógnito vamos a entender a qué hace referencia este término.

¿Qué es un halving?

Bitcoin es una criptomoneda con un suministro limitado de tokens, por lo tanto, los tokens que se distribuyen con la minería acabarán en un momento u otro. La cantidad máxima de bitcoins establecida es de 21 millones de tokens. En el proceso llamado minería, los usuarios al cargo, “mineros” utilizan equipos informáticos conocidos como “nodos” para crear bloques validando transacciones. Son recompensados por este proceso que, aunque pueda parecer simple, es complejo y sirve para asegurar la red.

La dificultad para crear un nuevo bloque es cada vez mayor. El interés por Bitcoin ha llevado a la creación de centros especializados en minería que hace que la minería desde casa ya no sea rentable. La potencia informática de estos centros es muy superior a la que puede conseguir un usuario común. Además, y aunque pueda sonar contradictorio, la recompensa ha ido disminuyendo con el paso del tiempo desde que se minó el bloque génesis de Bitcoin. Este suceso se llama halving.

Es el término utilizado para referirse a la reducción a la mitad de la recompensa de los mineros por completar un bloque de transacción. El halving permite mantener un control a lo largo del suministro de la moneda y controlar y evitar el riesgo de la inflación de la criptomoneda en cuestión.

Algo que me parece muy justo es que el halving favorece a aquellos que confían en una criptomoneda cuando está en su inicio. En aquel momento en el que empiezan a hacerse un lugar entre tantas y nadie puede garantizar su triunfo. Cuanto antes una persona se decide por apoyar a cierta criptomoneda, más puede ganar si esta triunfa. Es por ello que aquellos que apostaron por Bitcoin en su inicio, cuando aún ni había existido ninguna criptomoneda que hubiera sobrevivido mucho tiempo en el mercado, aún cuando ni soñaba en ser todo lo que es hoy, han recogido los frutos de su éxito.

Halving en Bitcoin

El protocolo de Bitcoin estipula que esta reducción se realice cada 4 años. Por lo que cada 4 años, después de que se hayan creado un número concreto de bloques, los mineros pasan a recibir la mitad de recompensa por el mismo trabajo.

Si el valor de la recompensa por bloque se hubiera mantenido en 50 bitcoins, el total de los tokens de Bitcoin, los 21.000.000, habrían sido distribuidos en apenas 8 años aproximadamente.

Inicialmente, la recompensa por bloque para Bitcoin estaba establecida en 50 BTC. Es decir que, todos aquellos que supieron de Bitcoin en su inicio e invirtieron en la minería durante los primeros años fueron recompensados con 50 bitcoins por bloque.

En el momento de la creación de Bitcoin, el halving fue un aspecto que se tuvo muy en cuenta. Fue expresamente diseñado para que la recompensa fuera disminuyendo. De esta forma se consigue una estabilidad en el entorno y los mineros continúan estando seguros e incentivados para continuar dando apoyo a la red.

En el documento técnico de Bitcoin comparan algunos aspectos de la minería de Bitcoin con los del oro: “La adición constante de una cantidad constante de nuevas monedas es análoga a los mineros de oro que gastan recursos para agregar oro a la circulación. En nuestro caso, es el tiempo de CPU y la electricidad lo que se gasta”.

Al ser un proyecto de código abierto se puede acceder fácilmente a las líneas de código que permiten que se reduzca la recompensa de Bitcoin a través del repositorio de Bitcoin Github:

Consensus.nSubsidyHalvingInterval = 210.000

Y con ello se conoce que la recompensa de Bitcoin se reduce a la mitad cada 210.000 bloques.

Halvings pasados en Bitcoin

Como ya he comentado, Bitcoin empezó con una recompensa de 50 bitcoins por bloque. Esta recompensa se mantuvo hasta el 28 de noviembre de 2011. Llegado el momento del halving la recompensa pasó de 50 a 25 bitcoins por bloque. Posteriormente, en julio de 2016 hubo otro halving con el que la recompensa se redujo a la mitad nuevamente, 12,5 bitcoins. Y, de esta forma, se ha mantenido la blockchain de Bitcoin hasta hoy.

Fuente: Shutterstock

¿Cuándo será el próximo halving de Bitcoin?

El próximo halving de Bitcoin será en unos 465 días, está previsto que se minen los 210.000 bloques desde el último halving para el 24 de mayo de 2020. Una vez más la recompensa se reducirá a la mitad estableciendo una recompensa por bloque de 6,25 bitcoins. Actualmente hay 17.535.737 bitcoins en circulación, aproximadamente el 83,55% del total.

El del 2020 no será el último, aproximadamente 4 años después Bitcoin vivirá otro pasando a una recompensa de 3,125 bitcoins por bloque. Y así sucesivamente hasta que la recompensa pase a ser 0. Por lo tanto, la única recompensa que recibirán los mineros por su trabajo son las tarifas sujetas a las transacciones. Este último halving se dará en el bloque 6.930.000 que, según los cálculos sucederá en el 2040.

Impacto del halving en Bitcoin

Los gráficos históricos del precio del Bitcoin muestran que realmente los halving en la red Bitcoin no han tenido un impacto inmediato. Sino que, tanto el de 2011 como el de 2016 podrían haber pasado por desapercibido para cualquiera que no se dedicase a la minería. No obstante, si se observa el movimiento del precio antes y después de estas fechas se puede apreciar que antes los precios tendieron a la baja y que posteriormente, se vivieron movimientos alcistas.

Esto no quiere decir que el precio de Bitcoin vaya a aumentar apenas un tiempo después del próximo halving. El nivel de popularidad de las criptomonedas es increíblemente mayor que el de esas fechas. Hoy en día hay muchos otros aspectos influyendo diariamente en el precio de las criptomonedas. Y si las predicciones de expertos fanáticos de Bitcoin no se equivocan, su precio va a elevarse de forma considerable antes de que acabe el año.

¿Por qué no hay que temer?

La escasez es una característica que a lo largo de la historia ha hecho que las cosas se valoricen. Nuevamente, un claro ejemplo de ello es el oro, este metal noble de color amarillo brillante que tanto llama la atención. Bitcoin va por el mismo camino. De aquí a 2040 posiblemente la adopción generalizada de Bitcoin sea una realidad y sus tarifas de transacción hagan que continúe siendo rentable minar, aún cuando no hay una recompensa directa de la minería por ello.

No cabe duda de que Satoshi Nakamoto, el famoso pero desconocido creador de Bitcoin, trabajó silenciosamente pero de forma exhaustiva a la hora de crear su, indudablemente, mejor creación. Es indiscutible que los halving garantizan que la blockchain más importante hasta la fecha tenga un futuro brillante por delante.

Enlaces relacionados

Aquí os dejo algunos enlaces que pueden interesaros:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.