Para entrar en lo que hace la Red Cosmos, será necesario desentrañar los componentes y los problemas que resuelven. En pocas palabras, Cosmos Network es un internet de blockchains.

Cosmos une a todos los tipos de blockchains aprovechando las ventajas de Tendermint y el protocolo de comunicación Inter-Blockchain (IBC). Los proyectos vinculados o integrados en la Red Cosmos pueden intercambiar tokens entre sí de forma nativa.

Este proyecto está diseñado en torno al concepto de estandarizar la comunicación entre varias cadenas de bloques que forman parte de su ecosistema más amplio con el objetivo de facilitar la interoperabilidad.

Es sin duda ambicioso. Tendermint es único en el sentido de que funciona como un marco de múltiples cadenas para otras Blockchains, a la vez que utiliza su propio consenso: Proof –of- stake (PoS).

La escalabilidad y la interoperabilidad son dos de los desarrollos más importantes para la esfera de criptomoneda, y Cosmos aborda ambos.

Antecedentes sobre el proyecto


El desarrollo de Cosmos está respaldado por la Fundación Interchain, con sede en Suiza, y este es su primer proyecto. Muchos de los desarrolladores que trabajan en Cosmos son de la compañía detrás del motor subyacente de cadena de bloques Tendermint, All in Bits. En particular, Jae Kwon, quien inicialmente propuso Tendermint en 2014, es uno de los principales desarrolladores y es miembro de la junta de la Fundación Interchain.

Cosmos recaudó aproximadamente $ 16.8 millones en su ICO que terminó en abril de 2017. Desde entonces, el proyecto ha experimentado un proceso de desarrollo metódico.

Cómo funciona Cosmos Network


Cosmos apunta a resolver estos problemas utilizando una serie de herramientas a su disposición, tales como:

Tendermint

Tendermint es un protocolo de low-level que consta de dos piezas principales: una blockchain consensus engine y una interfaz de aplicación genérica. Para comprender un poco de lo que eso significa, sepa que hay tres capas conceptuales en una cadena de bloques: redes, consenso y la “application layer”.

Tendermint prepara los paquetes de redes y consenso para que los equipos puedan centrarse en sus aplicaciones y evitar cientos de horas de código complejo.

Tendermint no es una cadena de bloques en sí misma, sino una herramienta de desarrolladores de código abierto. Es una base personalizable para aplicaciones blockchain.

Tendermint consta de dos partes principales:

  1. Tendermint Core
  2. Application BlockChain Interface (ABCI)

El núcleo de Tendermint subyace en el consenso de Cosmos Hub y, posteriormente, la red más amplia para gestionar un intercambio estandarizado de tokens entre zonas. Es importante tener en cuenta que las cadenas de bloques conectadas al Cosmos conservan su soberanía de consenso, y no la ceden al mayor consenso de Cosmos PoS.

ABCI es independiente del lenguaje y permite a los desarrolladores crear su blockchain en cualquier idioma, y ​​se ejecutará sobre el motor de consenso de Tendermint. ABCI es un límite vital entre el motor de consenso de Tendermint y el SDK de Cosmos para aplicaciones de construcción. El SDK es un marco en capas creado sobre la existencia de bajo nivel de ABCI para permitir a los desarrolladores crear aplicaciones avanzadas sin necesidad de navegar por las complejidades lógicas del entorno de bajo nivel.

Una advertencia particular es que el consenso de Tendermint es un algoritmo de proof of stake (PoS). Esto puede reconfigurarse a otras formas de PoS, como, por ejemplo, un Delegated PoS o un Proof of Authority consensus

Favorecer el modelo de PoS es una gran parte de lo que permite la interoperabilidad de Tendermint junto con la finalidad instantánea, miles de transacciones por segundo y mayor seguridad.

Cosmos SDK

Es un conjunto de herramientas tecnológicas diseñadas para simplificar el proceso de creación de aplicaciones seguras de blockchain en la parte superior de Tendermint. Con ello, los desarrolladores afirman que la construcción de una cadena de bloques debería simplificarse en la medida en que todo el proceso no debería ser más difícil que codificar varios módulos.

IBC

La siguiente pieza en la red Cosmos es el protocolo de comunicaciones entre cadenas de bloques (IBC). Este software enlaza las zonas y los hubs dentro de la red y permite el intercambio de tokens entre cadenas heterogéneas.

Es importante tener en cuenta que Cosmos se refiere a las aplicaciones individuales como cadenas heterogéneas. Esto se debe a que cada cadena o aplicación dentro de la red tiene su propia arquitectura de capa y soberanía. En resumen, esto significa que IBC puede conectar cadenas a pesar de que cada una tenga su propia pila de software (arraigada en Tendermint) y un gobierno independiente. La principal ventaja de IBC es el intercambio de tokens entre cadenas

La Red: Hubs y Zonas


Ahora que hemos cubierto lo que tienen Tendermint y IBC, ¿cómo crea Cosmos realmente un internet de blockchains?

Para enfrentar los desafíos y trabajar hacia su objetivo de “internet de blockchains”, la arquitectura de red de Cosmos tuvo que organizarse en dos componentes principales:

  1. Zonas que funcionan como blockchains independientes.
  2. Hubs, que actúan como bloques de cadenas de enlace central.

Hubs en la red


Los hubs de la red actúan como los registros centrales para cada una de las cadenas individuales, también llamadas zonas. Los hubs son los registros para el intercambio de tokens entre las zonas.

Sin hubs en la red, Cosmos sería una serie de blockchains encadenadas. El intercambio de tokens entre blockchains de este tipo pone mucha presión en confiar en la fuente del token, en particular, en sus validadores. Este problema se agrava a medida que los tokens se mueven a lo largo de la red de la cadena A a la cadena B a la cadena C, y así sucesivamente.

Es decir, cada vez que la cadena recibe un token nuevo, debe confiar en todos los conjuntos de validadores anteriores.

Los Hubs en la red lo alivian al tener zonas conectadas a ellos, en lugar de directamente entre sí. Si las zonas limitan sus conexiones solo a otros hubs, el riesgo de doble gasto o tokens descongeladas se reduce drásticamente. Las zonas no necesitan confiar en otras zonas directamente o en las que pasaron los tokens anteriores. Solo necesitan dar cuenta de la confianza en los hubs.

Se espera que la naturaleza descentralizada de la arquitectura del hub atraiga a los desarrolladores de código abierto a esta tecnología. Además del Cosmos Hub, ya hay algunos proyectos de centros secundarios en curso. Uno de estos proyectos es la red IRIS con sede en China, que se lanzó en marzo de 2019 con el objetivo de vincular finalmente diversos servicios empresariales y cadenas individuales con la red Cosmos.

Para alimentar el Cosmos Hub, hay dos tokens, Atoms y Photons. Dejando a un lado los nombres geniales, el Atom es la staking coin que se usa para gobernar en Cosmos Hub. La moneda de tarifa en el ecosistema es el photon, que se usa para mover tokens por la red, así como para pagar tarifas.

¿Cómo trabajan juntos ABCI y Cosmos SDK?


Una vez creadas, se supone que las aplicaciones se vincularán con el Tendermint Core a través del protocolo ABCI, que también admite comunicaciones entre la aplicación residente y el Core mismo. El ABCI proporciona tres tipos de conexiones para el núcleo de Tendermint:

  1. La conexión de Mempool verifica si las transacciones deben ser retransmitidas antes de que se confirmen.
  2. La Consensus connection ayuda con la gestión de las transacciones que se han comprometido.
  3. La Query connection ayuda a la plataforma a consultar el estado de la aplicación.

Al ejecutarse en el marco de ABCI, se supone que el kit de desarrollo de software de Cosmos hará la vida más fácil para los desarrolladores centrados en la creación de blockchains específicos de la aplicación. Esto se hace al facilitar la construcción de ABCI para blockchains con la ayuda de un marco unificado. El SDK cuenta con una estructura modular que se divide en capas existentes en la parte superior de ABCI y está repleta de herramientas destinadas al uso por parte de los desarrolladores.

Puede estar pensando hasta este momento que cualquier cosa en Cosmos Network debería cumplir con las reglas de Tendermint Core. Es decir, solo las cadenas de bloques de PoS pueden participar en la red ya que Tendermint está en el núcleo de cada una de las zonas.

La buena noticia es que el equipo de Cosmos también ha estado pensando en esto e hizo algo al respecto. Para entender cuál fue el desafío, hay dos categorías de cadenas que la Red de Cosmos define en función de la finalidad.

En primer lugar, Las cadenas de rápida finalización pueden conectarse con Cosmos adaptando el IBC. Al mismo tiempo, las cadenas de finalidades probabilísticas, como las que usan la Prueba de trabajo, también deben ser compatibles. Para ellos, los desarrolladores de Cosmos implementaron un tipo especial de cadena de proxy llamada Peg Zone.

The Peg Zone es una cadena de bloques encargada de rastrear el estado de otra cadena de bloques. Dado que la Peg Zone es de rápida finalidad, ya es compatible con el IBC y establece la finalidad de la cadena de bloques que se está uniendo con el Cosmos. Con la ayuda de Peg Zone, por ejemplo, el usuario puede usar cualquier token en el Cosmos y enviarlo a la cadena Ethereum.

Al mismo tiempo, el protocolo IBC sirve para conectar varias zonas y centros de la red, así como para respaldar el intercambio de valores entre las cadenas que no son homogéneas. Esto significa que el IBC debe permitir el establecimiento de vínculos entre las cadenas con una arquitectura de capa única, modelos de gobierno independientes y marcos de software (como los que se construyen en Tendermint). La capacidad de admitir el intercambio de tokens simplificado entre los usuarios debería convertir al Cosmos en una solución potencial para los intercambios descentralizados.

El futuro de la interoperabilidad


La interoperabilidad con blockchains se considera el siguiente paso natural para la industria después de la escalabilidad. Sin embargo, los proyectos como Cosmos que se construyen a escala desde el lanzamiento como marcos interoperables ofrecen algunas perspectivas intrigantes sobre cómo podría verse un panorama futuro.

Determinar cómo se desarrollará Cosmos es extremadamente desafiante, especialmente considerando su dependencia en el consenso de PoS y los resultados pendientes de su red de pruebas de Game of Stakes. El PdS es notoriamente difícil de razonar y está predispuesto a una interpretación subjetiva de la inmutabilidad.

Renuncia de responsabilidades:


Queremos informarle a nuestro lectores que este artículo tiene únicamente carácter informativo, no quiere servir como consejos de inversión de esta criptomoneda, o alguna otra.

Bitcoin.es le recomienda a sus lectores que si usted, o algún conocido, desea hacer una inversión en alguna criptomoneda, primero debe consultar con un experto certificado en el campo, pues el riesgo de invertir en un mercado tan volátil como el de las cripto es muy alto.

No nos hacemos responsables de pérdidas, o ganancias, si usted o algún conocido desea invertir en el cripto mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.