Inicio Actualidad Bitcoin: verdades, mentiras y un futuro ¿con mascarillas?

Bitcoin: verdades, mentiras y un futuro ¿con mascarillas?

Hasta hoy día, Bitcoin ha logrado ganar parte del interés de las nuevas generaciones que han nacido y crecido en un entorno altamente tecnificado.

Aunque no es poco lo que ha logrado esta moneda digital en el tiempo que lleva de vida, todavía existe un gran número de personas que permanecen ajenas a su existencia y al manejo de las criptomonedas en general.

Y es que dependiendo de la parte del mundo en la que te encuentres, las innovaciones de este tipo, como Bitcoin, pueden tardar más o menos en propagarse, a pesar de Internet y la consabida globalización.

¿Cuál es la realidad sobre Bitcoin? Generalmente, y como ha sucedido con los llamados teléfonos inteligentes y tecnologías como el 5G, la Inteligencia Artificial o los vehículos autónomos, en ocasiones los medios tienden a promocionar sólo el lado amable de las cosas, dejando por fuera los aspectos negativos de tales adelantos.

Es así como Bitcoin y las criptomonedas han gozado también de la exageración que los promueven como “el futuro de la economía”. Existen otros que alaban a Bitcoin como la moneda que podrá otorgar a las personas una verdadera independencia financiera.

Publicidad

El boom de Bitcoin

Debido a la emergencia mundial ocasionada por la aparición del covid-19, el panorama económico que se avecina no es para nada alentador, y cientos de miles de trabajos se han perdido ya. Muchas más personas correrán con la misma suerte. ¿Libertad financiera gracias a Bitcoin? ¿Gracias a las monedas digitales?

Esta especie de ilusión ha sido sostenida a partir del boom que experimentó Bitcoin en diciembre de 2017. En aquél entonces el precio de la moneda pudo alcanzar casi los USD 20.000, y quienes consiguieron engordar sus cuentas bancarias por ello fueron aquellos que minaron o compraron BTC desde sus inicios, cuando su precio era prácticamente irrisorio.

A partir de allí, los impulsadores de Bitcoin, a quienes suele llamarse “los toros”, siguen manteniendo que la criptomoneda repetirá e incluso superará con creces su “mayor precio de todos los tiempos”. Con toda seguridad, esto es música para los oídos del grupo de seguidores denominados “hodlers”.

Guarda Bitcoin y serás rico

Los hodlers se dedican exclusivamente a acumular la mayor cantidad posible de Bitcoin, y permanecen atentos a los momentos en que la moneda pierde momentáneamente su valor. Es entonces cuando aprovechan para comprar y así aumentar sus haberes de BTC.

Este ritual lo ejecutarán hasta que se presente el próximo rally de Bitcoin, el verdadero, el que todos anhelan y que, supuestamente, producirá una nueva camada de millonarios en el planeta.

El detalle está en que los auténticos hodlers son personas que pueden darse no uno, sino dos lujos fundamentales: primero, poder acumular importantes cantidades de Bitcoin, porque su ingreso se lo permite y, segundo, paciencia para esperar por la tan ansiada carrera alcista.

Para los auténticos hodlers esto es posible gracias a que gozan de una circunstancia privilegiada, que muy pocas personar disfrutan hoy en día: poseer dinero de sobra. Es su excedente de efectivo el que ponen en juego con Bitcoin y que les permite participar en el “vamos a la Luna”, el tan pronosticado y elusivo nuevo boom de la criptomomoneda más elogiada del planeta .

Bitcoin - millonario

Si Bitcoin terminara por estrellarse, pues tranquilos, no pasa nada. Y si definitivamente llegara a valer un millón de dólares, como han vaticinado los toros de mente más febril, pues, serán mucho más ricos de lo que ya eran.

Por otro lado, el juego de los aspirantes a hodlers es bastante distinto, y ,dependiendo del final del cuento, no podría llamarse “vamos a la Luna” sino “vamos a la ruina”. Estos son los que, con la fe puesta en Bitcoin, apartan un poco de sus modestos ingresos y lo convierten en BTC con la esperanza de alcanzar la prometida “libertad financiera” algún día.

Los optimistas, por su parte, prometen que solamente hace falta acumular un Bitcoin completo para disfrutar de la plenitud económica cuando llegue el momento.   

Publicidad

Criptomonedas en emergencia

Proyectos de criptomonedas como el de GoodDollar, cuyo objetivo aparente es ayudar económicamente a los sectores menos favorecidos mediante la asignación de una Renta Básica Universal, contradicen la hipótesis de la libertad financiera.

GoodDollar, que por un lado persigue un objetivo bastante loable, por el otro pudiera estar contribuyendo, sin querer, a la aparición de una masa dependiente de unos ingresos que no produce.

De todas formas, GoodDollar no es más que la versión motorizada por blockchain del experimento de Renta Básica Universal que se ha hecho con anterioridad en algunas partes del mundo. Los Nostradamus modernos saben de antemano que, en el mejor de los casos, nos enfrentaremos a un futuro donde no habrá suficientes trabajos para todos y la RBU sería una forma de garantizar una relativa paz social.

También están quienes ven en las criptomonedas un medio que facilitará el acceso de muchas personas a servicios bancarios que no pudieron disfrutar antes. Esto no deja de ser cierto, como también lo es que las personas de menores ingresos igualmente son las que padecen más la brecha tecnológica.

Se suponía que, gracias a las maravillas de blockchain, las finanzas descentralizadas (DeFi) permitirían a las masas no bancarizadas acceder a préstamos o microcréditos con los que comenzar un pequeño emprendimiento. Así podrían mejorar su calidad de vida, al tiempo que contribuyen a dinamizar la economía local.

La crisis sanitaria mundial ocasionada por el covid-19 posiblemente haga esto inviable por no se sabe cuánto tiempo. Por ejemplo, Pundi X, que se ha venido probando con relativo éxito en lugares como Venezuela, Nigeria y Singapur, seguramente será uno de los tantos afectados en el sector de las criptomonedas.

Ya se prevé que proyecto de inclusión financiera llevado adelante por Pundi X para los agricultores en Indonesia, se verá severamente retrasado por la crisis económica que se aproxima. Aunque el sistema de Pundi X se encuentra funcionando ya en más de treinta países, su caballo de batalla, el dispositivo XPOS, ha encontrado finalmente un freno.

El crecimiento de Pundi X ha estado ligado directamente a la comercialización de su punto de venta XPOS. Al no haber comercios funcionando, ni nuevos establecimientos por abrir, la startup, que quiere que usar criptomonedas sea tan fácil como beber una botella de agua, se verá en aprietos.

Publicidad

Bitcoin, de apellido desconocido

Intentos de monedas digitales existieron varios antes de que el invisible Satoshi Nakamoto publicara el whitepaper de su sistema de pago entre pares en el 2008. Pero que estuvieran basadas en la tecnología de las cadenas de bloques para su funcionamiento, pues, la primera fue Bitcoin.

Revisemos brevemente algunos de esos casos.

En 1993 David Chaum lanza eCash, algo que podríamos considerar el prototipo rudimentario de lo que hoy son las criptomonedas. Luego, en 1996, Douglas Jackson daría a conocer e-gold, una moneda digital respaldada por oro, es decir, la pionera de las actuales stablecoins.

Dos años después, en 1998, Wei Dai, un científico computacional, publica su idea acerca de dinero digital llamado “b-money”. Ese mismo año surge BitGold de la mente de Nick Szabo. Ambos personajes son mencionados más tarde por Nakamoto en su documento técnico sobre Bitcoin.

Y a comienzos de los años 2000, se conoce un trabajo de Emir Sin Gün donde habla de un sistema de moneda digital donde se involucra la Prueba de Trabajo (PoW), algo que Nakamoto terminó por incluir en su propuesta del 2008.

A once años de que el primer bloque de Bitcoin fuera minado públicamente, y muy a pesar del señor Craig Wright, quien clamaba para sí la autoría de la moneda, la identidad de Satoshi Nakamoto sigue siendo un absoluto misterio.

De compras con Bitcoin

Para desilusión de los fanáticos de Bitcoin, aún se hace difícil usar esta criptomoneda de manera cotidiana como forma de pago. Es cierto que la cantidad de comercios minoristas que lo aceptan ha aumentado, pero nos encontramos bastante lejos de poder pagar con BTC la mayoría de nuestras compras diarias.

Otras monedas menos volátiles, como la cripto de privacidad Dash, han comenzado a ganar terreno jugando el papel que tenía destinado Nakamoto para Bitcoin. En países como Venezuela, donde la hiperinflación ha destruido prácticamente a la moneda nacional, Dash ha logrado colarse como forma de pago entre el sector comercial al detal.

Es probable que Bitcoin obtenga el verdadero impulso como instrumento para hacer compras en el momento en que gigantes como Amazon, AliExpress, y cadenas minoristas del estilo Best Buy, Kmart, Walmart en Norteamérica, o tiendas como El Corte Inglés comiencen a recibirlo en sus cajas registradoras.

Bitcoin o Dash para pagar

Pero antes de que eso suceda, tiene que llegar lo inconcebible: la estabilidad de Bitcoin. ¿Creen que con todos los millones que producen las comisiones por transacción de BTC en los exchanges esta moneda llegue a estabilizarse pronto? Se escuchan apuestas.

Una reserva de valor poco fiable

Los que postulan a Bitcoin como una nueva reserva de valor deben estar de broma. Particularmente está el caso de cierto youtuber al que llamaremos “Mr.D” (y como él unos cuántos más) que no se cansa de repetir el mantra “¡el dólar va a caer, compra Bitcoin!”. Para Mr.D, Bitcoin es, porque sí o sí, la reserva de valor que le quedará al mundo civilizado.

Vale, que el hype sobre BTC depende de cada quien. Además, este individuo tiene cierto background en trading al que debe la credibilidad que le tienen sus suscriptores. Pero de allí a proponer a Bitcoin como reserva de valor basado solamente en la “inminente caída” del dólar norteamericano, es otra cosa.

Por supuesto, eso forma parte de la narrativa creada en torno no sólo a Bitcoin, sino al resto de las criptomonedas. Que el modelo de las monedas fíat ya está agotado, que las monedas fiduciarias ya no tienen valor, en fin.

Recientemente, y quizá cansado de escuchar tantas veces el mantra de su canal, alguien se atrevió a meter el dedo en la llaga, dejando la siguiente pregunta en la caja de comentarios: “Y cuando el dólar caiga, ¿cuánto valdrá entonces Bitcoin?” Como era de esperarse, Mr.D ni se molestó en responder.

Pero hagamos la tarea nosotros y analicemos esto con un poco de sentido común.

Supongamos que el dólar ha muerto (“tenemos un cadáver llamado economía mundial”, como dice Max Keiser). En el escenario apocalíptico de Mr.D el dólar se fue al garete y la única moneda válida sería Bitcoin con un valor de…no lo dice, no lo explica. “¡Refúgiate en Bitcoin!, porque el dólar…”, ya saben.

bitcoin - verdades y mentiras dolar

¿Creen que los Estados Unidos de América, o la Reserva Federal, van a permitir que el dólar se desvanezca en la nada, así como así? El sentido común dice que no.

A menos que las teorías de la conspiración resulten ciertas y terminemos todos bajo una sola moneda y un solo gobierno mundial, el valor del dólar, en última instancia, sufriría un reacomodo. Volvería al patrón oro, por ejemplo. Quizá ante un supuesto colapso de la moneda norteamericana, el siguiente paso de la Reserva Federal sea hacer circular el nuevo dólar digital (FedCoin).

Y, claro, tal vez siga siendo el oro una reserva de valor clásica, y el dólar juegue un papel menos preponderante frente a monedas como el yuan. Pero Bitcoin como reserva de valor, mientras siga siendo la gallina de los huevos de oro en los exchanges gracias a su volatilidad, no. Es muy poco probable que eso suceda.

De esta forma llegamos al caso de uso más exitoso que tiene Bitcoin hasta la fecha.

Especula, especulador

De seguro Nakamoto nunca imaginó que la moneda con la que ideó su sistema de pagos de igual a igual terminaría convirtiéndose en la megaestrella de la especulación bursátil. Por haber salido de la nada y desde cero USD llegar a cotizarse alguna vez en 20 mil dólares es que Bitcoin ha sido entronizada donde está.

Luego surgen los medios especializados que manejan la narrativa en torno a esta innovación tecnológica llamada criptomonedas. “Bitcoin sube tanto por ciento en tantas horas”, la locura. “Viene un desplome de Bitcoin”, a vender, esperar y luego a comprar.

Tenemos a la gente de Wall Street, que vienen o no vienen los capitales institucionales al mercado cripto.  Las regulaciones, la SEC, las estafas con las ICO, FinCEN. Todo un mundo se teje alrededor de algo que solamente es capaz de hacer dos cosas: subir y bajar de precio.

Este juego del “sube y baja” es lo que nos ha traído hasta aquí con Bitcoin. El tema de si es segura, vaya y pase. Que si es una moneda no inflacionaria, da totalmente igual. Que los bloques, las confirmaciones, Lightning Network, las bifurcaciones, la minería, ¡el halving!.

Todo lo que importa es si la siguiente vela en el grafico de Bitcoin será verde o roja. El mundo de las criptomonedas se ha convertido en un negocio mil millonario y la industria que ha nacido alrededor de ellas ha llegado para quedarse, con crisis o sin ellas.

De acuerdo, la teoría del “sube y baja” explica sólo una parte del éxito conseguido por las monedas digitales. El verdadero aporte que han realizado las criptomonedas a la vida moderna se encuentra en la velocidad y el bajo costo a los que nos permiten ahora realizar transferencias de valor.

En eso estriba su capacidad de irrupción en el sistema financiero tradicional, siendo Ripple un caso emblemático que ha encontrado su lugar en el sector de servicios bancarios.

Bitcoin 2030

En cuanto al futuro, no parece tan difícil aventurarlo. La venidera crisis económica se llevará a muchos proyectos de criptomonedas por delante, lo que será una depuración de altcoins adelantada. En cuanto al dinero fiduciario, los bancos mundiales buscan desde hace tiempo deshacerse de las monedas y el dinero en efectivo.

Sea para reducir costos, que es la supuesta razón, o para llevar un control preciso del comportamiento de consumo de las masas, es una medida que evidentemente favorecerá al sector de las criptos.

El momento de implementar las CBDC, o monedas digitales emitidas por bancos centrales, parece acercarse más rápido de lo que esperábamos. Todo catalizado por el covid-19 y la percepción, cierta o no, de que la manipulación de dinero en efectivo puede ser riesgosa para los ciudadanos.

¿Se cumplirán las profecías acerca del precio de Bitcoin? ¿Alcanzarán la libertad financiera los esperanzados aspirantes a hodlers? Nadie lo sabe. Por lo pronto, la moneda ha vuelto a cotizarse en USD 10.000, mientras la reducción a la mitad de la recompensa por minería se encuentra apenas a horas de concretarse.

Abelardo Madrid
Administrador de redes y sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Most Popular

La gigante de teléfonos HTC hace una alianza con el creador de Litecoin, Charlie Lee.

El creador de Litecoin (LTC), Charlie Lee, hizo saber a través de la plataforma de Twitter que será el asesor del nuevo teléfono inteligente...

¿Qué es y cómo comprar HyperCash (HC)? Toda la información que necesita

¿Qué es HyperCash (HC)? Es un proyecto blockchain y criptomoneda multiplataforma descentralizada open source. Su diseño facilita el intercambio de información entre blockchains y redes...

¿Qué es y cómo comprar Kava? Toda la información

¿Qué es Kava? Kava es un proyecto blockchain open source que busca ofrecer una plataforma DeFi de préstamos garantizados y stablecoins. Está construida...

Bitcoin y la Prueba de Trabajo: consenso sin confianza

Para que una moneda digital pueda funcionar realmente, es importante poder determinar en cada punto en el tiempo cuántas unidades existen de...

¿Qué es y cómo comprar GameCredits y MGO? Las cripto Gamers

La criptomoneda GameCredits se creó junto con otro Token MGO. Este proyecto, o mejor conocido como Startups, se lanzó en...
- Publicidad -