Banco de Inglaterra planea tener su propia criptomoneda

Como originalmente relató The Telegraph, el Banco de Inglaterra puede aprobar la creación de una criptomoneda apoyada por el gobierno este año. El año pasado el banco anunció que encargó una moneda teórica, RS Coin.

0

El banco central de Inglaterra busca hacer de su concepto teórico una realidad viable.

Un equipo de investigación del Banco central lleva desde 2015 estudiando la posibilidad crear una criptomoneda. Para evitar la volatilidad de otras criptomonedas como el bitcoin, la moneda criptográfica sería apoyada por el Banco de Inglaterra y atada a la libra esterlina, moneda nacional de Gran Bretaña .

Antes de las fiestas de Navidad, el Dr. Mark Carney, Director del Banco de Inglaterra, presentó el caso de una criptomoneda del banco central apoyada por el Comité Selectivo del Tesoro de Inglaterra. Defendiendo la idea, él afirmó que “la tecnología subyacente es realmente un interés justo. Estamos trabajando con ello en el Banco de Inglaterra “.

“He participado en discusiones con los principales bancos centrales sobre esta cuestión”, continuó diciendo que esas negociaciones retomarían este nuevo año. También reveló que, a mediados de año, el banco negoció con éxito con otro banco central usando la tecnología blockchain.

De acuerdo con el Dr. Carney, hay aspectos positivamente claros en el uso de la tecnología blockchain para prácticas de bancos centrales. “Acaba con estos riesgos de estabilidad financiera; obtiene beneficios de estabilidad financiera y ahorra enormes cantidades de energía computacional “, argumentó.

El director también agregó que el Banco y su unidad de investigación son “disciplinados” en su enfoque. “Si vamos a aplicar algo al núcleo del sistema, será necesario atender la clasificación de calidad”.

Si las pruebas tienen el éxito suficiente para la adopción real, una opción bancaria de criptomoneda puede abrir camino para pagos casi instantáneos para coches, terrenos, casas y otros activos importantes.

Sin embargo, el Dr. Carney ha tenido el cuidado de abordar las limitaciones de una criptomoneda basada en un banco central. El cree que si la moneda se introdujera en una escala pública generalizada un punto débil sería su solvencia.

Esta adopción puede “crear una situación en la que se pueda retirar dinero del banco de forma masiva”. Además, si los usuarios depositaran todas sus criptomonedas en el Banco de Inglaterra, necesitaría conciliar la mejor manera de diversificar sus inversiones con estos activos. “Entonces, hay algunos problemas fundamentales, a menos que se restrinja el valor que posea la gente”.