El protocolo de consenso basado en Proof-of-Stake (PoS) de la blockchain de Ethereum está casi listo. Está es la última noticia de los desarrolladores de la plataforma más grande del mundo para crear y desarrollar aplicaciones descentralizadas, Ethereum.

La Fase Cero será finalizada antes del 30 de junio

“Ya están en camino” las especificaciones del código para la primera fase de la transición Etereum a una red de PoS, dijo Justin Drake, un investigador de la Fundación Ethereum, durante la última reunión quincenal que se celebra entre los desarrolladores de Ethereum Core mediante una llamada telefónica. Según afirmó como fecha límite el 3o de junio de 2019 se habrá finalizado.

Drake dijo:

“Todavía estamos muy encaminados. Aún así, las simplificaciones de código están llegando, lo que es genial y el proceso de ‘fine combing’ también es para encontrar estos errores finales”.

Llega Proof-of-Stake

Fase Cero, así se ha llamado a la primera etapa de transición de fase de la red Ethereum desde un algoritmo de Prueba de trabajo (PoW) a un algoritmo de consenso de Proof-of-Stake.

Este no es el único cambio, el trabajo de los desarrolladores va más allá. Este proceso también conocido como Beacon Chain, es parte de una importante transición de la red a Ethereum 2.0. Cuando esto suceda, el funcionamiento general de la red cambiará drásticamente como se espera que suceda desde hace tiempo. Un nuevo sistema de generación y validación de bloques entrará en funcionamiento. A partir de ese momento, los mineros dejaran de ser los protagonistas de la blockchain de Ethereum y los validadores entrarán en acción. Entre las tareas de Beacon Chain también se engloban la de aplicar las reglas de consenso de la red, distribuir recompensas o asignar penalizaciones a los validadores.

Casper y Fragmentación

Ethereum consta de dos “componentes principales emblemáticos” o así lo describió Vitalik Buterin. Por un lado Casper, que es el algoritmo de Proof-of-Stake, el cual reemplazará a la minería y todas sus desventajas e inconvenientes. Un algoritmo mucho más eficiente y competitivo que esperan que impulse a Ethereum. Por otro lado, la fragmentación debería mejorar la escalabilidad de forma masiva al evitar que todos los PC conectados a la red deban procesar cada una de las transacciones que se van realizando.

El Propio Buterin afirmó que una vez que la fragmentación esté integrada en la blockchain de Ethereum es probable que el resultado sea “un aumento de 1.000 factores en la escalabilidad“. Esta última etapa se hará efectiva en las dos fases finales del despliegue de Ethereum 2.0.