Fidelity Investments Benficios rompe el récord de donantes del año pasado

Fidelity recibe 22 millones de dólares en donaciones de Bitcoin este año, la mitad en diciembre “La gente se está volviendo más dispuesta a realizar donaciones de activos apreciados, y bitcoin es el escogido este año”, dijo Matt Nash de Fidelity Charitable a CNBC. Él se refiere a una cantidad notable en donaciones de sus clientes este año con respecto al activo digital.

En 2016, Fidelity recaudó solo 6 millones de dólares en bitcoin. Los primeros 11 millones de dólares recaudados este año fueron donados durante aproximadamente once meses. El fondo vio duplicar esa cantidad en diciembre.

El fondo en realidad no tiene bitcoins. En su lugar, canaliza donaciones a través de la incorporación del popular exchange criptográfico Coinbase. Inmediatamente, la moneda descentralizada se convierte en fiduciaria y se coloca en una cuenta específica para su distribución.

Fidelity es mejor conocido como un corredor de servicio completo, que ofrece asesoramiento financiero, cestas de fondos de inversión e incluso seguro de vida. Es una compañía global privada con 45 mil empleados y unos ingresos cercanos a los 16 mil millones.

Este año, la compañía realmente ha participado en negocios relacionados con bitcoins. Si bien ahora parece una idea bastante buena, incluso a principios de este año se pensaba que Bitcoin era demasiado marginal para los proveedores de servicios tradicionales como Fidelity. Sin embargo, en verano agregó Bitcoin a su plataforma. Un poco antes de eso, se integró con Coinbase y comenzó a minar.

El repunte de las donaciones de diciembre sin duda ha tenido que ver con los bitcoiners, que al ver a lo que equivalían las ganancias de capital y los problemas fiscales que desencadenan en varios países. Muchos recaudadores de impuestos del gobierno piden que las donaciones se hagan a través de ventanas de tiempo para calificar ventajas impositivas.

El Sr. Nash recordó: “Después de todo, la temporada está dando inicio a finales de noviembre y hasta el 31 de diciembre.” Y la ventaja de dar bitcoin a un fondo es que los clientes pueden cobrar recibos de inmediato mientras se dan el lujo de tomar su tiempo con la distribución final. La otra es la volatilidad, ya que es muy probable que Fidelity se haya cobrado en la parte superior del mercado a través de sus protocolos habituales, por ejemplo recientemente, evitando así un desagradable corte del 30 por ciento para una organización benéfica.

Una ventaja final en el uso de un intermediario como Fidelity es el hecho de que muchas organizaciones de caridad aún tienen recelo de aceptar bitcoin. Los donantes pueden ser generosos con bitcoin y no asustar a su causa favorita al mismo tiempo mediante la donación a través de un fondo establecido.

El Sr. Nash resume muy bien la situación, “Ellos van a donar de todos modos. Cuando lo hacen, sin embargo, su punto de vista es el de que deben donar el mejor activo que puedan“.