Hace diez años, como con cualquier tecnología que comienza, Bitcoin era algo prácticamente desconocido. Sólo unos pocos geeks y gente vinculada a su desarrollo tenían idea de lo que se trataba. Lo que nadie supo vislumbrar por allá, en el 2008, es la completa revolución mundial que provocaría la aparición, no sólo de Bitcoin, sino de miles de monedas digitales más y empresas de blockchain que tratan de aportar valor a nuestras vidas.

Pero la adopción de las criptomonedas se está tomando su tiempo, y no ocurrirá en todas partes a la misma velocidad. Algunos países se han mostrado definitivamente más abiertos a usarlas como medio de pago, promoviendo también las condiciones para que las iniciativas de blockchain se multipliquen y prosperen. Son éstas, las regiones crypto amigables del planeta, las que jugarán un rol determinante en la adopción de las cadenas de bloques y su principal caso de uso, las criptomonedas.

¿Qué distingue a los países amigables con blockchain?

Aunque pudieran citarse varios factores, son dos los aspectos centrales por los que países donde tanto las monedas digitales como las compañías de blockchain son bien recibidos. Primero, está el aspecto financiero: a las startups de cadenas de bloques se les ofrecen condiciones ventajosas en este sentido, como consideraciones especiales en el pago de impuestos.

En segundo lugar, tenemos la parte legal: la regulación local para las criptomonedas e empresas de blockchain permite la operación de tales iniciativas sin trabas, creándose incluso, en algunos casos, leyes diseñadas especialmente para beneficio del sector crypto local. Así como reza el dicho, “es la miel lo que atrae las abejas”, estos países han entendido que un mejor trato para la industria de las cadenas de bloques contribuirá, en el mediano y largo plazo, favorablemente en el desarrollo de sus propias economías.

Paraísos de startups, inversores y entusiastas

Estas son ocho regiones del mundo donde, la tecnología que está en vías de cambiar el rostro de las finanzas globales, es recibida con entusiasmo por sus gobiernos y habitantes.

1. Malta — con el corazón en el Mediterráneo y la cabeza en blockchain


El gobierno maltés se lleva la palma en cuanto al olfato que ha tenido para promover a su país como “la Isla Blockchain”. En realidad, la República de Malta es un grupo de pequeñas islas ubicadas en el mar Mediterráneo; Malta es la isla principal, donde queda la capital del estado, La Valeta, declarada por la UNESCO como patrimonio mundial por su valor histórico.

Las autoridades del país han apoyado el establecimiento de la industria de las cadenas de bloques de manera formal, elaborando un marco de trabajo que promueve el funcionamiento de ellas en su territorio. El principal escollo encontrado por las compañías de blockchain recién instaladas en Malta ha sido la renuencia de algunos bancos locales para abrirles cuentas corporativas, con lo que queda claro que dicho sector puede estar viendo en las criptomonedas una clara amenaza a su subsistencia.

Malta

Por cierto, el primer banco descentralizado del mundo, Founders Bank, piensa abrir sus puertas en la isla Blockchain muy pronto, pues recibirá la licencia para operar como entidad bancaria en la Unión Europea durante el cuarto trimestre de este año. La creación de Founders Bank está motorizada mayormente por el intercambio Binance, quien abrió una sede en la isla en 2018.

El archipiélago maltés es también el lugar donde se realiza cada año la Cumbre de IA y Blockchain de Malta. Este año, en su edición de primavera, algunos de los pesos pesados del ecosistema crypto se presentaron en la cumbre: Tim Draper, Brock Pierce, Tone Vays, Roger Ver y otros estuvieron allí.

2. Liechtenstein — crypto paraíso en ciernes


El pequeñísimo estado de Liechtenstein, en el cual residen menos de 500.000 personas, se ha destacado también como un país amigable con la tecnología blockchain. Siguiendo el ejemplo de Malta, Liechtenstein es el segundo país del mundo en reconocer oficialmente a las criptomonedas como activos de carácter legal. De igual forma, su gobierno espera servirse de la utilidad de las cadenas de bloques y busca establecer una legislación que la favorezca.

Hans-Adam II, Príncipe Soberano de Liechtenstein, ha manifestado su apoyo a la industria de las criptos, promoviendo la creación de una legislación amigable y la reducción de impuestos. Una gran ventaja para las startups de blockchain que deciden establecerse allí es que, a pesar de encontrarse en pleno centro de Europa, el principado no forma parte de la Unión Europea, lo que lo hace inmune a las leyes adversas a ellas que puedan entrar en vigor en el resto de la región.

Liechtenstein

Una de las primeras compañías de cadenas de bloques en alcanzar status de unicornio en el continente europeo, Aeternity, tiene su sede en Liechtenstein, precisamente en la Casa Blockchain, una estructura ubicada en el centro de Vaduz, la capital, especialmente acondicionada para facilitar la labor de las nacientes iniciativas de la industria.

3. Japón — donde Bitcoin es moneda legal


La cuna de la innovación tecnológica mundial es, sin duda ninguna, Japón. Esta nación asiática se parece a Malta en que también está conformado por un conjunto de islas, pero se diferencia de cualquier otro país del planeta en que, de cierta forma, los japoneses viven prácticamente en el futuro. No es casual que el alias bajo el cual el creador (o creadores) de Bitcoin se esconde sea un seudónimo japonés.

Japón es el lugar donde se produce uno de los mayores volúmenes en el trading de Bitcoin a nivel mundial; montones de comercios aceptan diariamente BTC como pago por sus mercancías.

A mediados del 2017, Japón ocupó la atención de los medios especializados en blockchain y criptomonedas debido a su reconocimiento oficial de Bitcoin como moneda legal según la Ley de Servicios de Pago.

¿Eres fanático de blockchain y las monedas digitales? ¡Pues, haz maletas y múdate pronto a uno de éstos crypto paraísos!

Con ello, los impuestos sobre las ventas de BTC quedaron sin efecto y se estableció una base de confianza para que cualquiera pudiera aceptar esta criptomoneda como si fuera efectivo, lo cual incidió positivamente en el precio de cotización de Bitcoin y otros activos digitales. En diciembre pasado, los legisladores nipones propusieron reducir, desde el 55%, los impuestos sobre las ganancias provenientes de las criptomonedas a sólo el 20 por ciento.

Las autoridades financieras locales, sin embargo, son vigilantes estrictos del sector crypto, lo que no ha impedido que más de 200 compañías hicieran solicitudes ante la FSA para conseguir licencias como operadores de plataformas de intercambio.

4. Suiza – sede del Crypto Valle


No existe un plan turístico que promocione a Suiza como algo distinto a relojes de precisión, chocolates, quesos aromáticos y paisajes de belleza singular. Pero pronto, entre sus atractivos, tendrán que incluir a la región de Zug, no sólo por todo lo anterior, sino como la Silicon Valley del país, versión blockchain.

Zug ya no es más solamente un sitio hermoso y tranquilo donde pasar unos días de descanso, disfrutando de un clima alpino, pues se ha convertido en el destino preferido para varias startups de blockchain. La ciudad es también capital del Crypto Valle, como ha sido bautizada la zona desde un tiempo hacia acá.

El área se distingue ahora por ser el epicentro de la actividad blockchain de Suiza, donde confluyen compañías, inversores embelesados por el ambiente impositivo amigable, compañías incubadoras, firmas de abogados y oficinas futuristas, girando todos alrededor de las cadenas de bloques. Renombrados actores del ecosistema poseen sede en Suiza, ConsenSys y Bancor, por ejemplo. En 2016, los habitantes de Zug fueron los primeros en poder pagar los impuestos locales en bitcoins.

Zug

Pero el residente más reciente y súbitamente famoso del país, involucrado de lleno al acontecer crypto, es la Asociación Libra, entidad encargada de dar vida, nada más y nada menos, que a la moneda digital estable que Facebook piensa lanzar el próximo año y que llevará el mismo nombre del organismo. La Asociación Libra estableció su sede en Génova.

5. Gibraltar — rival de Malta, amigo de blockchain


Compitiendo con Malta en el Mediterráneo tenemos a Gibraltar, un territorio que aspira también a ser un punto de atracción para las iniciativas de blockchain mediante la implementación de leyes amigables con la industria.

Gibraltar no quiere ir a la zaga de otras regiones en cuanto al desarrollo de empresas relacionadas con las cadenas de bloques, y ha comenzado con el proceso de simplificar la emisión de licencias que habilitan a compañías de FinTech a operar allí y que benefician la emisión de tokens a través de ICOs.

Su gobierno ha elaborado un marco de trabajo, el DLT Regulatory Framework, propuesto por la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar (GFSC), el cual se enfoca en los beneficios que pueden derivarse de la aplicación de la tecnología blockchain. El documento fue publicado en enero de 2018. La directora de Riesgo e Innovación de la GFSC, Nicky Gómez, comentó en ese entonces: “Nos hallamos contentos de, finalmente, poder recibir solicitudes de autorización para la operación de proveedores de blockchain”.

Gibraltar

Lendo, una startup de blockchain especializada en préstamos cuyo colateral son activos digitales, mudó su sede de Londres a Gibraltar recientemente. Dadas las condiciones amigables hacia el sector, otras compañías seguramente seguirán el ejemplo de Lendo, estableciendo operaciones en este territorio cedido por España a Reino Unido en 1713.

Por otro lado, el intercambio Gibraltar Blockchain Exchange – DAX, filial de la bolsa de valores local, aseguró desde diciembre de 2018 todos los activos digitales listados en su plataforma con el proveedor local de seguros Callaghan Insurance, lo que reafirma su reputación como una plataforma altamente confiable y de grado institucional para el comercio de criptomonedas.

6. Estonia — enclave blockchain en el mar Báltico


Estonia se ha propuesto construir la sociedad del futuro, pero ahora. ¿Y qué mejor herramienta para traer el futuro a Estonia que blockchain? El gobierno de esta pequeña, pero pujante nación, está consciente de que las monedas digitales serán la forma de dinero predominante en no mucho tiempo, y propuso crear una propia, la Estcoin. Como era de esperarse, el presidente del banco central de Europa hizo un llamado de atención al país, recordándole que ningún miembro de la UE podía hacer tal cosa y Estonia tuvo que abandonar el proyecto, por ahora.

¿Eres fanático de blockchain y las monedas digitales? ¡Pues, haz maletas y múdate pronto a uno de éstos crypto paraísos!

En contraste con Malta, el sector bancario estonio parece ser más receptivo con la industria crypto. Uno de sus bancos, LHV, fue de las primeras instituciones en servirse de la tecnología blockchain. En 2015, LHV lanzó Cuber, una billetera electrónica que permite a sus usuarios transferir representaciones digitales de euros.

7. Barbados — el paraíso caribeño de las criptos


Ciertamente, el Caribe es un lugar donde mucha gente quisiera establecerse, sobre todo quienes viven en regiones donde los inviernos son particularmente intensos. Esto incluye a las startups de blockchain, que tampoco son inmunes al magnetismo de playas cristalinas y casi doce meses al año de excelente clima.

Barbados merece estar en esta lista, debido al trato cordial y el apoyo, tanto financiero como político, que recibe la industria de las cadenas de bloques por parte del gobierno insular. El entusiasmo por las criptos llega a tal punto, que el mismísimo banco central de Barbados ha acariciado durante algún tiempo la idea de adoptar criptomonedas.

Como un desarrollo que deja entrever lo que vendrá, la compañía fintech Bitt creó una versión digital del dólar de Barbados, usándolo como moneda corriente en su infraestructura de pagos y plataforma de intercambio. Bitt tiene planes de ganar el apoyo de otros bancos centrales del caribe para introducir versiones similares del dólar de las Bahamas y el florín de Aruba.

Barbados

La compañía anunció que cerrará su intercambio de criptomonedas mas adelante este año, en agosto, precisamente para poder dedicarse por entero al proyecto de monedas digitales emitidas por bancos centrales de la región. Los usuarios podrán cambiar sus dólares digitales de Barbados por moneda fíat local hasta el 29 de agosto, fecha a partir de la cual el acceso a la plataforma no será posible.

8. Eslovenia — un pequeño país, de crypto ambiciones muy grandes


Así como Liechtenstein, Eslovenia es otro ejemplo de una minúscula nación que aspira a entrar en el próximo siglo de la mano de tecnologías disruptivas como blockchain. Como prueba, este país perteneciente a Europa central ha visto el origen de varias startups de blockchain, debido a su regulación favorable.

Para los que realmente disfrutan pagar sus compras con monedas virtuales, Liubliana, su capital, puede estar orgullosa de presentar el primer centro comercial que aspira ser totalmente compatible con las criptomonedas. Las tiendas y locales de servicios del BTC City Center  son el blanco de Eligma, una firma de tecnología eslovena que quiere llevar el pago con monedas digitales y sistemas administrativos basados en tecnología de libros contables distribuidos a todas ellas.

BTC City

Algunos medios crypto llamaron inmediatamente a BTC City la “ciudad Bitcoin”, pero su nombre no tiene que ver en absoluto con la criptomoneda. BTC son las siglas de “Blagovno Trgovinski Center”, centro de compras y productos, que es el nombre real del sitio y es Eligma quien quiere convertirlo verdaderamente en la ciudad Bitcoin.

Eslovenia cuenta también con una sede del llamado Blockchain Hub de Europa, un organismo sin fines de lucro que persigue impulsar el desarrollo de la industria y coordinar su alineamiento con los valores europeos y buenas prácticas de gobernanza corporativa.

¿Eres fanático de blockchain y las monedas digitales? ¡Pues, haz maletas y múdate pronto a uno de éstos crypto paraísos!

A de pesar de su modesta extensión geográfica y lo pequeño de su población (apenas alcanza a los 2 millones de habitantes), Eslovenia se perfila como uno de los países europeos más decididos a adoptar la tecnología blockchain en todos sus ámbitos, con la esperanza de brindar un mayor estándar de vida a sus residentes y convertirse en ejemplo de progreso para las naciones circundantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.