La tecnología blockchain ha sido ampliamente publicitada como la solución a los muchos desafíos que afectan actualmente a un amplio sector del mundo empresarial. Además de servir como base para el funcionamiento de las monedas digitales, blockchain ha sido anunciada como una tecnología clave para la optimización de la cadena de suministro y la logística.

Reconociendo el potencial que esta innovación tecnológica ofrece para ayudar a mejorar la eficiencia y la trazabilidad en la cadena de suministro y la fabricación, un grupo formado por los 100 principales fabricantes japoneses se unirán para compartir datos de producción entre sí, empleando para ello la tecnología blockchain.

Fabricantes japoneses se deciden por Blockchain

Tal y como lo reseñara el medio Nikkei, la nueva iniciativa permitirá que los datos del fabricante se compartan entre sí de manera fácil, segura y de manera controlada. Inicialmente, los datos compartidos incluirán diseños de productos, actualizaciones de estado de equipos e información de inspección de calidad. Los participantes en el proyecto podrán elegir qué datos compartir y con quién, mientras que los fabricantes podrán cobrar una tarifa por compartir información.

El proyecto está siendo liderado por la Iniciativa de la Cadena de Valor Industrial (IVI), un grupo de fabricantes lanzado en 2015 encargado de la promoción del Internet de las Cosas (IoT) en Japón. Empresas emblemáticas como Mitsubishi Electric, Yaskawa Electric, Brother Industries, Fuji, Kawasaki y Yamaha ya forman parte de la iniciativa, mientras que otras se unirán en el corto plazo. En la lista de espera se incluyen Makino Milling Machine Company y DMG Mori.

La nueva herramienta de intercambio de información se diseñará para que sea altamente segura y resistente a las fugas, asegurando que los datos permanezcan a salvo, y que queden fuera del alcance de los competidores.

También se espera que la implementación de la tecnología disminuya el desperdicio industrial y los problemas de exceso de inventario. Esto se puede lograr reduciendo la producción de piezas innecesarias y brindando a los fabricantes una gran cantidad de datos relacionados con los niveles de stock y las tasas de producción.

Un dilema por resolver

Aún no se sabe si IVI dedicará recursos para construir una plataforma de blockchain completamente nueva, diseñada especialmente para la iniciativa, o si se basará en una solución preexistente, como IOTA o incluso COSMOS.

A menudo apodado como el “Internet de las cadenas de bloques”, COSMOS podría ser una posible candidata para el proyecto, ya que las blockchains individuales, que manejarían los datos de producción de diferentes fabricantes, podrían interactuar de forma segura y supervisada.

De todas maneras, es muy poco probable que el IVI recurra al uso de una solución de cadena de bloques proporcionada por terceros, ya que el escalamiento y las licencias pueden plantear problemas. Cualquiera que sea la elección, la plataforma probablemente estará diseñada para cumplir con el Marco de Trabajo Abierto de Industrias Conectadas (CIOF por sus siglas en inglés), que ayuda a optimizar la industria de la fabricación a través de la integración de las redes y el Internet de las Cosas.