Rotación entre criptomonedas. ¿Qué le sucede al precio?

Viendo la gran variación que ha sufrido el valor de bastantes criptomonedas estos días, podemos apreciar que no siempre su valor se ha desplazado en alta o baja de la misma manera. Los inversores cambian sus preferencias manteniéndose dentro del espacio de las monedas digitales.

0
104

Cuando Bitcoin cayó casi un 40% a mediados de diciembre, Ripple despegó, cuadruplicando su valor en cuestión de días para situarse en la segunda posición entre las criptomonedas en términos de capitalización bursátil. Mientras tanto, otras criptomonedas se unieron en simpatía. Como Ethereum, Litecoin, NEM, Siacoin y Bytecoin, por mencionar algunos.

Luego, el valor de Ripple y otras criptomonedas se corrigió en los últimos días y Bitcoin se recuperó.

“No leía demasiado”, dice el experto en criptomonedas Kyle Samani. “En general, vemos rotaciones entre BTC y altcoins. La primera mitad de 2017 fueron altcoins, la segunda mitad fue bitcoin, parece que estamos de vuelta en un ciclo alternativo “.

Hay una buena explicación detrás de la rotación entre Bitcoin, Ripple, Ethereum y otras criptomonedas. Algunos exchange de criptomonedas requieren Bitcoins para pagar las transacciones de monedas. Entonces, los inversores que ya poseen Bitcoins tienen que venderlos para ejecutar esas transacciones.

Otros simplemente venden y compran sus criptomonedas por otras al variar su precio de mercado, intentando obtener beneficio con ello sin llegar adquirir dinero fiat.

Actualmente, muchos comentarios y artículos que hablan sobre la inversión en criptomonedas o tokens, la califican como altamente especulativa. Advierten que cualquiera que lo considere debería estar preparado para perder toda su inversión.

La rotación de una moneda a otra no es una nueva forma de invertir. Se ha aplicado durante años en Wall Street, donde los inversores rotan los fondos entre acciones “defensive” y “cyclical stocks”, en momentos en que las tasas de interés, es decir, el coste de oportunidad del dinero, permanecen bajas.

Eso es bueno para las acciones, ya que de esta manera el dinero se mantiene dentro de esta clase de activos en lugar de volver a las inversiones en el mercado monetario.