El demandante le dijo al tribunal que su inversión en Huobi debería invalidarse porque no existe bitcoin:

“Bitcoin no existe y no es una moneda de curso legal. El marxismo dice que una mercancía debe tener precio y valor, y claramente el bitcoin no lo tiene. Además, el bitcoin no es una moneda real, ya que no lo emite el banco central. Por lo tanto, no se debe usar para intercambiar o como método de pago.”

Huobi argumentó que Wang no entiende qué es Bitcoin. Y no es Huobi quien comercia con él, sino otros usuarios en la plataforma. Huobi solo sirve como una plataforma de terceros que ha estado operando legalmente. Y agregó que el precio del bitcoin lo decide el mercado, no la plataforma.

Otras dos empresas con sede en Pekín declararon que solo ayudan a Huobi a recibir los depósitos de los usuarios. Como tales, no tienen nada que ver con las pérdidas de Wang.

El juicio sobre el caso

El Tribunal Popular del Distrito de Haidian, Beijing, desestimó la demanda, diciendo que los inversores deberían ser responsables de sus propias pérdidas. La sentencia del tribunal explicó:

“Cuando los usuarios intercambian bitcoins, se supone que deben comprender completamente los riesgos relativos relacionados con él. Deben invertir solo la cantidad que pueden permitirse perder y asumir todas las responsabilidades.”

El juez de la corte resaltó que el bitcoin no es una mercancía. No tiene valor de uso. El PBOC no tiene derecho a definir Bitcoin como un producto virtual. Y Huobi no tiene derecho a intercambiar bitcoin. Solo puede ofrecer servicios comerciales.