En realidad, analistas del gigante de los servicios financieros Nomura, prevén que el rally del bitcoin en 2017 podría aumentar hasta el 0,3% al crecimiento del PIB japonés en 2018, según Bloomberg.

“Los aumentos en los valores de los activos generalmente resultan en un aumento en los gastos del consumidor, también conocido como el efecto de la riqueza“, escribieron los economistas de Nomura Yoshiyuki Simon y Kazuki Miyamoto en una nota a los clientes el viernes. “Nosotros estimamos el efecto de la riqueza de ganancias no realizadas en el mercado de bitcoin por inversores japoneses desde el inicio del año fiscal de 2017 y estimamos un aumento potencial para el gasto del consumidor de 23,2 a 96,0 mil millones de yenes.

Los economistas prevén que, aunque algunos inversores de bitcoin recientes han perdido dinero durante la corrección en el precio después de alcanzar su valor máximo hasta ahora, muchos más han conseguido ganancias considerables durante el año.

Ellos esperan que ese “efecto riqueza” lleve a los inversores a aumentar los gastos, comenzando en el primer trimestre de este año.

“Además, el hecho de que el aumento del precio del bitcoin se haya concentrado en el cuarto trimestre de 2017 podría resultar en que “el efecto de la riqueza”  se materializara en el primer trimestre de 2018 y, si se cumple, estimamos un potencial impulsor al crecimiento del PIB real en un trimestre anual con una base cerca de los 0,3 puntos porcentuales “, dijo Nomura.

Japón abraza Bitcoin

Un fenómeno similar podría ocurrir en otros mercados grandes de criptomonedas, pero Japón probablemente será especialmente pronunciado debido a la rápida aceptación del bitcoin y por ser uno de los primeros países en haber regulado la criptomoneda.

Los inversores japoneses transformaron el país en uno de los mayores centros de negociación de criptomonedas.

La adopción japonesa del bitcoin fue reforzada por un ambiente regulatorio favorable, y los analistas estiman que cientos de miles de empresas japonesas ahora aceptan pagos con criptomonedas. Algunas empresas convencionales comenzaron a ofrecer a los empleados la opción de recibir sus salarios en bitcoin.