Blockchain más allá de las criptomonedas. Un mundo de proyectos

Las economías emergentes tienes grandes ambiciones y la tecnología blockchain podría permitir una mejor ejecución de las mismas gracias a la eficiencia y transparencia que proporciona.

0

Muchos, al oír la palabra blockchain, apenas consiguen pensar en bitcoin y alguna otra criptomoneda. Si bien, lo que blockchain hace con las criptomonedas ya es un paso al frente, a diferencia de las monedas fiduciarias de toda la vida, las criptomonedas no se pueden manipular por decreto.

Blockchain más allá de las criptomonedas

Sin embargo, la tecnología blockchain es muchísimo más que ello. Tiene muchas otras funciones y utilidades que aún no han sido explotadas. Todo aquel proceso de contrato, valoración, registro o trabajo que pueda digitalizarse puede añadirse en una blockchain. Al realizar tal cambio, las empresas conseguirán enormes avances en los procesos, eficiencia y transparencia.

La tecnología blockchain es capaz de organizar una gran cantidad de información asociada a una serie de transacciones, y esto, es ideal para gestionar megaproyectos de infraestructura mundial en desarrollo.

Solución para muchas cosas

Hasta hace relativamente poco, para que dos personas pudiera realizar transacciones, era necesario un intermediario, ya fuera una institución gubernamental, una institución contable o un notario. La tecnología blockchain pone a su disposición un espacio de almacenamiento de datos en el cual puede crear un historial verificado para cualquier registro de activos que pueda digitalizarse. Aunque parezca extraño de imaginar, cualquier propiedad o proceso como, por ejemplo, una propiedad, la energía o los servicios pueden registrarse en un ledger (libro mayor) o bloque y ser distribuidos en una comunidad virtual. Las transacciones de una misma blockchain son verificadas por los participantes que aceptan términos por consenso de carga de trabajo. Este proceso elimina los trámites administrativos, las comisiones, los tiempos de espera y la corrupción.

La blockchain puede ser muy beneficiosa. Aquellas personas que realizan transacciones transfronterizas múltiples y las economías emergentes deberían plantearse utilizarla. Al eliminar los intermediarios, se eliminan muchos elementos humanos sujetos a errores y que añaden un coste a la operación, además de hacer que esta no requiera de tanto tiempo para ser procesada.

Blockchain encripta los datos de cada transacción de inicio a fin. Su sistema de verificación crea un registro totalmente independiente del mundo exterior.

Blockchain en países en desarrollo

Internet nos muestra la realidad del mundo, y con ella, los avances de todo el mundo. Todos deseamos vivir cómodamente y ello requiere innovación y altas demandas de energía y transporte. El Banco Mundial estima que los países en desarrollo necesitan megaproyectos por valor de 1,3 billones de dólares para elevar los niveles de vida y el PIB, incluida la producción de petróleo en el Atlántico Sur, construcción de carreteras y puertos en África, puentes en Asia, recuperación de arena en el Pacífico y construcción de islas en el Sur Mar de China y el Océano Índico, minería de níquel en Siberia, todos con derrames económicos y costos de oportunidad.

Los países en desarrollo están distantes de poder establecer un ingreso básico universal o poder pagar un salario del gobierno a los ciudadanos trabajen o no, por ejemplo. Es por ello que muchos países recurren al desarrollo a gran escala para dar empleo a grandes cantidades de manera sostenible.

La escala operativa de los megaproyectos y su necesidad de rendición de cuentas independiente y verificaciones instantáneas con un gran número de contratistas, inversores, contables, reguladores, operadores, etc. hacen que la integración de blockchain sea realmente interesante. Todas estas operaciones son complejas. Algunas empresas tienen modelos comerciales tradicionales secretos que pueden resultar en ineficiencia o corrupción. La blockchain realizaría estas operaciones de forma transparente y la verificación de cada una de ellas sería independiente a cualquier otra entidad que no estuviese directamente relacionada gracias a los tokens de la plataforma. Por otro lado, garantizaría iniciativas de responsabilidad social empresarial, desarrollo comunitario o cambio climático y alentaría las alianzas público-privadas y la participación de las pequeñas empresas.

La tecnología blockchain es una solución real para aspectos políticos y económicos para las economías emergentes. Aquellos países en desarrollo que no han podido construir sus propias instituciones sólidas que promuevan la transparencia y el igualitarismo, ahora pueden, gracias a la tecnología blockchain adquirir los nuevos estándares legales y contables.

Adopción generalizada de Blockchain

Para una adopción real de la tecnología blockchain es necesaria una demanda pública generalizada y, en última instancia, seguridad jurídica. Y aunque algunos gobiernos o intereses especiales luchen para proteger sus privilegios, las redes sociales proporcionan “transparencia a demanda”.

Para conseguir la aceptación de blockchain es necesario enseñar sus beneficios. Si estos no llegan a la población, el increíble potencial de la tecnología se verá obstaculizado por la falta de conocimiento de la población.

Por otro lado, hay que perfeccionar la tecnología. A pesar de su gran eficiencia, blockchain tiene serias limitaciones. Por un lado, su funcionamiento requiere grandes cantidades de electricidad. Además, tiene problemas de escalabilidad, únicamente pueden enviarse un número finito de transacciones a la vez. Y como otra limitación importante encontramos que la capacidad de almacenamiento necesaria es enorme, los libros contables han de estar continuamente actualizándose en los ordenadores de los participantes.

La tecnología blockchain a través de los megaproyectos de energía e infraestructura es capaz de mejorar el nivel de vida y generar actividad económica. No obstante, las naciones en desarrollo no pueden llevar a cabo sus negocios secretos de la misma forma que lo han hecho las élites. Por ello la tecnología blockchain puede ser el canal para desafiar sus limitaciones.