Los delincuentes aparecen en cualquier lugar en el que sepan que pueden sacar provecho a costa de los demás. El mundo de la criptografía y el espacio blockchain se ha convertido en un atractivo objetivo para muchos ciberdelincuentes. Entre los principales factores que incitan a ello, se encuentran el anonimato de las criptomonedas y el elevado valor de las mismas.

Una nueva campaña de phishing dice estar infectando ordenadores con WannaCry ransomware y exige a los usuarios que paguen un rescate de bitcoins si quieren mantener sus archivos o serán eliminados.

Lo que muchos no saben, es que se trata de una estafa. A través de la cual, buscan jugar con el nombre de alto perfil de WannaCry, protagonista del caos que invadió el mundo en mayo de 2017. El correo electrónico, es apenas uno más en el buzón de entrada de los que lo reciben. Sin la capacidad de encriptar ni borrar ningún archivo, sus únicas habilidades son las de transmitir desconfianza y miedo.

El centro de fraude y cibercrimen del Reino Unido Action Fraud y la policía de la ciudad de Londres han emitido una alerta sobre el fraude, que ha recibido más de 300 alertas sobre el correo electrónico en los últimos días. El consejo para aquellos que han recibido el correo es que lo eliminen y lo denuncien a las autoridades.

El correo electrónico dice ser de ‘WannaCry-Hack-team‘ y con el asunto mal escrito ‘Attantion WannaCry’ y con un mensaje que dice que ‘WannaCry ha regresado‘ y que ‘todos sus dispositivos fueron pirateados‘ con una versión del ransomware .

El mensaje amenaza a los usuarios diciéndoles que sus archivos de cualquier dispositivo que use Windows, iOS, MacOs, Android o Linux, serán encriptados y eliminados permanentemente si no cumplen lo que les pide el rescate.

Los criminales no pueden cumplir la amenaza ya que WannaCry apenas puede acceder a los sistemas Windows. El resto de sistemas operativos no pueden ser afectados con él.

El rescate es, nada más y nada menos, que un pago de 0,1 bitcoin ($ 650) a una wallet especifica para “asegurarse contra la demolición de datos”.

Después de realizar el pago, y según las indicaciones, hay que enviar un correo electrónico informando para que nos informen de cómo evitar que se borren datos. Al ser una estafa, aquel que paga lo hace por nada.

El ransomware que se entrega ni siquiera es el adecuado. Por mucho que el correo electrónico amenace diciendo que si intenta eliminar el “programa” WannaCry sus archivos se eliminarán inmediatamente. Siendo que no hay ningún programa, ningún archivo podrá ser eliminado junto a él.

Según Action Fraud “en realidad, los correos electrónicos son solo un ejercicio de phishing para tratar de extorsionar dinero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.