Como se comentó en el artículo ¿Qué es cryptojacking? Minería oculta, el criptojacking consiste en utilizar la potencia de procesamiento de un ordenador para minar criptomonedas sin el permiso o conocimiento del propietario. Las monedas preferidas para llevar a cabo el criptojacking son las más anónimas. Por lo que Monero es una criptomoneda perfecta para este tipo de crimen.

Los hackers se están dedicando a instalar Coinhive, un popular script de minería de Java, en páginas web con poca seguridad para que minar Monero. Este tipo de ataque ya ha afectado a una gran cantidad de webs de alto perfil.

Según comentó el noticiario local The Asahi Shimbun, 16 personas han sido arrestadas en Japón por fiscales de 10 prefecturas sospechosas de estar involucradas en un caso criminal de criptojacking.

De esas 16 personas, 3 fueron arrestados como sospechosos de uso ilegal de lo que definieron como virus informático, los demás enviaron sus documentos identificativos a los fiscales bajo la misma sospecha.

Los sospechosos, barones de entre 18 a los 48 años, operaban sus propias páginas web, utilizándolas presuntamente para enviar programas a los ordenadores de las víctimas sin su consentimiento. Estos programas realizaban la pesada y lenta tarea de minar criptomonedas, en ese caso Monero.

El conocido programa Coinhive fue el usado por 15 de los hackers, mientras que otro, creó su propio programa, muy similar a Coinhive. Este último, además, fue arrestado también por ser sospechoso de haber creado un virus informático.

Coinhive permite la minería a cambio de un porcentaje. El 70% de los beneficios se lo queda el operador de la web, mientras que el 30 % restante se mantiene en Coinhive.

Se calcula que la cantidad de dinero que los sospechosos han obtenido a través del criptojacking asciende a 120.000 yen (1.100 dólares).

Desde que Coinhive se lanzó en septiembre de 2017, la policía está monitorando el programa para determinar dónde se está instalando.

El motivo por el que la policía los ha arrestado ha sido cometer infracciones legales al no pedir consentimiento a los usuarios. Además, el consumo de los ordenadores de los individuos afectados ha tenido un consumo mayor desde que se les activó el programa de minería.

La posibilidad de que el programa pueda ser instalado sin el conocimiento de los propietarios de los equipos informáticos hizo que fuera criticado desde su aparición. Lo que también alertó a los principales fabricantes de antivirus a que tomaran medidas para bloquear la instalación del programa Coinhive, que las compañías de software consideraron como virus.

Una vez más alertamos a todos aquellos que tengan cualquier tipo de acceso a cualquier página web, por muy reconocida que sea. Los hackers consiguen aprovecharse de cualquier vulnerabilidad para beneficiarse así de nuestros recursos.