El intercambio de carbono AirCarbon Exchange, con sede en Singapur, anunció el lanzamiento de un mercado global de carbono para aerolíneas basado en tecnología blockchain. Así lo anunció Business Time el pasado 30 de octubre.

Según el medio local, el lanzamiento tuvo lugar durante la Cumbre de Energía Limpia de Asia 2019, evento que forma parte de la agenda de la Semana Internacional de Energía de Singapur 2019, que se desarrolló en Marina Bay Sands. Allí, el Ministro de Estado Superior del Ministerio de Comercio e Industria de Singapur, Koh Poh Koon, “acuñó el primer token digital AirCarbon del nuevo intercambio”.

El lanzamiento de AirCarbon contó con la presencia del Primer Ministro de Estado para el Ministerio de Comercio e Industria de Singapur, quien acuñó el primer token de AirCarbon. Fuente: Business Times.

El mercado de AirCarbon está dirigido a los miembros de la industria del transporte aéreo que estén interesadas en intercambiar créditos de emisiones de carbono, los cuales serán tokenizados y gestionados haciendo uso de una cadena de bloques, con el objetivo de hacerlos líquidos, fungibles y comercializables.

Los tokens estarán respaldados, cada uno, por una tonelada equivalente de créditos de carbono. AirCarbonExchange, perteneciente a la compañía AirCarbon Pte Ltd, proporcionará los créditos, que llevarán por nombre EEU (por las siglas en inglés de Unidades de Emisión Elegibles).

Con la compra de estos créditos, las aerolíneas y demás corporaciones adquirirán compensaciones de dióxido de carbono (CO2) por cumplimiento y propósitos voluntarios, si se aprueba la lista de unidades conformes (“La OACI ha aclarado que todavía no hay unidades de emisión elegibles o aprobadas bajo el esquema ya que el consejo no ha tomado una decisión al respecto”, según Business Times). Cabe destacar que OACI es la Organización de Aviación Civil Internacional.

De acuerdo con AirCarbon, cada uno de los tokens estará respaldado en una tonelada equivalente de créditos de carbono. Imagen de Gerd Altmann en Pixabay.

En cuanto a la plataforma a utilizar para AirCarbon, solo señalaron que la solución de comercio front-end para el intercambio fue diseñada por la compañía de software británica First Derivates.

Si bien AirCarbon Exchange anunció el lanzamiento de este mercado de créditos de carbono, aún no está completamente operativo: se tiene previsto que lo esté para 2020. Además, AirCarbon requiere de la licencia de operador de mercado reconocido (RMO) de la Autoridad Monetaria de Singapur, la cual ya ha solicitado, según reportó Business Time.

Si bien el intercambio está enfocado en permitirles a las aerolíneas el intercambio de créditos de carbono, otras organizaciones interesadas, como bancos e inversionistas, pueden formar parte del ecosistema de AirCarbon Exchange Ecosystem. Imagen: Business Times.

De acuerdo con Business Time, AirCarbon Exchange “es una empresa de colaboración con la Asociación de Energía Sostenible de Singapur (SEAS) y cuenta con el respaldo de Enterprise Singapore”; esta última es una agencia gubernamental dependiente del Ministerio de Comercio e Industria de Singapur.

El presidente y cofundador de AirCarbon, así como también el presidente de SEAS, Edwin Khew, declaró que el objetivo que persiguen es que el criptoactivo de AirCarbon “sea el instrumento más fácil y racionalizado para el comercio de EEU a nivel mundial”.

Khew afirmó que AirCarbon será “el primer centro mundial de comercio de carbono con múltiples partes interesadas habilitado para blockchain del mundo”, y estimó que los intercambios  de carbono podrían superar los 100 mil millones de dólares.

Asimismo, Khew manifestó que se establecieron alianzas con partes interesadas, no sólo con aerolíneas, sino también con “desarrolladores de proyectos ecológicos, proveedores de tecnología sostenible, instituciones multilaterales, inversores de impacto y reguladores”.

A inicios de septiembre se conoció que el Partido Democrático Libre (FDP) de Alemania propuso la creación de una criptomoneda para recompensar a quienes remuevan dióxido de carbono (CO2) y demás gases de efecto invernadero (GEI) de la atmósfera. Según lo reseñado en el medio local Welt, la criptomoneda, denominada “Arbil” tiene como objetivo retribuir a quienes contribuyan con la remoción de gases de efecto invernadero ya emitidos, como una forma de recompensarlos por su contribución con la protección climática.

En marzo la compañía valenciana Greenb2e, que provee tecnologías de energía renovable, divulgó el desarrollo de un sistema basado en tecnología blockchain para la tokenización y comercialización de certificados de ahorro en el mercado de emisiones de dióxido de carbono.

De forma similar, el CommonWealth Bank of Australia (CBA), el banco más grande de Australia, anunció en agosto que se encontraba trabajando en el desarrollo de un prototipo de un mercado digital basado en tecnología blockchain, en el cual planean intercambiar BioTokens, criptoactivos que supuestamente representarán créditos de biodiversidad.

Imagen destacada por Free-Photos/ pixabay.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.