La minería de Bitcoin desperdicia mucha energía. ¿Saben cuánto consumen las luces de navidad?

Tal vez sea de los que piensa que la minería Bitcoin requiere de una cantidad absurda de energía. No obstante, si eso ya le incomodaba, sería mejor que ignore el consumo de energía de las luces de navidad de algunos países del mundo. Particularmente, el de los EEUU, cada año supera el consumo de algunos países.

0

La minería de bitcoin ha sido protagonista de muchas polémicas al rededor del mundo. Su elevado consumo ha sido criticado por personas e instituciones y con razón. En total, la energía consumida por la minería de Bitcoin representa el 0,13% del consumo total global. Puede no parecerle mucho, sin embargo, esta cantidad supera el consumo anual individual de 159 países.

Hace poco, en Bitcoin.es comentamos que Bitcoin podría destruir el planeta tierra. Y no es mentira. Bitcoin podría impulsar las temperaturas globales por encima del umbral catastrófico de 2ºC para 2048.

EEUU y sus luces navideñas

La navidad está llegando y muchos ya esperan con emoción que las calles se llenen de adornos. Luces, abetos y otros adornos navideños recorren las calles de muchas ciudades durante esa época.

La magia de la navidad se siente en muchos rincones del mundo. Las familias y amigos se reúnen, la alegría envuelve las casas. Los niños cantan villancicos y esperan sus regalos ansiosos mientras los padres y familiares corren a las tiendas con la lista de Santa Claus. La navidad es una época del año en que el consumo familiar es muy elevado. La gente consume por costumbre y no por necesidad. Las familias gastan, en ocasiones, más de lo que pueden permitirse. En Estados Unidos, el promedio que recibe cada persona durante estas fechas es de casi 1.000 dólares. Y si nos fijamos en el consumo de energía de las luces decorativas es aterrador.

Record en consumo de energía

El consumo de las luces de energía navideñas de los EEUU es mayor al del país entero.

La competición por tener el mejor decorado de navidad le pasa factura al país. Las luces de navidad particulares representar un consumo descomunal de 6,63 billones de kilovatios por año. Esta cantidad de energía es mayor que la de muchos países en desarrollo anualmente. Por ejemplo, el Salvador tiene una población de 6.3 millones y usa 5,35 billones de kilovatios-hora cada año. Etiopía también tiene un consumo inferior al del Bitcoin en los EEUU. El país tiene una población de 105 millones de personas que usan hasta 5,30 billones de kilowatt-hora.

Bitcoin y algunas otras criptomonedas se han dado a conocer en parte por su elevado consumo. Y con razón, el proceso de minería consume bastante energía, aproximadamente 215 kilovatios-hora de energía por cada bitcoin (o 56 millones de kilovatios-hora por día, según 262,202 transacciones promedio).

Blockchain consume pero aporta

No se deje engañar, es una cantidad absurda. No obstante, la minería de criptomonedas está buscando soluciones sostenibles, energía más limpia y la posible transición a la Proof-of-Stake (PoS). Y las luces navideñas, explíqueme qué hacen o cuál es la medida que se está tomando para acabar con ellas.

Los grupos de minería crean puestos de trabajos y han dado lugar a una importantísima tecnología que aún se está desarrollando. La unión de estos ordenadores da lugar a lo que conocemos como blockchain. La tecnología blockchain nos ayudará a crecer, a controlar nuestro dinero y estar más seguros financieramente.

Blockchain es la tecnología más revolucionaria desde la aparición de Internet. De una forma simple y resumida: esta tecnología permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una forma completamente segura. Es una base de datos distribuida que mantiene una lista en continuo crecimiento de registros ordenados llamados bloques y se considera muy transparente ya que todos los interesados pueden ver el progreso en tiempo real. Sería como el libro de asientos de contabilidad de una empresa en el cual se registran todas las entradas y salidas de dinero, pero, en formato digital.

¿Por qué nadie habla de las luces de navidad?

En navidad, hay un consumo excesivo y realmente innecesario para adornar las calles de la gran ciudad. Aunque es verdad que alegra muchos corazones, no aporta mejoras ni soluciones para algún tipo de problema. Y no solo eso, no se ha oído hablar de que se estén buscando soluciones para reducir el consumo o, incluso, eliminarlo. Nadie habla de ello, ni siquiera los ecologistas le están prestando atención a esta realidad.

El consumo energético de los Estados Unidos es muy elevado, lo que hace que el consumo de energía por luces navideñas sea de apenas el 0,2% del consumo de la nación.

Para ayudar a salvar nuestro planeta, cualquier ayuda debería ser bienvenida y cualquier ahorro de energía debería ser contemplado. Si cada uno de los países del mundo, independientemente de lo que hicieran los demás, se movieran por hacer su parte, nuestro planeta lo agradecería.

La tecnología evoluciona, por desgracia, lo hace más para cuidar de nosotros, para suplir necesidades creadas por nosotros mismos que para hacer del mundo un lugar mejor.