La firma de reclutamiento global Robert Walters acaba de publicar un informe donde revela la rivalidad existente entre las ciudades de Londres (UK) y San Francisco (Estados Unidos) en cuanto a actividad de empresas FinTech de alto valor. El reporte sugiere que, de continuar la tendencia actual, Londres podría convertirse en muy poco tiempo en la sede de operaciones de una mayor cantidad de compañías fintech con valor superior a los mil millones de dólares, las llamadas “unicornios”, comparada con San Francisco, California.

El sector de los servicios financieros tradicionales fue uno de los que más acusó la crisis mundial del 2008. A fin de enfrentar los malos tiempos, las instituciones bancarias y demás organismos de naturaleza financiera se concentraron en minimizar los costos y reducir los riesgos, lo que llevó a una contracción generalizada del sector. Las estadísticas del Reino Unido señalan que, aproximadamente unas 100.000 personas quedaron fuera de sus puestos de trabajo como consecuencia de la crisis, lo que significa un siete por ciento del total de empleados por el segmento de servicios financieros.

Sacando provecho de la tecnología

En el mundo de las finanzas, las grandes crisis también dan paso a grandes oportunidades. La contracción en el sector de servicios financieros produjo las condiciones adecuadas para que nuevos modelos de negocios salieran a la luz. Pronto, una innovadora combinación de tecnología y servicios financieros haría su aparición en escena para llenar el vacío, naciendo lo que conocemos hoy en día como la industria fintech. Siendo inicialmente desestimado por el mundo financiero tradicional, el sector FinTech ha mostrado ser un segmento altamente rentable. Actualmente, la banca y toda la corte de instituciones tradicionales relacionadas trabajan intensamente en la oferta de servicios y productos que puedan ser atractivos a los clientes, para así competir con las empresas fintech.

En estos momentos, ya existen 29 (criterio de Robert Walters) compañías de FinTech valoradas en más de mil millones de dólares cada una. El nivel de éxito que han alcanzado estas empresas y una nueva generación de iniciativas que empieza a generar ganancias considerables, han hecho que las contrataciones en el sector de servicios financieros muestren signos de crecimiento. En su investigación, Robert Walters indica que “los puestos de TI cubren más del 30 por ciento de los roles profesionales en el sector, comparado con el 24 por ciento registrado en 2017. Las estimaciones señalan que este porcentaje tiene espacio todavía para aumentar.”

FinTech crece en Londres

Por otro lado, los bancos tratan de permanecer al día, ofreciendo soluciones bastante parecidas a las innovaciones tecnológicas propuestas por las compañías FinTech, haciendo que la línea entre los servicios financieros tradicionales y los del nuevo sector se desdibujen progresivamente. Además, en la Unión Europea las empresas de FinTech tienen permitido funcionar como un banco, toda vez que cumplan con los requisitos establecidos, incluyendo la aprobación de la licencia bancaria respectiva.

Tal es el caso del proveedor de soluciones de banca móvil Revolut. Las licencias bancarias permiten a las empresas de FinTech garantizar los depósitos de los clientes, brindando la seguridad exigida por los clientes bancarios tradicionales.

El futuro del dinero es digital

La ola de FinTech reveló una brecha en el mercado con respecto a las ofertas digitales. Los servicios financieros tradicionales se habían quedado encerrados en sus sistemas de oficinas, mientras que las firmas de FinTech se basaron en la omnipresencia de Internet y la cultura de los milenials, amantes de los teléfonos inteligentes, para ofrecer soluciones sólo en formato digital.

En su informe, Robert Walters revela que “las empresas de dinero electrónico crecieron un 51% entre 2017 y 2018, y se proyecta que, para 2020, más de la mitad de los proveedores de servicios de pago en el Reino Unido serán sólo digitales. Esto indica una reducción progresiva de las prácticas bancarias tradicionales, a medida que lo digital se convierte en el medio prevalente dentro del sector de servicios financieros”.

servicios financieros digitales

Si bien es cierto que las líneas entre la industria financiera tradicional y el sector de FinTech son cada vez más difíciles de distinguir, los bancos tienen una preocupación genuina en cuanto a poder competir con los productos y servicios ofrecidos por las, más ágiles, empresas de FinTech. Robert Walters señala que, como respuesta, los bancos podrían comenzar con una ola de adquisiciones de compañías de FinTech, un movimiento que no está lejos del modus operandi en el sector financiero. En todo caso, los bancos tendrán que adaptar sus servicios y centrarse más en el cliente y su predilección por lo digital si quieren seguir conservando su parte del pastel mundial de proveedores de intermediación financiera.

Sector FinTech, pleno crecimiento en Reino Unido

El surgimiento de las FinTech es un fenómeno de escala global, y Reino Unido no escapa a ello; la industria financiera del país siente sus ganancias amenazadas. Robert Walters dice en el informe:

En los últimos cinco años, el aumento de la industria FinTech ha tenido un profundo impacto en el sector bancario del Reino Unido. Tanto es así, que los bancos tradicionales ven cada vez más que sus flujos de ingresos principales son atacados“.

Las firmas de FinTech están aprovechando la tecnología para brindar al público los servicios que necesitan, al tiempo que promueven la facilidad de uso, la accesibilidad y su bajo costo. Los servicios ofrecidos por las empresas de FinTech suelen estar disponibles con sólo presionar un botón en un smartphone. Además, tales compañías suelen cobrar tarifas mucho más bajas comparadas con las que suelen cargar los bancos. Un buen ejemplo de ello es TransferWise, una de las compañías “unicornio” con sede en el Reino Unido que actúa como servicio de transferencia de dinero transfronterizo. Mover dinero con TransferWise es significativamente menos costoso, y mucho más rápido, que hacerlo mediante las transferencias bancarias ordinarias.

Mientras que el sector tradicional trata de ponerse al día, el número de empleos disponibles en el sector de las FinTech sigue creciendo. Aunque las oportunidades en FinTech son todavía menos que en el sector financiero tradicional, el segmento tiene tasas de crecimiento mucho más rápidas. Robert Walters encontró que “comparado con 2017, en 2018 el sector de las FinTech creó un 61 por ciento más de puestos de trabajo, lo que lo convierte en el sector de mayor crecimiento en la economía de Londres. El aumento también se refleja a nivel regional, donde la creación de nuevos empleos creció en un 18% el año pasado”.

fintech

El reclutamiento dentro del sector FinTech se centra en los profesionales de TI. Entre 2017 y 2018, la demanda de profesionales de tecnologías de la información aumentó en un 74 por ciento. A medida que el sector de FinTech se expande, las empresas necesitan incorporar a más gente. El desarrollo de nuevas ofertas digitales y propuestas de alta calidad requiere de profesionales destacados.

Aquí es donde el sector bancario tradicional también parece estar quedándose atrás. Su tasa de contratación del 17 por ciento se encuentra muy lejos del 82 por ciento de las compañías FinTech. En ambos sectores, los profesionales de TI con mayor demanda son los desarrolladores de software. Los programadores de Java suelen comenzar a trabajar en Londres con salarios que arrancan en las 60.000 libras.

Londres puede superar a San Francisco

Según el reporte, de las 29 empresas FinTech de alto valor a nivel mundial, nueve están ubicadas en San Francisco, California, mientras que siete tienen su cuartel general en Londres. Por otra parte, Londres ha sido capaz de atraer un tercio de toda la financiación de capital de riesgo en Europa, dinero destinado a startups de FinTech establecidas en dicha ciudad. La combinación de estos factores, sumados a una buena reserva de talentos, podrían contribuir a que, en muy poco tiempo, Londres aventaje a San Francisco como centro FinTech mundial.

Londres se afianza como centro FinTech mundial y podría desplazar a San Francisco en poco tiempo

James Murray, quien se desempeña como Director de Servicios Financieros en Robert Walter resaltó:

“Si nos fijamos en las principales compañías de alto valor en FinTech del Reino Unido, el aumento de ingresos logrado en los últimos doce meses es absolutamente fantástico: de un ingreso combinado de 77, 1 millones de libras pasa a 177,6 millones de libras. Eso es un aumento del 130% de ingresos ¡en sólo un año! El auge de la industria a sido tal, que, en 2018, la creación de nuevos empleos en el sector de las FinTech creció un 61 por ciento, hecho que lo convierte en el sector de mayor empuje de la economía londinense”.