InicioActualidadBitcoin: un insider de Wall Street golpea duro a VanEck

Bitcoin: un insider de Wall Street golpea duro a VanEck

Es cierto que Bitcoin suele levantar pasiones, a veces de la más intensas.

Para darse cuenta de ello, nada más debemos dar una mirada a los tuits de Michael Saylor, el mandamás de MicroStrategy, relacionados con su participación en la Bitcoin Conference 2021.

Como buen toro de Bitcoin, a Saylor no se le escapa oportunidad de alabar a la moneda. El trino más reciente de BTC tiene que ver con Coinbase y los planes de retiro 401(k).

La casa de intercambio cripto Coinbase se unió con la administradora de retiros ForUsAll para trabajar en Alt 401 (k). Gracias a la plataforma Alt 401(k) los empleados de las compañías afiliadas podrán añadir criptomonedas como parte de su fondo de retiro.

Es decir, los trabajadores podrán invertir en criptos, usando parte del dinero ahorrado para su plan 401(k).

Publicidad

El CEO de MicroStrategy secundó la moción en Twitter, al decir que hace bastante sentido invertir en un activo que “perdurará a pesar de gobiernos, corporaciones y ciclos de productos”. ¿Invertir?

Es aquí donde comienza la diatriba para VanEck, lanzada por Roger Lowenstein. Lowenstein estuvo en las filas del Wall Street Journal durante el tiempo suficiente como para hablar con autoridad.

Bajo su mano tiene la autoría de seis libros sobre economía y finanzas. En cuanto a las criptomonedas, no se declara precisamente a favor de ellas.

El escritor acaba de publicar su punto de vista en cuanto a las criptos en Market Watch. Lo que comenta allí no es apto para seguidores empedernidos de las criptos. O tal vez sí.

Nadie invierte en Bitcoin

El, alguna vez, reportero del WSJ comienza diciendo que nadie ha invertido jamás en Bitcoin, o en cualquier otra moneda digital. Para él, es tan sencillo como que Bitcoin no califica en el renglón de “inversión”.

Lowenstein lo pinta claro al afirmar que es la especulación la principal utilidad de BTC. Hasta aquí, pareciera no haber mucho que agregar. Pero, oh, el periodista mete a la Comisión de Bolsa y Valores, la temida SEC, en el asunto.

Particularmente, espera que el actual encargado de la comisión, Gary Gensler, tenga esto en cuenta muy pronto. Durante estos días, la SEC debería tomar una decisión acerca de la solicitud sobre los ETF de Bitcoin introducida por VanEck.

En el supuesto de que la comisión llegara a aprobar los ETF de VanEck, tendría que dar el visto bueno a otros cinco postulantes. Esto haría seis firmas de inversión ofreciendo fondos negociables de Bitcoin.

Si la lengua de Elon Musk fue capaz de impulsar la cotización de BTC al anunciar en Twitter la venta de coches eléctricos por la moneda, imaginen el frenesí especulativo que desataría una decisión de este tipo por parte de la SEC.

Pero, calma. La SEC no tiene fama de generosa cuando se trata de criptomonedas, así que es poco probable que suceda. Lo interesante es que Lowenstein lo mencione en su publicación de Market Watch.

Publicidad

Retiro en peligro

Contrario al sentir de Michael Saylor, Lowenstein sostiene que lo de “invertir” en criptos mediante los planes 401(k) es una soberana estupidez.

Desde su punto de vista, Bitcoin es una apuesta. Y usar los fondos de trabajadores en esa apuesta es algo que puede salir muy mal. El ex reportero cita a Benjamin Graham, el “decano de Wall Street” y su definición de lo que es inversión.

Para Graham, una verdadera inversión debe proveer dos cosas: primero, seguridad de los fondos invertidos y, segundo, un retorno satisfactorio. A estas alturas, resulta necio preguntar si el dinero de alguien pueda estar seguro al estar comprometido con criptomonedas.

Los directores de los bancos más grandes en los Estados Unidos coinciden también en esto. A pesar de revelar que existe un interés por exposición a las criptos de sus clientes, reconocen que el riesgo a las pérdidas por volatilidad es sumamente alto.

Eso fue lo que respondieron, casi en coro, al ser entrevistados de manera virtual en unas audiencias organizadas recientemente por el Comité de Servicios Financieros del congreso de ese país.

Lowenstein contra VanEck

En su artículo, Lowenstein desmonta un por uno todos los argumentos de venta que emplea VanEck en su sitio web respecto a Bitcoin como la mejor inversión.

No hay para qué culpar a VanEck. Siendo especialistas en fondos mutuales y ETFs, es natural que busquen despertar el interés de los inversores para traerlos a su negocio.

Primero, Bitcoin no es dinero, ni se está usando como dinero, ni puede serlo, dice Lowenstein. ¿Acaso vieron los autos de Tesla ofrecerse a precios marcados en Bitcoin luego de su anuncio? En ningún momento.

Publicidad

¿Puede funcionar como dinero algo cuya escalabilidad está a años luz de la cantidad de operaciones que maneja Visa, por ejemplo? Ni soñarlo.

Según Lowenstein, la adopción de Bitcoin es otro mito que se usa para, aunque suene redundante, buscar adeptos. Es algo así como ir al sitio de moda. Nadie sabe con exactitud cuál es el atractivo del lugar, pero hay que ir porque mucha gente lo está haciendo.

Con el trading de criptomonedas sucede el mismo fenómeno. Pero, vamos, es que andan tomados de la mano.

Cuando las cosas se ponen mal, como ahora, que Ethereum se está cotizando por debajo del soporte de USD 2.400, es que se dan cuenta que el trading de criptos no es para todos.

Ni Bitcoin ni oro

Otros de los manidos argumentos para promocionar las inversiones en BTC es decir que Bitcoin es el sustituto del oro. “Bitcoin será el nuevo refugio de valor”, todos lo dicen, y lo repiten, incluso VanEck, claro.

Pero Lowenstein le hala la alfombra a VanEck de nuevo. El oro tampoco es una inversión, aclara el periodista. Es un respaldo que, a diferencia de Bitcoin, sí tiene valor intrínseco.

El oro ha sido usado desde centurias como dinero, y fue lo que otorgaba valor al dólar de los Estados Unidos, hasta que Nixon hizo lo que hizo.

Además, dice Lowenstein, al igual que otros metales preciosos, el oro no es solo para joyas y coronas, también tiene aplicaciones industriales. ¿Llegará Bitcoin a tomar el puesto del oro como refugio de valor? Habrá que esperar y ver.

Puede suceder

Resulta que el actual director de la SEC, el señor Gensler, proviene de la Escuela Sloan de Administración y Dirección de Empresas del MIT. Gensler llevaba allí su cátedra sobre tecnología blockchain y criptomonedas.

Cuando el presidente Biden lo escogió para comandar la SEC, se pensó que Gensler será la persona que marcará la apertura definitiva para las criptos.

Por su parte, Lowenstein ruega para que el Congreso actúe a tiempo y evite un desastre. Sobre todo, por la posibilidad que se le presenta al mundo de la criptomonedas con los planes de retiro.

El Congreso norteamericano ha sido vigilante con la protección de los contribuyentes. Respecto a los planes 401(k), ha determinado que no es posible invertir tales fondos en cierto tipo de activos por el riesgo que implican.

Por su naturaleza, tales activos no pueden tasarse de manera concreta. Por ejemplo, las monedas de colección. Lowenstein espera que los legisladores apliquen el mismo criterio a Bitcoin y su cohorte de “activos digitales”, inquilinos de lo que se conoce como “el ecosistema”.

De dar luz verde a VanEck, en opinión de Lowenstein, la SEC habrá cometido una equivocación de las mayores. Tal aprobación sólo hará que la burbuja de las criptos se haga gigantescamente grande, y su posterior explosión resulte múltiples veces más dañina.

Abelardo Madrid
Administrador de redes y sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Populares

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img