Una gran barrera que enfrentan todas las criptomonedas que aspiran a ser una forma de dinero cotidiana es la adopción por parte de los comercios. Uno de los motivos es que los establecimientos no se sienten atraídos por la idea de aceptar las criptomonedas. Eso se debe a que poquísimas personas o ninguna va a adquirir nada con ellas. Por otro lado, sucede lo mismo con los consumidores, para qué adquirirlas si no podrás usarlas en los establecimientos.

La difícil adopción de las criptomonedas como sistema de pago

Las wallets de consumidores no son para nada complicadas, cualquier persona que tenga alguna criptomoneda y quiera usarla puede descargarse una aplicación para su teléfono y estar lista para comenzar. Si un número considerable de establecimientos permitiesen comprar con criptomonesdas, probablemente el problema disminuiría en gran medida.

Sin embargo, lo que parece fácil de resolver tiene sus complicaciones. Las tiendas tienen consideraciones más complicadas. Deben poder adjuntar eventos de ventas específicos a sus existencias o servicios, deben producir registros para fines tributarios, necesitan sistemas que puedan integrarse con sus sistemas comerciales existentes, deben tener interfaces lo suficientemente fáciles para que tanto el personal como los clientes puedan Acceso, entre otras consideraciones.

La tecnología blockchain y las criptomonedas son tan recientes todavía que el ámbito legal aún no está totalmente establecido. Por ello, crear un establecimiento o punto de venta conforme el marco existente es muy complicado, en ocasiones, incluso aquellos que establecen las leyes, no saben cómo tratarlos. Por lo tanto, la adopción de las criptomonedas por parte de los comercios es bastante más complicada que la de los consumidores.

El primer paso

Por otro lado, la volatilidad de las criptomonedas puede influir negativamente en el pensamiento de los dueños de los comercios. Para que la adopción de las criptomonesdas se vuelva una opción interesante para los comercios, esta tiene que ser fácil de configurar, y ser apenas eso, una configuración. Un sistema que no pueda repercutirles negativamente, en el que la transición se realice fluidamente sin riesgo de interrumpir en cualquier otro proceso. Las tiendas han de poder ver la adopción de las criptomonesdas como simplemente una opción para agregar y no cualquier tipo de cambio en su negocio. De esta forma, la adopción de las criptomonesdas podría ver realmente llegar su momento.

Aquí entra Pundi X, un proyecto criptográfico que busca hacer la diferencia en la adopción masiva de criptomonesdas.

Pundi X

Con su lema: “Comprar Crypto debería ser tan fácil como comprar agua”. Pundi X quiere convertirse en el Walmart o 7-Once de las blockchains actuando como el medio de pago criptográfico. El proyecto ya ha dado algunos frutos implementándose en algunas tiendas y demostrando que pueden alcanzar su objetivo.

Más profundamente

El objetivo principal del equipo es el de convertirse en la mayor red descentralizada de sistemas de pago del mundo. Las criptomonesdas y la tecnología que las envuelven están en boca de casi todos actualmente, aún así, apenas una minoría hace uso de ellas. Honestamente, aún es difícil poder hacer uso de ellas para pagar diariamente.

Pundi X se asegurará de que pronto será muy fácil pagar su café con criptomoneda. 

Pundi X comenzó como una aplicación móvil, no obstante su verdadera motivación es la de ser un sistema de Punto de Venta (POS) de hardware para aceptar criptomonedas.

El equipo ya ha elaborado una máquina llamada XPOS que se ubica en el mostrador. XPOS cuenta con dos pantallas, una para el vendedor y otra para el cliente. A partir de un chip RFID puede imprimir recibos y muestra códigos QR con el que las personas podrán pagar a través de sus wallets.

Su tarjeta XPASS

Por otro lado, cuentan con una tarjeta capaz de almacenar cantidades de criptomonedas. Esta tarjeta tiene un aspecto muy similar al de una Visa común. De esta manera, busca parecerse estéticamente al método utilizado actualmente para parecer lo más normal posible. Esta tarjeta llamada XPASS en realidad es un conjunto de dos. En una de ellas se encuentra la información de clave privada necesaria para realizar retiros y depósitos dentro y fuera de las tarjetas. La otra podría compararse con una Visa, puede usarse para las compras diarias.

Variedades de XPOS

El equipo Pundi X continúa trabajando arduamente y espera poder desarrollar una versión menor y portátil de su dispositivo XPOS. A esta versión ya le han dado un nombre: XPS Handy. Este dispositivo estará enfocado a establecimientos como podría ser un restaurante, en los cuales el cobro no se efectúa en una única caja registradora.

El equipo, no solo innova en tecnología sino que busca adaptarse a los cambios en la sociedad actual. Por ello, ha desarrollado un XPOS mayor, en este caso, para establecimientos que utilizan atendimento de autoservicio de cobro. Este tipo de autoservicio es cada vez más utilizado en los comercios.

Pundi X es decididamente una empresa de hardware. Además disponen de un hack-end, que incluye su propia versión de Android v7, que es un entorno en el que los desarrolladores pueden crear aplicaciones para dispositivos XPOS para satisfacer las necesidades específicas de los minoristas. También tienen un token, PXS, que existe para gestionar las transacciones en la red XPOS.

A pesar de todos los esfuerzos, la plataforma no tiene ninguna solución de blockchain específica para gestionar el stock o la cadena de suministro. Su atención se centra totalmente en el cliente para que los consumidores puedan realizar compras con criptomoneda.

El Token de Pundi X: NPXS

La venta incial de monedas (ICO) del token de Pundi X llamado NPXS tuvo lugar el 21 de enero. Esto coincidió con el primer y último golpe que el mercado de criptografía tuvo que soportar desde el rally de diciembre. Sin embargo, el ICO se agotó en 90 segundos y se alcanzó el tope de 35 millones de dólares.

El token se basa en Ethereum y, por lo tanto, es un token ERC20. El valor se deriva principalmente de la cantidad de transacciones que se realizan a través del sistema XPOS. Por cada transacción, una pequeña cantidad de NPXS se destruye. Algunas razonas por las que es interesante comprar la moneda y por qué su precio está aumentando:

  • Programas de lealtad. Por ejemplo, el ahorro de puntos en las tiendas para recibir un descuento del 10% se paga en NPXS.
  • Los anuncios en los dispositivos XPOS se pagan en NPXS.
  • Los productos futuros se pagan en NPXS.
  • Entre otros.

Cuanto mayor sea el ecosistema de Pundi X, mayor será la demanda para el token.

Actualmente su precio es de $ 0,001532. El número de tokens en circulación es de 125.556.987.271 NPXS de un suministro total de 280.255.193.861 NPXS.

Equipo

En la página web del proyecto apenas aparecen sus 5 miembros de la alta gerencia. No obstante afirman tener 150 empleados mitad de los cuales dicen estar enfocados en investigación y desarrollo.

El equipo Pundi X opera a nivel mundial con oficinas físicas en Yakarta, Londres, São Paulo, Seúl, Tokio, Shenzhen y Singapur.