El 2019 ha sido un año de crecimiento en cuanto a la criptografía en su ámbito relacionado con las criptomonedas. Por desgracia este final de año también ha estado marcado por el crypto hacking, mayoritariamente el ransomware. La portavoz del gobierno argentino, Alicia Bañuelo, ha realizado unas declaraciones acerca del ataque ransomware que ellos mismo sufrieron hace algunas semanas.

La ministra Buñuelos realizó esta pasada semana una entrevista a un medio local argentino explicando la situación a la que se habían enfrentado el pasado 25 de diciembre. Ella mismo declaró que el gobierno argentino había sido victima de una extorsión en toda regla por parte de un grupo de hackers anónimos.

En la entrevista, se habla de que cerca de 7700 GB de datos fueron bloqueados. Por estos se pedían un 50 Bitcoins, un total aproximado de 370000 $. Estos datos albergaban información de los anteriores 10 años. El 90% de estos ya han sido recuperados y se estima que en unos 15 días ya se hayan recuperado los 350 GB restantes.

Buñuelos ha descrito el proceso de la recuperación como arduo y lento. Esto se debe a que se está trabajando con archivos muy pesados, por lo que tanto la dificultad como el tiempo de procesado es muy delicado y largo. Esto quedó demostrado cuando el pasado jueves se intento reconstruir la base de datos del sistema y tras 40 horas de trabajo el proceso falló.

Publicidad

Este tipo de ataque en los cuales se pide un rescate suelen estar planificados para empresas particulares. Pero como podemos ver, cada vez son más los ataques ransomware a entidades del estado.

Este último trimestre ha sido fatídico en cuanto a cripto ataques. En la península ibérica se destacan 2, de gran importancia, que sucedieron hace apenas unas semanas. El más reciente, el ataque a la empresa de seguridad Prosegur y hace un par de semanas el ataque a la empresa de programación Everis.

Cada vez estos ataques se están volviendo más frecuentes debido a la facilidad de conseguir los medios en plataformas como la «Deep Web». Los pagos en activos virtuales facilitan esta situación debido a que no dejan un rastro que seguir mas que las direcciones de las carteras.

Usted que cree, ¿estos ataques cesarán con el nuevo año o se seguirán dando incluso con más frecuencia? Puede darnos su opinión en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.