InicioActualidadWarren Buffett: ¿Oro o Bitcoin?, "Ninguno de los dos"

Warren Buffett: ¿Oro o Bitcoin?, «Ninguno de los dos»

A medida que la emoción, las expectativas, y el hype comienzan a construirse de nuevo sobre Bitcoin, es importante considerar el hecho de que este puede tener un rendimiento inferior a cualquier otra inversión, al menos esto es lo que muchos expertos del mundo financiero tradicional suelen decir.

Warren Buffet, uno de los inversores más influyentes del planeta, y uno de los más millonarios también tiene una aversión histórica hacia BTC y el oro. Y, su razonamiento puede tener algún mérito, pues cómo no tenerlo si ha hecho miles de millones de dólares con sus decisiones de inversión.

¿Qué plantea Warren Buffet?:


Warren Buffet invierte en activos productivos, principalmente en acciones, que crecen con el tiempo y producen valor agregado, independientemente del medio de intercambio utilizado. Marcas como Coca Cola y Dairy Queen continuarán generando rendimientos, independientemente de si la moneda con que midas este rendimiento es oro o BTC.

Esta estrategia que parece tan simple ha permitido a la compañía de Buffet, Berkshire Hathaway, convertirse en la tercera compañía pública más grande del mundo y en el décimo conglomerado más grande de ingresos, y la compañía de servicios financieros más grande de todo el mundo.

Warren Buffet

Publicidad

Los activos como el oro y el Bitcoin, afirma Buffet, pertenecen a una categoría denominada » unproductive assets «. La tesis detrás de estas inversiones es que solo se aprecian si alguien está dispuesto a pagar más por el activo en el futuro que lo que se pagó hoy. Mientras tanto, estos activos «no producen ningún valor agregado”.

Warren hace referencia a sus teorías aprendidas sobre los mercados financieros en sus muchos años de experiencia para explicar por qué es una mala inversión el oro, y por consiguiente el Bitcoin.

El oro y Bitcoin sólo lo compran los amantes del riesgo, no los amantes del retorno:


La postura de Buffet sobre el oro es probablemente similar a la del Bitcoin. En su carta anual de 2012 a los accionistas, escribe que las personas compran oro porque «temen» a otros activos, especialmente al papel que juega la moneda en los sistemas económicos, y el millonario gurú financiero reconoce que estos inversores tienen parte de razón,  pero no siempre la tendrán, Warren Buffet escribió:

“Lo que motiva a la mayoría de los compradores de oro es su creencia de que las filas de los temerosos crecerán en las economías tambaleantes. Durante la última década, esa creencia ha demostrado ser correcta”.

La teoría del “Greater Fool” de Warren:


Para que los activos como el oro, y posiblemente el BTC, tengan éxito, se requiere que la gente caiga en la teoría del «tonto mayor».

A medida que los precios en estos activos aumentan, las personas anticipan que un inversor aún más entusiasta que ellos comprará el activo, quien también anticipa que la próxima persona esperará que se aprecie, y así sucesivamente hasta creer que el activo siempre crecerá. Como afirma Buffet en su carta anual:

“El aumento en el precio ha generado por sí mismo un entusiasmo de compra adicional, atrayendo a compradores que consideran que la subida valida una tesis de inversión. Como los inversores del «bandwagon» se unen a cualquier tendencia, estos crean su propia verdad, por un tiempo, y esta verdad es endeble y no es la del mercado como un todo”.

Buffet luego hace referencia a las burbujas en los últimos 20 años de la historia económica mundial, incluida la burbuja Dot com de 1994 a 2000 y la crisis de hipotecas de alto riesgo del 2008 las cuales causaron estragos en las economías de todo el mundo. Buffet declaró respecto a este tema lo siguiente:

“En estas burbujas, un ejército de inversores originalmente escépticos sucumbió ante las señales entregada por el mercado, y el grupo de compradores, durante un tiempo, se expandió lo suficiente como para mantener el bandwagon en marcha. Pero las burbujas se hacen lo suficientemente grandes como para explotar inevitablemente. Y luego el viejo proverbio se confirma una vez más: «Lo que el hombre sabio hace al principio, el tonto lo hace al final”.

¿Es BTC victima de este fenómeno?:


Vale la pena preguntarse como personas inteligentes y autocríticas, dejando toda bandera al lado, si el éxito de Bitcoin depende de las predicciones de futuro doom and gloom y si, como los entusiastas del oro, esos Bitcoin requieren que más inversores se suban al carro para obtener ganancias.

Publicidad

golden bars

Pero por ahora no hay una respuesta única dentro del cripto ecosistema, afrontémoslo, el cripto mercado es algo nuevo, nadie nunca había visto algo similar y por ende las teorías, leyes, sueños, no habían sido escritos, y de lo que somos testigos hoy en día es del proceso de la escritura de la historia.

Aumento de la oferta de activos deflacionarios:


Otra analogía potencialmente apropiada, y característica relativa, entre el oro y el Bitcoin, los nuevos enemigos y competidores, son los suministros finitos pero en crecimiento. Como señala Buffet:

“Más allá de la asombrosa valoración dada el stock de oro existente, los precios actuales hacen que la producción anual de oro de hoy sea de alrededor de  160 mil millones de $. Los compradores, ya sean usuarios de joyas e industriales, individuos asustados o especuladores, deben absorber continuamente este suministro adicional para simplemente mantener un equilibrio a los precios actuales, y así como la oferta no es infinita, la demanda tampoco lo es, este circulo no es sustentable”.

Al igual que el mineral de oro en el suelo, hay una cantidad finita de tokens de BTC que se puede extraer, para ser exactos 21 millones tokens. Cada mes hasta mayo de 2020, habrá 54.000 BTC que entran en circulación cada mes, con un valor de aproximado de 270 millones de $ a 5.000 $ por cada token. La demanda del mercado debe crecer para absorber este número de Satoshi solo para mantener el equilibrio de precios.

Aunque la cripto minería continuará produciendo cada vez menos BTC ya que la recompensa del bloque se reduce a la mitad (Halving), esta oferta aún debe ser considerada. Si la demanda permanece estancada, la presión del lado de la oferta podría hacer bajar el precio de Bitcoin, como ya lo ha hecho en muchas veces en el pasado, obligando a los cripto mineros a salir del mercado cuando esto ocurre, restableciendo de nuevo el equilibrio entre oferta y demanda en un nuevo punto más bajo.

Dulces y Coca Cola:


En última instancia, para Warren Buffet, no importa lo que se use como medio de intercambio. En un escenario donde Bitcoin se convertiría en la moneda mundial predominante, la gente todavía lo cambiará por “cola y dulces” para Warren.

Sin embargo, si Bitcoin no logra ganar fuerza, entonces la inversión en estas compañías que producen valor seguirá produciendo rendimientos ejemplares. Según lo puesto por Buffet:

Publicidad

“Ya sea que el token dentro de un siglo esté basada en oro, conchas marinas, dientes de tiburón o un pedazo de papel, como hoy, la gente estará dispuesta a intercambiar un par de minutos de su trabajo diario por una Coca Cola o algún otro bien de consumo, como lo hacen hoy en día las divisas fiduciarias como el dólar.

Por ejemplo, en el futuro, la población de los estados Unidos moverá más bienes, consumirá más alimentos y requerirá más espacio para vivir de lo que lo hace ahora. La gente siempre intercambiará lo que produce por lo que otros producen”.

Buffet tiene una predisposición histórica en invertir en acciones de primera clase o «infravaloradas» y en compañías estadounidenses que, una y otra vez, proporcionan bienes y servicios que probablemente no pasen de moda.

Mientras tanto, los criptos como Bitcoin son, en palabras de Buffet en su discurso de accionista de 2018, «probablemente veneno de rata elevado al cuadrado». Mientras tanto, en una conversación con los medios de comunicación internacional, expresó:

“Las criptomonedas son básicamente un espejismo, La idea de que tiene un gran valor intrínseco es un chiste en mi opinión”.

Vale la pena considerar que podría tener razón, de nuevo quitándose todo prejuicio, fanatismo o estandarte de la cabeza.

Las acciones son generalmente una inversión más segura y consistente que el Bitcoin, o cualquier otra criptomoneda.

Sin embargo, si Bitcoin logra su objetivo y se convierte en un medio de intercambio global o en un almacén de valor, entonces los rendimientos serían astronómicos para los inversores, pero como lo hemos dichos en una infinidad de ocasiones, solo el tiempo podrá determinar quien tiene, o no, la razón con respecto a la revolución mundial que ha representado la primera criptomonedas, y la más grande, el Bitcoin (BTC).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Populares

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img