El economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, cree que las criptomonedas deben prohibirse en todas las jurisdicciones a nivel mundial.

El famoso economista “ha demostrado con increíble astucia el conocimiento cero del concepto de redes de igual a igual”, han sido las palabras de expertos y académicos dentro del cripto ecosistema ante el comentario de Stiglitz.

“En realidad pienso que deberíamos abandonar las criptomonedas».

Stiglitz afirma que apoya los sistemas de pago digital porque ayudarían con la regulación, diciendo:

Publicidad

«He sido un gran defensor de que la humanidad migre a los mecanismos de pagos electrónicos. Hay muchas eficiencias en ese pensamiento. Creo que podemos tener una economía mejor regulada si tuviéramos todos los datos en tiempo real, sabiendo lo que la gente está gastando”.

La falta de privacidad y el potencial para una mejor vigilancia son un punto de conflicto entre los entusiastas de las criptomonedas, y la tecnología Blockchain.

Mucha gente cree que las monedas de privacidad como Monero (XRM) y Zcash (ZEC) eventualmente serán el modelo dominante dentro de la cripto economía, mientras que las innovaciones de privacidad en Bitcoin como CoinJoin han visto un aumento masivo en el uso en los años y meses recientes.

Stiglitz fue una de las tres personas en ganar el Premio Nobel de economía en el año 2001. Él, Michael Spence y George Akerlof ganaron el premio «por su análisis de mercados con información asimétrica». La razón oficial dada para su premio dice:

«Joseph Stiglitz aclaró un tipo de ajuste de mercado, en el que los agentes mal informados extraen información de los mejor informados, como el análisis realizado por las compañías de seguros que dividen a los clientes en clases de riesgo al ofrecer un menú de contratos en los que se pueden intercambiar deducibles más altos o primas más bajas. En una serie de contribuciones sobre diferentes mercados, Stiglitz ha demostrado que la información asimétrica puede proporcionar la clave para comprender muchos de los fenómenos observados en el mercado, incluido el desempleo y el racionamiento del crédito».

Su premio Nobel no tiene nada que ver con los pagos digitales o la criptografía, pero la opinión de un economista respetado podría ser tomada en serio por los reguladores gubernamentales alrededor de todo el mundo, e incluso por los académicos más tradicionalistas, pues es la palabra de un ganador del premio más meritorio, y también controversial del mundo.

Un economista que ha basado sus estudios en el mundo de la tecnología criptográfica llamado Saifedean Ammous dijo recientemente que:

“Los gobiernos que intenten prohibir Bitcoin, no saben que seria lo mejor para esta criptomoneda”.

En efecto, dado que la red peer – to –peer  es casi imposible de censurar, al menos sin cambios significativos en las infraestructuras nacionales, como el kill switch en Rusia, el gobierno presiona para «matar» la criptomoneda en última instancia, lo hará más popular dentro de su territorio y el mundo, al menos según las teorías de este no tan renombrado economista pero con una visión más innovadora.

Publicidad

Por naturaleza, cualquier gobierno que intentara censurar las criptomonedas sería financieramente restrictivo en todas las formas que crean la demanda de estos cripto activos, por ende impulsará aún más el uso de las criptos, como BTC, dentro de su territorio.

El economista Joseph Stiglitz ha debatido fuertemente la existencia del » kill switch» de Bitcoin en el continente Americano en el pasado, alegando falsamente que el gobierno de los Estados Unidos ha censurado Bitcoin.

Si bien es cierto que no es imposible prohibir las criptomonedas por completo, y menos si se hace por la “fuerza bruta”, los recursos requeridos son significativos y, en última instancia, crean un mercado negro sin precedentes.

Ammous argumenta que si los gobiernos quieren matar a las criptomonedas, deberían encontrar una manera de competir con ella y eventualmente hacerla obsoleta.

Esta es una tarea difícil, ya que la mayoría de las criptomonedas son deflacionarias o antiinflacionarias, sino pregúntele a los habitantes de Venezuela, Argentina, Turquía o la India, pero ciertamente es concebible y, potencialmente, un futuro más aceptable para aquellos que tienen un pensamiento más cerrado, autoritario y anti innovador.

Stiglitz defiende la transparencia de las economías que ponen sus cimientos en la tecnología Blockchain y dice que si el gobierno tuviera acceso a los datos financieros en tiempo real, podría establecer tasas de interés con mayor precisión. Un beneficio adicional, él cree, es la capacidad de frustrar transacciones «ilícitas».

Publicidad

Aunque el ganador de premio Nobel esté en contra del anonimato de las transacciones en criptomonedas, muchos dentro del cripto ecosistema han hecho referencia a que sólo en el año 2018 se lavaron en los bancos tradicionales, bajo la lupa de los reguladores y sus leyes más de 2 mil millones de dólares, mientras que en Bitcoin sólo 9 millones de $, lo que lo hace un punto no valido para tratar de destruir a las criptomonedas.

Además de esto Stiglitz expresó:

“Me molesta mucho la atención que se está prestando a las criptomonedas porque están moviendo las cosas de una plataforma transparente a una plataforma oscura y opaca. Sabemos por las investigaciones, el gran porcentaje de riqueza mundial que se encuentra en estos paraísos oscuros.

Si queremos una economía más eficiente sin estas actividades ilícitas, creo que tendremos que pasar a los mecanismos de pagos más electrónicos. Tendremos que encontrar una salida para tener la transparencia de un sistema de pago electrónico sin los peligros del estado de vigilancia”.

Luego, Stiglitz inadvertidamente presenta un caso para una Stablecoin emitida por el gobierno, lo que, por supuesto, anularía la existencia de estafas de emisión privada presentada por las ICO. Lo que ha ocasionado que muchos expertos dentro y fuera del cripto ecosistema se percaten de la falta de conocimiento en el tema de dicho famoso economista.

“Tenemos una moneda muy buena. No hay necesidad de que nadie vaya a una criptomoneda. Hablamos de los atributos de una buena moneda y el dólar estadounidense tiene todos esos atributos. Las criptomonedas no tienen esos atributos. De hecho, creo que deberíamos prohibir a las criptomonedas».

No es una cuestión de cuanto tiempo, sino de cuando se hará:


Actualmente, muchos estarían de acuerdo con la evaluación de Stiglitz de que el dólar sirve a la mayoría de los fines previstos.

Sin embargo, cuando surgió Bitcoin, el sistema financiero que respaldaba al dólar estaba en un estado de caos, el cual rompía el punto de lo absurdo, como puede ver en nuestra publicación anterior.

La naturaleza humana falible de los sistemas centralizados es una fuerza a tener en cuenta, y las criptomonedas ganan el mejor tipo de popularidad a medida que estos sistemas controlados, centralizados, regulados tropiezan con cada vez más frecuencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.