lunes, julio 15, 2024
InicioActualidadBITCOIN.ES – OneCoin: líder de la mega cripto estafa es ahora solicitada...

BITCOIN.ES – OneCoin: líder de la mega cripto estafa es ahora solicitada por el FBI

OneCoin fue una cripto, o al menos algo parecido a una cripto, que fue la esperanza de una vida mejor para montones de creyentes.

Sí, creyentes. La pasión que desató entre sus seguidores hizo que algunos especialistas comparasen a OneCoin con un culto. Y, tal vez lo fuera.

Sus entusiastas iniciales se contaron rápidamente por miles, para llegar a millones poco después. Entre ellos, muchos que también saldrían decepcionados y arruinados.

Para desgracia de todos, OneCoin se trataba de un bien estructurado, y puesto en escena, esquema Ponzi. Una estafa con todas las letras, la mayor que se ha registrado en el mundo de las criptomonedas.

Nos encontramos lejos todavía de octubre, pero el fantasma de OneCoin resurge como si fuera Noche de Brujas. Quien fuera su líder, Ruja Ignatova, ahora es buscada por el FBI.

Publicidad

OneCoin

Algunos podrían suponer que OneCoin aprovechó el boom de las criptomonedas del 2018. Dicho año sería cuando la considerada cripto más importante, Bitcoin, sería mejor conocida.

Durante el año anterior, Bitcoin había entrado en un rally alcista, registrando importantes ganancias en su cotización. Pero ni siquiera sus seguidores más acérrimos imaginaron lo que sucedería en diciembre de 2017.

Para asombro de la comunidad cripto mundial, Bitcoin alcanzaría un máximo de todos los tiempos fantástico. La cotización de USD 20.000 por cada unidad de BTC hizo correr champaña y vítores entre sus felices propietarios.

Esos 20 mil dólares quedarían tan sólo como el anticipo futuras conquistas para Bitcoin. Pero no, el tema de OneCoin venía rodando desde bastante antes. Ya en el 2014, Ignatova habría comenzado a captar los primeros seguidores.

Criptomoneda sin blockchain

Uno de los milagros de San OneCoin es el haber sido una criptomoneda sin una cadena de bloques. Es de no creerse, pero fue tal cual. Bien, si no hubo cadena de bloques, ni tampoco llegó a negociarse en intercambio alguno, ¿cómo es que OneCoin logró estafar a tanta gente?

En el tiempo cuando Ruja Ignatova arrancó a predicar sobre OneCoin, estaba en boga un clima “antibancos”. Como en toda buena historia, debe haber buenos y malos. Pues, los malos de entonces eran los bancos y los gobiernos.

Ambos controlaban tu dinero, y mediante el dinero, tu vida. Iba siendo momento de cambiar las cosas, y para lograrlo el mundo contaba ahora con las criptomonedas, contaba con OneCoin.

Tal como reza el manifiesto de Nakamoto, las criptomonedas prometían hacer realidad el anhelado sueño de la libertad financiera. Hacer tu propio dinero, todo el que quisieras.

Con ese argumento en mano, la carismática Ruja Ignatova sedujo a millares. En sus presentaciones, la principal embajadora de esta nueva cripto aseguraba que, en breve, ya no se hablaría de Bitcoin.

La nueva criptomoneda de fama mundial sería entonces OneCoin. Sus oyentes asentían, aplaudían y compraban. Un momento, no había criptomoneda, ni blockchain. ¿Qué rayos compraban entonces los hipnotizados inversores?

Publicidad

“Saber cómo”

Paquetes “educativos”, ni más, ni menos. Increíblemente, durante las presentaciones de OneCoin se hablaba casi exclusivamente sobre la criptomoneda, su futura valoración por encima, inclusive, de Bitcoin o cualquier otra moneda digital.

Pero el producto principal que obtenían los inversores no eran porciones de criptomonedas, eran estos fulanos paquetes. Mediante su estudio, supuestamente, aprenderían a manejar criptomonedas, teoría financiera y cómo cambiar radicalmente su vida gracias a OneCoin.

Curiosamente, los paquetes no eran accesibles para el público en general. Más bien, debías contar con algo de capital para hacerte con uno. Sus precios podían ir desde 7.500 euros hasta los 188.000 euros.

OneCoin, la secta

Un inversor de OneCoin pasaba a formar parte de OneLife Network, la red que aglutinaba a los seguidores de Ignatova. OneLife organizaba sus propios seminarios y eventos donde se procuraba siempre reclutar más miembros.

El verbo de Ignatova resultaba convincente. Aparte de poseer un grado por la Universidad de Oxford, y experiencia como consultora en McKenzie Group, la CEO de OneCoin tenía lo que todo líder de secta necesita primero: credibilidad.

OneCoin llegó a captar poco más de tres millones de afiliados en tres años. La Dra. Ruja, como también se le llamaba a Ignatova, dictaba conferencias igualmente en China, Estados Unidos o Europa. Su cuartel central estaba en Bulgaria, donde nació y se encontraba su residencia regular.

Empieza la caída

A mediados de 2017, las autoridades en India detienen a un grupo de empleados de Ignatova. Antes del arresto, logran sacar del país aproximadamente USD 11 millones de cuentas pertenecientes a la organización.

Inversores locales ya habían dado voz de alarma antes algunas irregularidades. Fuera de India, el asunto no cobró mayor relevancia. La próxima presentación de la Dra. Ruja sería en octubre, en Lisboa.

Publicidad

El evento, un seminario para futuros inversores, se llevaría a cabo sin su presencia. Tampoco la verían por teleconferencia, como habría sucedido en otras ocasiones donde no pudo asistir en persona.

Ese mes, una corte de Nueva York emitió una orden de arresto en su contra.

Desde entonces, la ubicación de Ruja Ignatova es un completo misterio. Se estima que los fondos manejados por la estafa piramidal manejada por esta mujer van desde los 4 mil hasta los 15 mil millones de dólares.

FBI al acecho

Es cierto que ya ha pasado algún tiempo desde que se destapó el asunto del megafraude. “La justicia tarda, pero llega”, tal es el caso de la Oficina Federal de Investigaciones en los Estados Unidos, mejor conocida como FBI.

Ruja Ignatova, otrora Dra. Ruja, ha sido recién incluida en la no tan honrosa lista de los 10 individuos más buscados por el organismo. Se le acusa de varios cargos, entre ellos: estafa, fraude de valores y lavado de dinero.

Su último paradero conocido es Grecia, país al que ingresó desde Bulgaria. El FBI advierte que Ignatova pudiera viajar en compañía de guardias armados. La recompensa por cualquier información que lleve a su detención es de USD 100.000.

El hermano de Ruja, Kostantin Ignatov, fue detenido en 2019 cuando intentaba tomar un vuelo hacia Sofía, Bulgaria, en el aeropuerto de Los Angeles. Sus cargos: lavado de dinero y fraude.

Durante su juicio, la fiscalía solicitó 90 años de presidio para el segundo cerebro de la estafa. En 2020, Kostantin llegó a un acuerdo con sus demandantes, quedando libre de cargos y de la cárcel.

Abelardo Madrid
Abelardo Madrid
Administrador de redes y sistemas.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

dự đoán bóng đá chính xác tối nay en Mind Capital ¿estafa piramidal, o una entidad licita?