A diario se presentan diversos debates respecto a si las criptomonedas son o no tan revolucionarias como la gente piensa. Evidentemente no todos los temas debatibles son interesantes. No obstante, aquí te traemos un breve resumen respecto a lo que se ha discutido respecto al cripto mercado en las últimas semanas.

El artículo publicado en Foreign Policy bajo el nombre de “Forget Bitcoin, Try Your Mattress” por David Gerard es el más nuevo de una larga lista de críticas de Bitcoin publicadas en todas partes, desde el Financial Times hasta el Washington Post. En el mismo se establece que Bitcoin en la práctica se parece mucho más al pasado distante, contrario a lo que piensan muchos defensores de la criptomoneda.

“Hoy en día, existen numerosas protecciones para los consumidores, a menos que su dinero se encuentre en Bitcoin”, afirma David Gerard para introducir el artículo.

Como la mayoría sabe, las cripto exchanges poseen la particularidad de que generalmente no pueden ofrecer garantías o protecciones en pro de prevenir que su dinero desaparezca; esto evidentemente representa una desventaja en comparación con los bancos. Como era de esperarse, David Gerard establece esto como argumento, presentando el caso de la Exchange Quadriga con sede en Canadá, la cual ha entrado en quiebra dejando a sus clientes en crisis.

Gerard establece que el colapso de Quadriga se debe a la naturaleza de Bitcoin; evidentemente la mayoría de las instituciones financieras cuentan con sistemas burocráticos y técnicos que permiten precisamente proteger al público. “Desafortunadamente, Quadriga no lo hizo, y eso es tristemente típico de las exchanges”.

Para Gerard, Bitcoin fue un proyecto ideológico que promovía el liberalismo extremista, en el cual la mayor amenaza era la posibilidad misma de interferencia del gobierno. Razón por la cual Satoshi Nakamoto planteó la solución de hacer que todas las transacciones fueran irreversibles. Sin embargo, Gerard plantea que esa irreversibilidad podría ser la fuente de todos los problemas de las criptomonedas. Además, plantea que esa irreversibilidad es lo que hace excesivamente difícil almacenar bitcoins.

Por otro lado, Gerard establece que la cadena de bloques no es tan segura como afirman los defensores de Bitcoin. “Es una puerta blindada de acero de 6 pulgadas de espesor en un marco de cartón”.

Por consiguiente, en el artículo se afirma que Bitcoin es literalmente anti-eficiente debido a que el sistema resulta lento y complejo. Además de meterse con el hecho de que Bitcoin se construyó para tener un suministro estrictamente limitado, debido a que solo existirán 21 millones de Bitcoins. Muchos defensores afirman que esto es una ventaja para la moneda porque “la oferta limitada significa que la actividad económica por moneda aumentará y los precios bajarán, lo que hace que el bitcoin sea deflacionario”, no obstante, Gerard plantea que en la vida real la deflación es desastrosa para una moneda.

No obstante, cuando la crítica surge, los defensores del espacio aparecen para defender a capa y espada el cripto ecosistema.

Este es el caso de un artículo publicado por Medium bajo el título de “A Human Rights Activist’s Response to Bitcoin Critics” escrito por Alex Gladstein, el cual fue escrito como respuesta al artículo de David Gerard.

Comienza con un párrafo interesante y es que desde “este ensayo está escrito desde el punto de vista de alguien que cree que los principales críticos de Bitcoin en realidad no entienden cómo funciona (es decir, no han hecho su tarea y no pudieron pasar una prueba básica sobre temas como minería, billeteras o nodos) y están cumpliendo el papel histórico de los escépticos de una nueva tecnología en una etapa temprana de su ciclo de vida”

De acuerdo a la perspectiva de Gladstein, existen dos tipos de críticos a la tecnología:

  1. Los creacionistas como Martin Wolf, quienes escriben desde una perspectiva de terror de ver al sistema financiero derrumbarse.
  2. Los progresistas, que de acuerdo a Gladstein, son como Gerard, quienes escriben desde un lugar de “incredulidad”, que no creen que el dinero descentralizado pueda mejorar el mundo como el gobierno descentralizado, es decir la democracia, y el conocimiento descentralizado.

Al tema de Quadriga, Gladstein establece que esto se trató de un problema de seguridad de la Exchange, y no del tipo de activo que posee.

Un argumento interesante que plantea Gladstein es respecto a la importancia de controlar tu propia contraseña para acceder a tu dinero. Todos sabemos que la relevancia de esto radica en que no dependemos de un tercero, por consiguiente, en el artículo se plantea el caso de lo que sucede actualmente en China, donde el Partido Comunista ha cargado a casi toda la población en sistemas como WeChat y AliPay, en el que no solo ejercen una fácil vigilancia y control sobre su dinero y pagos, sino también lo guían con incentivos poderosos y desincentivos como parte del mayor proyecto de ingeniería social en la historia de la humanidad.

Ciertamente como plantea Gladstein, aprender a usar Bitcoin tal vez no sea la tarea más sencilla pero el conocimiento está disponible de forma gratuita en Internet, así que todo el que desee puede aprender. Así mismo, si no desea controlar personalmente sus monedas digitales, y opta por utilizar a un tercero para almacenar su dinero por conveniencia, también puede hacerlo. La gran diferencia con el sistema bancario tradicional es que ahora tienes una gama amplia para decidir quién controla tu dinero.

Evidentemente Gladstein no podía dejar de relatar el caso de comunidades como Zimbawe, Venezuela e Irán, donde como muchos sabemos las criptomonedas han sido de importante ayuda. Esto como forma de combatir la perspectiva de Gerard de que Bitcoin nos lleva al pasado y no al futuro como muchos afirman. “Bitcoin no nos hace retroceder, sino que nos lleva al futuro a un mundo donde será mucho más difícil para los gobiernos y las empresas controlarnos.”

De esta manera continua el articulo como método de combate contra todos aquellos que osen desafiar a las criptomonedas.

“A los críticos les gusta pintar Bitcoin como un sistema roto, pero en realidad, a diferencia de Visa o MasterCard, que se “quiebran” y disminuyen de vez en cuando, su acceso a Bitcoin no puede romperse ni censurarse, incluso si su gobierno cierra el sistema de Internet”, afirma Gladstein.

Relacionado con lo anterior, en la reciente Exposición Bitcoin MIT 2019, hubo un debate, que resultó ser más de una discusión.

Al igual que un panel similar en SXSW, una distinción clave hecha durante la conversación tenía que ver con la utilidad de algo como Bitcoin para la actividad financiera que normalmente se suprimiría o censuraría en el sistema financiero tradicional.

Este punto llevó a la conclusión de que Bitcoin no compite con Visa o Mastercard. En su lugar, Bitcoin (como una red de pago) debe compararse con otros sistemas que se utilizan para el arbitraje regulatorio.

“Visa y Mastercard ya ganaron en muchos aspectos“, dijo el consultor en criptografía aplicada y ex colaborador de Bitcoin Core, Peter Todd, durante el reciente panel en la MIT Bitcoin Expo. “Cuando estás hablando sobre el tipo de cosas [Visa y Mastercard] ya compiten bien, Bitcoin no tiene una esperanza”.

De esta manera, Todd agregó que Bitcoin brilla más en áreas donde las regulaciones restringen el flujo de dinero.

“Visa y Mastercards tienen un momento muy difícil para competir allí“, agregó Todd.

Lo cual lleva a plantear cual es la competencia real de Bitcon, es por ello que Todd señala que su principal competidor son las compañías de pagos internacionales como Western Union.

“Cuando miras la historia de Western Union, es sobre todo una historia de esquivar regulaciones en todo el mundo y pagar multas y tarifas por miles de millones de dólares, etc. para hacer que esto suceda”, dijo Todd. “Por supuesto, no lo reconocemos porque solo vamos a ver al amigable agente de Western Union, pero eso es lo que realmente está sucediendo en el fondo, y es una constante para ellos: ¿Cómo seguimos corriendo en estos países locos?”

De esta manera, cabe mencionar que Todd nombró un competidor aún más aterrador para Bitcoin, señaló un proyecto abandonado de la Royal Canadian Mint. Todd describió brevemente el plan, conocido como MintChip, durante la mesa redonda.

Todd agregó que, de haberse aprobado este plan, el mundo habría tenido efectivamente pagos anónimos a través de Internet que serían difíciles de cerrar.

“Eso habría sido algo muy poderoso”, dijo Todd. “¿Va a ir un gobierno y decidir realmente hacer que esto suceda? Tal vez.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.