Las lenguas antiguas podrán ser rescatadas por la inteligencia artificial

0

A medida que los idiomas se extinguen a un ritmo impresionante, los hablantes de idiomas en riesgo de decadencia están recurriendo a la tecnología en una carrera contra el tiempo para transmitir sus idiomas y culturas únicas a la próxima generación.

Las Naciones Unidas (ONU) han declarado el 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, en un esfuerzo por promover el conocimiento de la delicada situación de las lenguas que están en riesgo de desaparecer.

A través del lenguaje, las personas resguardan la historia, las costumbres, las tradiciones, la memoria, los modos únicos de pensamiento, el significado y la expresión de su comunidad. También lo utilizan para construir su futuro. El lenguaje es fundamental en las áreas de protección de los derechos humanos, buen gobierno, construcción de la paz, reconciliación y desarrollo razonable”. Según los aspectos centrales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas.

Gracias a los beneficios de la inteligencia artificial para la documentación y el aprendizaje de idiomas, la IA se está volviendo más importante que nunca en la lucha por preservar los idiomas en peligro de extinción.

Jason Lovell estaba aprendiendo el idioma indígena de Nueva Zelanda, maorí, pero no tenía a nadie con quien practicar, por lo que fue cofundador de un “Chatbot de Facebook Messenger con inteligencia artificial IBM Watson” que comprende y responde a los usuarios en ambos idiomas, maorí e inglés, incluso si los usuarios cometen errores tipográficos u ortográficos, “Reobot”, el chatbot de Jason Lovell, no tiene problemas para comprender. Lovell espera implantar la ayuda de pronunciación en un futuro no muy lejano. Al brindarles a los estudiantes la oportunidad de conversar en “maorí” sin importar dónde ese encuentre durante el día, Reobot puede ayudar a los estudiantes a desarrollar confianza y habilidades rápidamente.

Para enseñar lenguas indígenas de Australia, a niños que viven en comunidades remotas, un equipo de investigadores del Centro de Excelencia para la Dinámica del Lenguaje (CoEDL) de ARC ha desarrollado Opie, un robot de bajo costo y fácilmente transportable. Los ojos de Opie se involucran con los niños mientras aprenden a través de las historias, juegos y lecciones, el robot registra las habilidades lingüísticas de los niños para que los maestros puedan seguir su progreso. El CoEDL se ha asociado con Google para transcribir y construir modelos de inteligencia artificial para idiomas indígenas, gracias a la plataforma de código abierto de la IA llamada TensorFlow. Esta tecnología de aprendizaje automático le ahorra a los lingüistas millones de horas de transcripción del repositorio (almacén o lugar donde se guardan ciertas cosas) de CoEDL de más de 40.000 horas de grabaciones.

Mantener los datos del lenguaje digital y hacerlos accesibles para las comunidades indígenas es un desafío para muchas organizaciones. El Consejo Cultural de los primero Pueblos (FPCC), en su disposición de apoyar la revitalización de las lenguas, las artes, la cultura y el patrimonio indígena en la Columbia Británica, trabaja con las comunidades locales para archivar datos lingüísticos y originar programas y aplicaciones de enseñanza a través de su plataforma “First Voices”. La última innovación de FirstVoices es una aplicación de teclado que permite a los usuarios escribir más de 100 idiomas indígenas en cualquier aplicación en su dispositivo móvil, incluidas las redes sociales, correos electrónicos y el procesamiento de textos. First Voices almacena sus datos en Nuxeo, un motor de servicios de contenido de código abierto y nativo de la nube que incorpora inteligencia artificial y aprendizaje automático.