Bitcoin es descaradamente la criptomoneda más popular, deseada y envidiada de todas. Y ese es uno de los motivos que ha llevado a que, en general, sea ella la criptomoneda objetivo de los inversores cripto, tanto para trading como para la minería.

Bitmain pierde influencia en la red Bitcoin

Grandes compañías dedicaron sus recursos a la minería cuando se percataron de que muchos se estaban enriqueciendo enormemente con ella. Y eso llevó a la pérdida de la descentralización de la red. Estos grandes centros de minería tenían un peso importante del total de la potencia de hash.

Con la caída de los precios de las criptomonedas en general, la minería se ha vuelto mucho menos lucrativa. El elevado coste asociado a la minería ha hecho que muchos centros mineros cierren sus operaciones.

La unidad de investigación blockchain Diar lleva un control sobre quiénes son los que validan la red Bitcoin. Y según nuevos datos publicados, los grupos mineros que son propiedad o están fuertemente vinculados a Bitmain (Antpool, BTC.com y ViaBTC) actualmente están validando menos bloques de Bitcoin que el año pasado. Con lo cual, la influencia menguante de Bitmain hace que la red esté más descentralizada.

Por otro lado, los mineros anónimos de Bitcoin “desconocidos” son los que actualmente están validando más bloques que cualquier grupo individual.

“Los mineros ‘desconocidos’ cerraron diciembre resolviendo la friolera cantidad del 22 % del total de bloques, frente al 6 % al inicio del año pasado“, informó Diar. En la actualidad, es menos probable que la red de Bitcoin experimente un ataque dado que los grupos controlados por BTC.com han perdido dominio sobre la red“.

En el momento que se tomó de la imagen del gráfico anterior, los mineros “desconocidos” representaban más del 23% de la potencia de cómputo que maneja la red Bitcoin (potencia de hash).

¿Debemos celebrarlo?

Bitmain es el fabricante líder mundial de equipos de minería de criptomoneda y ha sido históricamente una potencia de la red Bitcoin.

Según los datos de Diar, a principios de 2018 los grupos mineros de Bitmain representaban el 53% del poder de hash de la red de Bitcoin. De haber querido, los integrantes podrían haberse unido para tomar el control de Bitcoin y realizar un “ataque de 51 por ciento“.

Ahora, con la disminución de la influencia, aquellos que no confían deben estar más aliviados. Principalmente, después del ataque del 51% que se dio unos días atrás en la red Ethereum Classic que llevó al robo de 1,1 millones de dólares de los exchanges de criptomonedas.

Para que sucediera en Bitcoin, los principales grupos como Antpool y BTC.com tendrían que unirse, para así, controlar la mayor parte del poder de hash de la red. Esto les permitiría aprobar, censurar o incluso deshacer las transacciones a su gusto. 

Diar explicó que aunque la amenaza de un ataque 51% ahora sea significativamente menor, los mineros no están obligados a compartir detalles relacionados con los grupos a los que pueden contribuir.

Con lo cual, los mineros “desconocidos” podrían estar trabajando con algunos de los grupos mineros más grandes sin que lo sepamos.

Esperando que las cosas mejores

Los analistas también comentaron que existe la posibilidad de que los mineros que han parado su actividad estén esperando una tendencia alcista en el precio de Bitcoin para reanudar las validación de las transacciones.

Un indicio de ello es que, el mes pasado, cuando el precio de bitcoin aumentó pasando de los 3.200 dólares a más de 4.000, el poder de hash de Bitcoin en general aumentó por primera vez desde agosto.

Este suceso también muestra que el precio de bitcoin y el número de mineros que participa en la red tiene una estrecha relación.

Diar hizo una advertencia sobre el crecimiento de la tasa de hash. Según la compañía, su crecimiento de enero no es sostenible, principalmente si el precio de la criptomoneda vuelve a caer. Además, explicó que si el precio de bitcoin aumenta, los grupos mineros controlados por Bitmain podrían volver a conectarse.