Forrester: el 10% de los empleos en Estados Unidos se perderán durante la automatización en 2019

0

Es difícil realizar predicciones, sin embargo podemos estar seguros que la tecnología de Inteligencia Artificial (IA) continuará aumentando y floreciendo durante el próximo año. Esto es lo que la firma de investigación de mercado, Forrester llama la exageración y el alboroto sobre esta tecnología, la cual es considera como las últimas innovaciones que podrían cambiar el mundo.

Forrester es una compañía estadounidense de investigación de mercado que brinda asesoramiento sobre el impacto existente y potencial de la tecnología, a sus clientes y al público.

La automatización de procesos robóticos (RPA) y la inteligencia artificial (IA) crearán trabajadores digitales (software que automatiza las tareas que tradicionalmente realizan los seres humanos) para más del 40 por ciento de las empresas el próximo año, y una décima parte de las nuevas empresas futuras emplearán más trabajadores digitales que humanos. Además, en 2019, aproximadamente el 10 por ciento de los empleos en Estados Unidos serán eliminados por la automatización, que también será responsable de crear el equivalente al 3 por ciento de los empleos actuales.

Esos son tres hallazgos clave de un par de encuestas publicadas hoy por Forrester Research (“Predicciones 2019: Automatización” y “Predicciones 2019: Inteligencia Artificial”), que en conjunto examinan el impacto de gran alcance de la IA, la gestión de procesos de negocios y el RPA, en las empresas durante los próximos meses. La empresa predice que, en general, los efectos serán en gran medida positivos, pero advierte que la marcha hacia la adopción no será sin el golpe ocasional en el camino.

Inteligencia artificial


En sus predicciones de 2019, Forrester intenta moderar el “exceso irracional para la adopción de la inteligencia artificial” con una dosis de realidad, observando cómo las compañías automatizan su trabajo hoy mientras experimentan con la adición de inteligencia, tanto humana como artificial, con el propósito de analizar datos y tomar decisiones.

Con el tiempo las mayorías de las empresas descubrirán que para cumplir sus expectativas respecto a esta tecnología deberán invertir importantes sumas de dinero para lograr crear “un entorno de datos digno de inteligencia artificial”; lo cual es el mayor desafío al tratar de ofrecer capacidades de IA

Por otro lado la convergencia de la automatización y la inteligencia es lo nuevo, de hecho más del 40 por ciento de las empresas crearán trabajadores digitales de vanguardia al combinar este tipo de tecnología con la automatización de procesos robóticos (RPA). El mercado de RPA alcanzará los $ 1.7 mil millones en 2019 y $ 2.9 mil millones en 2021.

Por otro lado,  la competencia por el talento relacionado con este tipo de tecnología seguirá siendo feroz: de hecho, de acuerdo a las investigaciones, dos tercios de los tomadores de decisiones de inteligencia artificial luchan por encontrar y adquirir talento respecto a esta tecnología, y el 83 por ciento tiene problemas de retención. Una de las conclusiones es que la solución puede estar, al menos parcial y paradójicamente, en el problema en sí mismo: las empresas podrían utilizar la inteligencia artificial para encontrar el talento escaso alrededor de esta tecnología.

Esto se alinea con una encuesta reciente realizada por Deloitte, que encontró que el entusiasmo por la inteligencia artificial y la automatización, más un fuerte deseo entre los ejecutivos de “ponerse al día con sus rivales”, está contribuyendo a una tasa de crecimiento global anual en la inteligencia artificial como servicio.

Por otro lado la firma de investigación pronostica que en 2019, el reclutamiento impulsado por la inteligencia artificial se generalizará, lo que llevará a tasas de éxito en el empleo sin precedentes.

Sea como sea, los desafíos abundarán. Una de las principales preocupaciones de las empresas que utilizan la IA son los datos de calidad; otra es la explicabilidad. Forrester informa que el primer desafío impulsará la inversión en la arquitectura de la información y el segundo, impulsado por el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR), que establece que los sujetos de toma de decisiones automatizada tienen derecho a “obtener una explicación de la decisión alcanzada”, por lo que se estimulará a las empresas a invertir en transparencia.

Sin embargo, para todo el potencial de IA, un 10 por ciento de las compañías “traerán la experiencia humana nuevamente al circuito”, según Forrester, el cual es el resultado de sus descubrimientos respecto a las limitaciones que posee esta tecnología emergente.

De hecho Forrester enfatizan que los humanos se reinventaran a sí mismos. Sabemos que el 10 por ciento de los empleos en Estados Unidos se perderán en la automatización, sin embargo se creará el equivalente al 3 por ciento de los empleos actuales.

Y por último relacionado a la inteligencia artificial, Forrester señala que habrá una demanda creciente de modelos transparentes y que sean sencillos de comprender. El 45 por ciento de los responsables de la toma de decisiones de IA enfatizan que confiar en el sistema es un reto o desafío.

Aprendizaje automático


La automatización, es decir, RPA, IA y robots físicos, desempeñará un papel transformador en la empresa, predice Forrester. Los empleos perdidos en la automatización no aumentarán la tasa de desempleo, sino que contribuirán a una “mejor experiencia de los empleados” al quitar “tareas de memoria” de las placas de los trabajadores humanos.

De hecho se estima que el 40 por ciento de las empresas tendrán centros de automatización. La gestión del cambio, la imprevisibilidad, el control, la auditoría y los problemas de seguridad aumentarán los problemas de gobernabilidad a lo largo de 2019. En respuesta, las empresas invertirán en la coordinación central (centros de automatización) diseñados sobre la base de marcos de unificación.

Esa es una de las razones por las que la firma proyecta que la “automatización inteligente” (una combinación de sistemas cognitivos, chatbots y RPA) reemplazará una quinta parte de las interacciones de la mesa de servicio y, a su vez, reducirá la fuerza laboral de la administración de servicios empresariales.

Esos hallazgos coinciden con los informes anteriores. El  Foro Económico Mundial,  PricewaterhouseCoopers y  Gartner  han pronosticado que la IA podría hacer redundantes hasta 75 millones de empleos para el 2025.

Sin mencionar que, el  McKinsey Global Institute  este año pronosticó que la porción de empleos que requieren “habilidades digitales bajas” puede caer a 30 por ciento en 2030 desde el 40 por ciento actual, ya que los empleos que requieren habilidades más altas aumentan a 50 por ciento.

El camino hacia la automatización no será fácil, advierte Forrester.

No obstante, Forrester espera que las empresas respondan creando “centros de automatización”, como mencionamos anteriormente con el propósito de evaluar las tecnologías de automatización, establecer las mejores prácticas y ayudar a impulsar la compatibilidad técnica.

“Las compañías más exitosas en el mundo hoy funcionan con software y emplean menos empleados que sus antecesoras”, escriben los autores. “RPA y IA jugarán un papel clave aquí, y como nativos digitales, estas nuevas empresas pueden lograr una agilidad increíble sin las limitaciones de infraestructura heredadas de otras empresas”.

Esos y otros factores aumentarán el mercado de RPA en un 109 por ciento entre 2017 y 2018 a $ 1,70 mil millones en ingresos en 2019, predice Forrester. Eso está en línea con McKinsey, que estima que los cambios resultantes en el mercado laboral aumentarán el producto interno bruto en un 1,2 por ciento durante los próximos 10 años y ayudarán a capturar un 20-25 por ciento adicional en beneficios económicos netos (equivalentes a $ 13 billones a nivel mundial) en los próximos 12 años.

“La automación se convertirá en la punta de la lanza de la transformación digital, impactando todo, desde infraestructura hasta clientes y modelos de negocios”, escriben los analistas de Forrester. “La automatización es la siguiente etapa de la transformación digital: los tecnólogos expertos están aprovechando la escala y la velocidad de la automatización para impulsar nuevos niveles de valor para el cliente, como una personalización más profunda de los productos y servicios, un tiempo más rápido para el cliente, una mayor calidad y fiabilidad, y una mayor niveles de seguridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.