Inicio Actualidad Extraterrestres: ¿estás preparado para conocer la verdad?

Extraterrestres: ¿estás preparado para conocer la verdad?

La existencia de seres extraterrestres ha vuelto de nuevo a captar la imaginación de quienes defienden que no estamos solos en el universo.

A partir de la reciente liberación de unos videos por parte de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, donde se observan artefactos no identificados volando a velocidades increíbles, es mucho lo que se especula sobre qué tipo de inteligencia puede estar detrás de ellos.

Los extraterrestres, tanto como las naves que aparentemente emplean para desplazarse, los llamados ovnis, parecen haber estado presente desde tiempos inmemoriales entre nosotros.

Además, una hipótesis muy difundida entre los divulgadores de estos temas, es que los extraterrestres han intervenido directamente en el desarrollo de la raza humana sobre este planeta.

En décadas anteriores, no era posible discutir sobre si había o no vida en el espacio exterior sin caer en el descrédito o la burla. Con el tiempo, la posibilidad de entrar en contacto con razas provenientes de otros sistemas solares comenzó a ser tomada en serio.

Publicidad

Es por ello que, como parte del proyecto de sondas espaciales Voyager (1977) de la NASA, se elaboró un disco de oro donde fueron incluidas imágenes y sonidos de la Tierra.

Ambas sondas portaron un disco de estos, en donde también se describía matemáticamente nuestro sistema solar y otros datos que nos identifican como especie.

En libros antiguos, como el Popol Vuh, se mencionan a seres con facultades especiales, los dioses Tepeu, Gucumatz y Hurakan y se les llama “Los Progenitores”, creadores de la raza humana.

¿Fueron extraterrestres, acaso, quienes dieron origen a la civilización maya, entre muchas otras?

extraterrestres - voyager

Extraterrestres de antes y ahora

El Mahabharata, un conjunto de 18 libros que narra la mitología épica de la India, también describe seres fantásticos, armas de enorme poder destructivo y naves voladoras, los vimanas, con los que “los dioses” se desplazaban por los cielos a la velocidad del rayo.

La misma Biblia habla de Ezequiel, un profeta cuya visión demostraría luego el científico de la NASA Josef F. Blumrich se refería a una nave espacial con todas las letras.

En el este orden se encuentran otros personajes bíblicos que al parecer tuvieron encuentros con extraterrestres, sin saberlo. Por ejemplo, podemos citar a Elías, que fue llevado al cielo por “carros y caballos de fuego”.

Enoc, el protagonista de un aparte que fuera eliminado por completo del mismo libro sagrado,  también fue, en su caso, “trasladado al cielo por Dios, para que no conociera la muerte”.

Pero cuando los extraterrestres comenzaron a irrumpir verdaderamente en la vida moderna, atormentando la mente de miles de personas, fue gracias al alarmante episodio radial protagonizado por Orson Welles relativo a “La Guerra de los Mundos”.

Eso ocurrió en el año 1938, cuando en los Estados Unidos estaban a punto de celebrar la fiesta de Halloween. Durante una hora entera, Welles hizo creer a sus oyentes que la Tierra estaba siendo invadida por seres de otro planeta, lo que provocó el pánico masivo en algunos sitios.

Publicidad

La emisión no era original de Orson Welles, sino una adaptación de la obra de mismo nombre que en  1898 publicara Herbert George Wells. Transmitida en vivo, la alocución de Welles catapultó su nombre a la fama, convirtiendo a los extraterrestres en unos entes de perversas intensiones de ahí en adelante.

La novela de H. G. Wells se llevó al cine por primera vez en 1953, aunque el film se desvió bastante del contenido original. En 2005 se estrenó una versión renovada, dirigida por Steven Spielberg, donde el papel principal corrió a cargo de la superestrella de Hollywood Tom Cruise.

extraterrestres - guerra de dos mundos

A dos años de haber finalizado la Segunda Guerra Mundial, el tema de los ovnis volvería a sonar con fuerza. Los ufólogos alegan que el 2 de julio de 1947 se estrella en un rancho de Roswell, Nuevo México una nave de origen alienígena.

Un periódico local publica en primera plana que la Fuerza Aérea ha recuperado los restos de un platillo volador accidentado, incluyendo varios cuerpos de extraterrestres. Con el tiempo, surgen los testimonios de una enfermera que trabajó en la base militar de la zona y el del sepulturero local.

Glenn Dennis, quien se desempeñaba como enterrador en Roswell durante aquella época, sostiene que una tarde recibió una llamada desde la base aérea cercana para que les orientara sobre “la mejor manera de conservar cuerpos pequeños que han estado a la intemperie”.

Nunca antes en su vida Dennis había enfrentado una situación tan extraña como esa. Pero algo más curioso sucedería luego.

Naomi Selff, la enfermera, que resultó ser conocida de Dennis, se encontró fortuitamente esa misma tarde con él. Glenn dijo a los investigadores con quienes conversó que la encontró muy alterada.

Al día siguiente ella le contó que en la base se habían realizado autopsias “a tres cuerpos pequeños, como niños”, supuestamente de seres alienígenas.

Publicidad

El interés en el llamado incidente Roswell se ha mantenido vigente hasta nuestros días gracias al trabajo de individuos como el físico Stanton Friedman, que comenzó a investigar el tema ovni desde principios de los años 80 y hasta su muerte, ocurrida en 2019.

roswell

El temor hacia los extraterrestres tomaría un nuevo giro cuando se hizo público el caso del matrimonio Hill.

La noche del 19 de septiembre de 1961, Betty y Barney Hill, una pareja interracial residenciada en Nuevo Hampshire, volvían a su hogar en Portsmouth cuando fueron raptados por los tripulantes de un objeto volador no identificado.

Los testimonios tanto de Betty como de Barney Hill, relativos al incidente, concordaban. Ambos fueron sometidos a exámenes físicos dentro de la nave, sin sufrir ningún daño aparente.

Como principal secuela tuvieron pesadillas recurrentes durante algún tiempo, que cesaron luego de someterse a regresiones hipnóticas.

La abducción de los Hill es uno de los casos de secuestro por parte de extraterrestres más famosos de toda la ufología, comparado sólo con el que sufriera el ciudadano Travis Walton el 5 de noviembre de 1975, cerca de Snowflake, Arizona.

En esa oportunidad, los extraterrestres se apoderaron de Walton cuando el leñador se acercó para observar mejor un ovni que evolucionaba encima de un bosque, cerca del sitio donde trabajaba.

De repente, un haz de luz salido del la nave impactó en el cuerpo de Travis.

Su compañeros, impresionados por lo que acababan de ver, salieron disparados del sitio. Minutos después, recuperados del susto, decidieron volver por Travis. No fueron capaces de hallarle por ninguna parte.

Travis Walton apareció cinco días después. Quienes se hallaban con él al producirse la abducción fueron acusados de asesinarlo, pues las autoridades no creyeron al principio la versión del secuestro ovni.

Tras encontrar a Walton en una estación de gasolina de Heber, Arizona, visiblemente desmejorado, los cargos fueron desechados.

Hollywood y los extraterrestres

El tema de los extraterrestres ha dado bastante tela cortar desde entonces. Son innumerables los casos en donde personas se han topado con discos voladores y los supuestos seres alienígenas que los conducen.

La industria del cine ha sabido aprovechar la veta que representa la posibilidad de vida en otros lugares del cosmos para la curiosidad humana. El mismo caso de Travis Walton ha sido convertido en película, “Fuego en el Cielo”, la cual se estrenó en 1993.

Sería “Encuentros Cercanos del Tercer Tipo” (1977) la que comenzaría una extensa lista de films donde ovnis y seres de otras esferas estaban en el centro de la trama.

Ciertos ufólogos afirman que Encuentros Cercanos está basada en un hecho real: el aterrizaje de una nave extraterrestre en la base militar Edwards de la Fuerza Aérea norteamericana.

Una de las cintas más taquilleras de todos los tiempos fue “E.T., el Extraterrestre”, de 1982, dirigida también por Spielberg. En ella, un alien se queda varado en la Tierra, y pasa mil y una aventuras antes de poder ser rescatado por sus congéneres.

El día que la Tierra se detuvo” (2008), un remake de la original lanzada en 1951, involucra a un ser espacial (Klaato), protagonizado por Keanu Reeves, que viene con la misión de borrar a los humanos de la faz del planeta.

Antes, sin embargo, debe llevarse a las demás especies en unas naves para preservarlas.

Una producción donde los extraterrestres no parecen querer destruirnos, sino instruirnos para la humanidad pueda seguir avanzando es “Contacto”, de 1977.

Gracias a tecnología proporcionada por una civilización superior, una astrónoma atea (Jodie Foster), que perdió a su padre desde niña, realiza un viaje hacia los confines del espacio sin salir de nuestra atmósfera.

El viaje trastoca su mente científica y, al culminar su viaje, comienza a cuestionar las cosas que hasta ahora daba por ciertas. Además, ha podido encontrarse de nuevo con su padre, en algún lugar del infinito.

extraterrestres - contacto

Entre la onda de films donde los extraterrestres parecen querer lo mejor para nosotros se encuentra “K-Pax” (2001). Kevin Spacey encarna a “Prot”, el supuesto ser estelar que ha venido a la Tierra en uno de sus muchos viajes de investigación.

En cuanto a las cintas que nos muestran la versión más nociva de nuestros vecinos del cosmos podemos citar a “Día de la Independencia”, que narra la clásica invasión a nuestro planeta, y “Alien, el octavo pasajero”, una de las sagas más prolíficas que haya salido de Hollywood.

A la lista pertenecen además “Depredador” (1987), “Prometeus” (2012) y “Oblivion” (2013). En ésta última, la Tierra ha sido atacada con armas nucleares, a manos de unos seres extraterrestres llamados “carroñeros”, que todavía deambulan por la superficie.

Sobrevivientes de la hecatombe, Jack Harper (Tom Cruise) y su compañera, Victoria, se encargan de mantener unas sondas militares controladas desde el “Tet”, una estructura piramidal que se encuentra orbitando el planeta.

Las sondas son empleadas para ubicar a los carroñeros y exterminarlos. Luego de ser hecho prisionero por éstos, Harper se entera de que sus captores son en realidad la Resistencia humana, que lucha en contra de los invasores alienígenas que llegaron en el Tet.

Descubre, además, que existen duplicados suyos y de Victoria, clones elaborados por los invasores, asignados a vigilar otras zonas que a ellos les fue prohibido ingresar.

Finalmente, Harper logra engañar a la Inteligencia Artificial extraterrestre que habita en el Tet, ingresa en la descomunal estructura y la desintegra con un dispositivo nuclear construido por la Resistencia.

Un alienígena de traje y corbata

La forma en que concebimos a los extraterrestres ha estado dictada principalmente por lo que nos han transmitido de los medios de comunicación y entretenimiento. Por lo general, la manera como son descritos difiere lo suficiente de la apariencia de un ser humano normal.

Los rasgos que por los que suelen destacarse son: la estatura (son muy bajos, o muy altos), la forma y tamaño de sus ojos y cabeza (voluminosa), y el color de su piel.

Según la ufología, la figura más popularmente extendida de los extraterrestres que concuerda con estas características corresponde a los llamados “grises”, involucrados en gran parte de los incidentes de abducción que han sido reportados.

Paul Hellyer, quien estuviera al frente del ministerio de Defensa de Canadá (1963-1967), asegura que 12 especies alienígenas han visitado la Tierra. Según él, varias de ellas viven entre nosotros desde hace bastante tiempo.

A quienes doce razas de seres espaciales les parezca quizá un poco exagerado, deberían consultar varios documentos de libre acceso en Internet, donde se mencionan desde 50 hasta 150 distintas clases de extraterrestres. El mismo Paul Hellyer dice haber podido identificar hasta 80 de ellas.

Pero en los registros de la ufología existe un caso único, que trata sobre la llegada al planeta de un ser cuya apariencia era exactamente igual a la de cualquiera de nosotros.

Según relata en su libro “Un extraño en el Pentágono”, el doctor en sicología Frank E. Stranges conoció de primera mano a este ilustre visitante. Su nombre: Valiant Thor.

Cuenta Stranges que Valiant Thor aterrizó a las 8:am en las afueras de Alexandria, Virginia, el 16 de marzo de 1957. Agentes de la policía local se presentaron en el lugar, a los que el extraterrestre solicitó ser llevado ante el presidente Dwight Eisenhower.

Valiant Thor fue escoltado directamente al Pentágono. Allí se entrevistó con el Secretario de Defensa, Chales Wilson. Seguidamente, al visitante se le llevó a la Casa Blanca, donde el presidente Eisenhower, el vicepresidente Nixon y varios miembros del gobierno estaban ya esperándole.

Al tratarse de un asunto que pudiera estar relacionado con la seguridad nacional, el Estado Mayor Conjunto, el director de la CIA, Allen Dulles, y agentes del servicio secreto se encontraban presentes.

Eisenhower le recibió cortésmente. Thor, quien venía perfectamente vestido a la usanza occidental, de traje y corbata, causó una buena primera impresión en todos.

Advertencia para los terrícolas

El alienígena explicó que había llegado en representación del “Concejo de Unificación de los 12”, con una serie de recomendaciones para los gobiernos de la Tierra.

Luego de los estallidos atómicos en Hiroshima y Nagasaki, con los que se pudo dar fin a la 2da Guerra Mundial, la actividad de ovnis en el planeta pareció incrementarse notablemente.

Al parecer, a los extraterrestres les comenzó a preocupar la aniquilación de la raza humana por el uso de armas nucleares.

En la reunión de la Oficina Oval, el Comandante Valiant Thor, como se hizo llamar, manifestó que nuestra civilización estaba siendo observada de cerca por ellos desde largo tiempo.

Dice Stranges que Thor entregó a Eisenhower un documento que “apareció de la nada”, ante la vista asombrada de los presentes. El presidente revisó brevemente el escrito, al que calificó como “algo extraordinario”.

Stranges, que conversaría posteriormente con Thor, asegura que, según el documento, el Consejo de los 12 enseñaría a los Estados Unidos y las demás naciones a alcanzar una vida sin hambre ni enfermedades, sin dificultades económicas, y, sobre todo, en paz.

Eisenhower prometió a Thor considerar la propuesta, y le invitó a permanecer en los Estados Unidos como huésped especial. La historia dice que permaneció tres años en territorio estadounidense, durante los cuales colaboró con el gobierno en algunos asuntos.

A doce meses de su primer encuentro, el presidente se reunió de nuevo con el comandante Thor. Le comunicó que su propuesta no podía ser aceptada, pues, de implementarse (según Nixon y los demás integrantes del comité de bienvenida), acabaría por arruinar la economía del país.

Aparentemente, una parte del gobierno de los Estados Unidos ya estaba negociando con otra raza de extraterrestres, de quienes recibirían tecnología sin dejar al país en bancarrota.

La existencia de Valiant Thor permaneció oculta durante todo el tiempo que estuvo aquí. Al principio Eisenhower quiso hacer público el hecho, y hasta hablar en las Naciones Unidas acerca de su presencia, pero esto no le fue permitido.

Vecinos del mismo Sol

Valiant y el doctor Stranges se conocieron en diciembre de 1959. Imaginen la sorpresa del sicólogo al saber que su nuevo “amigo” provenía del espacio exterior.

Valiant Thor

Stranges relata que, por media hora, hizo una pregunta tras otra al visitante de las estrellas, y no paró de asombrarse ante sus respuestas.

Naturalmente, lo primero que quiso saber fue el lugar de procedencia del individuo.

“Vengo del planeta que su Biblia llama ‘la estrella del alba’, y también ‘estrella vespertina’”, dijo Thor a Stranges.

“¡Vienes de Venus!”, exclamó Stranges. “Sí, de esa forma lo llaman ustedes aquí”, respondió Thor.

La “visita oficial” de Valiant Thor al planeta Tierra finalizó el 16  de marzo de 1960. El comandante Thor sería trasladado a las afueras de Alexandria, donde aterrizó originalmente.

Allí, su nave, mencionada en el libro como “Víctor Uno”, descendió nuevamente para llevarse al venusino y su propuesta de un mundo mejor.

Luego de su partida, Frank Stranges asegura que logró reunirse con Valiant Thor en más ocasiones. Incluso, en “Un extraño en el Pentágono” describe un encuentro a bordo de Víctor Uno.

El relato de Stranges es avalado por Harley Byrd, cuya firma aparece en el prólogo de su libro. Harley trabajó en el Proyecto Libro Azul de la USAF, y es sobrino del almirante Charlie Byrd, uno de los exploradores norteamericanos más afamados de todos los tiempos.

Abelardo Madrid
Administrador de redes y sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Most Popular

¿Qué es Smart Trip Platform? Viajar puede ser más fácil

La tecnología blockchain ha resultado ser mucho más que el simple medio donde habitan las criptomonedas. Son varias las industrias que ya han experimentado...

¿Qué es Factom (FCM)? Almacena datos en la blockchain, ideal para tu empresa

¿Qué es Factom (FCM)? Factom es la primera blockchain utilizable para resolver problemas comerciales del mundo real al proporcionar un sistema de registro de datos...

¿Qué son las criptomonedas? Viviendo una revolución financiera

El dinero tal como lo conocíamos ha cambiado, las monedas y los billetes son cada vez menos utilizados . En su lugar se han...

¿Cómo comprar TON ( Telegram open network)? Todo lo que necesita saber para comprar GRAM

Introducción Si está en Bitcoin.es leyendo "cómo comprar TON" es porque se ha cansado de ver la...

¿Qué es y cómo comprar Stafi (FIS)? Toda la información

¿Qué es Stafi (FIS)? Stafi, abreviatura de Staking + Finance, es un proyecto blockchain open source construído en Polkadot con Substrate, convirtiéndose en uno de los...
- Publicidad -