InicioActualidadEspecial: Bitcoin y el Pensamiento Austriaco

Especial: Bitcoin y el Pensamiento Austriaco

Primero lo primero, ¡¿qué es la economía austriaca?! Se trata de una escuela de pensamiento económico heterodoxo que está basada en el individualismo metodológico. Tal vez muchos se preguntarán ahora, ¿qué significa el individualismo metodológico? Pues se trata del concepto bajo el cual los fenómenos sociales resultan de las motivaciones y acciones de los individuos.

De acuerdo al Mises Institute, la historia de la Escuela Austriaca empieza en el siglo XV, cuando los seguidores de Santo Tomás de Aquino, que escribían y enseñaban en la Universidad de Salamanca en España, intentaron explicar toda la gama de acciones humanas y de la organización social.

Esta escuela generó una crítica importante hacia las teorías económicas neoclásicas, marxistas, keynesianas y monetarias, los cuales fueron movimientos importantes para el estudio de la Economía como una Ciencia Social.

A pesar de los diferentes puntos de vista sobre política económica que pueden tener los austriacos, la escuela austriaca tiende a ser vista como «la teoría económica del libre mercado». De hecho, uno de los principios de la escuela austriaca es la soberanía del consumidor, es decir un libre mercado sin interferencia gubernamental.

De esta manera han sido catalogados como duros críticos de los bancos centrales (como el Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos). Los economistas austriacos también pueden ser muy críticos con la banca de reserva fraccionaria, la práctica de prestar dinero en mayor cantidad que la cantidad de depósitos. Por estas razones, se podría esperar que los economistas austriacos sean partidarios entusiastas de Bitcoin. Desafortunadamente, este no suele ser el caso.

Publicidad

La economía austriaca está bastante en contra de los comportamientos de búsqueda de rentas, lo que significa que es crucial que el capital se distribuya correctamente entre muchos de sus pares, ya que permitirá un mercado libre óptimo donde los agentes compiten con el tiempo para encontrar la mejor relación precio-costo de producción.

Señalan que cuando el capital se concentra demasiado, existe una mayor probabilidad de comportamientos extremos de búsqueda de rentas, donde el capital / propietario de la propiedad sigue aumentando los precios debido a la falta de competencia justa. La economía austriaca, por lo tanto, no está en contra de la intervención estatal: en algunas situaciones se espera que garantice la libertad de los mercados, aunque debería ser mínima.

no hay Luna para Bitcoin

En términos de oferta monetaria, la economía austriaca apoya el uso de dinero fiduciario. Creen que el poder para crear dinero debe estar vinculado a un activo que está fuera del control de los sistemas. Por ejemplo, cuando la moneda estaba vinculada al oro, no era posible que un estado determinado creara más moneda sin comprar oro adicional. Cuando se eliminó esta proporción y el mundo cambió al USD, lo que sucedió fue que, en lugar de comprar oro, los países simplemente tenían que mantener las reservas en USD para acuñar moneda adicional.

Obviamente, este sistema monetario ejerce una presión adicional sobre el gasto, lo que podría resultar en una hiperinflación, como hemos visto en Argentina, Botswana y, actualmente, en Venezuela.

Cuando se acuña más moneda y llega al mercado, generalmente a través de préstamos bancarios, los precios tienden a subir, dado que hay más monedas disponibles. Piénsalo así: cuanto más hay de todo, menos valioso es ese objeto. También hay un mecanismo de confianza que vive dentro de la moneda, lo que significa que cuanto más valioso es, más confiable es dicha moneda.

Como el famoso economista del mercado libre y Premio Nobel de Economía de 1976, Milton Friedman lo mencionó “La inflación es un fenómeno monetario.”

Bitcoin llegará al millón en 2020

De esta manera, Bitcoin tiene una propiedad bastante relevante y es su oferta limitada con el objetivo de evitar inflación, lo cual también podría solventar la crítica de los austriacos, pero eso no ha sido suficiente para ganarse los corazones de muchos.

La mayoría de los economistas austriacos no solo no aprecian Bitcoin y la criptomoneda, sino que son muy críticos. Tres artículos sobre Bitcoin aparecieron en Mises Daily del Instituto Mises de Economía Austriaca hace un tiempo:

Publicidad

Y recientemente podemos leer
Bitcoin, the Regression Theorem, and the Emergence of a New Medium of Exchange y Bitcoin, Gold, and the Battle for Sound Money.

La principal objeción a Bitcoin por los economistas austriacos parece girar en torno a si Bitcoin es dinero. La afirmación de muchos economistas austriacos es que el dinero solo puede surgir de lo que es el producto más vendible o comercializable: el llamado «teorema de regresión» de la economía austriaca.

Von Mises clasificó el dinero en commodity, crédito y fiat. También clasificó sustitutos de dinero en certificados de dinero y medios fiduciarios (dinero simbólico, depósitos bancarios no cubiertos y notas).

¿Es Bitcoin dinero? Con Bitcoin puede comprar boletos de avión (de Virgin Atlantic), reservas de hoteles (de Expedia), automóviles (de Tesla), productos electrónicos (de Tiger Direct), así como productos de decenas de miles de otros comerciantes. Es cierto que la mayoría de estos comerciantes convertirán muy rápidamente los bitcoins obtenidos en las transacciones a fiat. Algunos economistas austriacos también han afirmado que Bitcoin no puede ser dinero porque no es un «medio de pago final». Otros economistas austriacos sostienen que ser un medio de intercambio no es una condición suficiente para ser dinero.

pagos btc

El banquero de inversiones / economista austriaco Peter Schiff fue un duro crítico de Bitcoin en 2013: mi carta abierta a Peter Schiff .

Pero Schiff se convirtió en un entusiasta de Bitcoin en 2014 después de descubrir que la criptomoneda podía ahorrarle los costos de transacción en su negocio. Y algunas personas adquieren bitcoins por razones distintas a reducir los costos de transacción o simplificar las transacciones, como por ejemplo los contratos, implementar
otras criptomonedas, etc.

“¿Cuál fue el elemento crítico que necesitaba Bitcoin para emerger como un medio de intercambio? Era por lo menos para que algunos actores tuvieran la suficiente confianza de que cuando los adquirían por primera vez para los bienes que deseaban vender, se podía gastar en los artículos que deseaban comprar. Bien podría darse el caso de que la razón por la que tenían esta confianza fuera porque Bitcoin tenía un valor no monetario anterior. Pero analizar las motivaciones de los actores y los factores que indujeron su confianza está más allá del alcance del teorema de regresión o de cualquier discusión praxeológica. Sin embargo, es una pregunta interesante, porque si Bitcoin se convierte en dinero, es decir, en un medio de intercambio generalmente aceptado: entonces sería el primer dinero no destinado a productos básicos para tener éxito en ausencia de leyes, garantías del gobierno o algún tipo de respaldo institucional” explica Laura Davidson en Bitcoin, the Regression Theorem, and the Emergence of a New Medium of Exchange.

Publicidad

Pareciera que tanto los economistas austriacos, que se encuentran en contra de Bitcoin y los que están a favor, se esfuerzan demasiado para justificar el teorema de regresión en lo que se refiere a la criptomoneda.

bitcoin

Bitcoin fue la primera criptomoneda y, por lo tanto, actualmente tiene dominio del mercado. Pero Bitcoin tiene fallas que muchas de las nuevas criptomonedas han corregido. ¿Por qué no dejar que el mercado elija cual es el medio de pago preferido? Al final todo economista reconoce que de la competencia surge la eficiencia.

Lo interesante de Bitcoin y de las criptomonedas es que no pueden ser erradicadas por la prohibición del gobierno. A diferencia de Liberty Dollar, no hay una agencia central responsable para que los gobiernos ataquen si desean prohibir las criptomonedas.

Muchos en el ecosistema tienen la esperanza de que las criptomonedas logren desplazar el dinero fiduciario. ¿Sucederá? No lo sabemos, pero todavía nos queda mucho por aprender.

En caso de que desee indagar con mayor profundidad sobre Bitcoin y criptomonedas, lo invitamos a seguir los enlaces respectivos.