El director de una escuela destina la sala de informática para mirar criptomonedas

El director de una escuela en china instalo 8 equipos de minería en la sala de informática a fin de evitar los elevados costes de electricidad generados en el proceso. Ha conseguido mantener su escondite aproximadamente durante un año.

0

La minería de criptomonedas representa un coste descomunal en aumento. El protocolo de consenso Proof-of-work (PoW) utilizado por Bitcoin, Ethereum y varias otras criptomonedas, hace inevitable este consumo. Esto ha incentivado a muchos a buscar formas de evitar tener este coste.

Minando Ethereum en la escuela

En China, el director de una escuela secundaria ha estado confiando en el potencial de la minería de criptomonedas. Su confianza era tal que supuestamente se ha dedicado a robar electricidad de la escuela para minar criptomonedas durante un año. Al parecer, esta decisión le ha costado el empleo.

El South China Morning Post informó que los profesores extrañaron “un zumbido que continuó día y noche”. Además, una increíble factura de 14.700 yuanes (USD $ 2.113, £ 1.628) hizo que se le descubriera.

‘¿Oh, eso? ¡Son solo los aparatos de aire acondicionado y los calentadores! O eso es lo que el director, Lei Hua, les decía a los funcionarios del colegio, según los informes, dijo.

Según informes, Lei Hua adquirió su primera plataforma de minería Ethereum por unos 10.000 yuanes (£ 1107, USD $ 1,437). Inicialmente, en junio de 2017 dedicó espacio de su casa para la minería.

Cualquiera que esté un poco informado sobre el proceso de minería de criptomonedas puede imaginarse una enorme factura de luz. El equipo que él utilizaba consumía casi 21 kilovatios-hora de electricidad por día.

Por lo que parece inteligente que haya intentado pasarle la factura a otro para ahorrar dinero. No obstante, el camino fácil ni siempre es el que nos lleva a nuestro destino, y así a sido.

Lei Hua reubicó el equipo en la sala de informática del colegio en el que ejercía como director durante el verano de 2017. Aproximadamente un año después de la primera instalación, que fue cuando se descubrió su mina, ya habían otros 7 ordenadores trabajando junto al primero. Más adelante, cuando el director adjunto se enteró de la trama que le pareció genial, decidió formar parte. Así que añadió un noveno equipo a minar.

A la escuela, además de costarle una fortuna en facturas de energía, también le afectó perjudicando la enseñanza. Supuestamente, la red estaba siempre sobrecargada así que cualquier proceso que involucrase el uso de internet era mucho más demorado de lo normal.

El mes pasado despidieron al director, una vez que por fin se descubrió el robo. El director adjunto por su parte recibió apenas una advertencia oficial. Y las ganancias desaparecieron, una autoridad local responsable de la “inspección disciplinaria” incautó el dinero que supuestamente Lei y su adjunto hicieron.

Todo por más beneficios

El caso resalta el impacto de la minería de criptomonedas en las organizaciones, especialmente aquellas cuyos servidores pueden haber sido secuestrados en ataques de cryptojacking.

“Al igual que en esta escuela, las operaciones de cifrado pueden ejecutarse dentro de la red de su organización, consumiendo grandes cantidades de energía sin su conocimiento. Los equipos de TI deben estar atentos”, afirmó Barry Shteiman, vicepresidente de investigación e innovación de Exabeam .

“Lo mejor que puede hacer es buscar anomalías en su factura de electricidad. También debe medir los cambios en su uso de HVAC para disipar el calor, aunque esto será más difícil. Más allá de eso, busque cambios repentinos en la capacidad o el uso, así como desviaciones significativas en el patrón y la velocidad “.

Añadió que las herramientas de “análisis de entidades” también podrían usarse para ayudar a detectar el comportamiento irregular de la red que indica un ataque de cifrado.