El pasado 15 de febrero, el Centro de Tecnologías de la Información del Grupo BMW en Munich sirvió de escenario para el primer encuentro europeo de la Iniciativa Blockchain Abierta para la Movilidad (Mobility Open Blockchain Initiative – MOBI), mientras el fabricante alemán de automóviles lleva adelante investigaciones sobre el uso de la tecnología blockchain en el sector automotriz.

Una iniciativa liderada por los mejores de la industria

La MOBI fue lanzada hace menos de un año por los principales fabricantes de automóviles General Motors, Renault, Ford y BMW, entre otros, con el fin de explorar los beneficios que pudieran derivarse de la aplicación de blockchain en las empresas de automóviles y de transporte.

MOBI cuenta con la participación de 30 miembros fundadores, entre los cuales se encuentran compañías que no tienen relación directa con la fabricación de autos, y cuya actividad (la de algunos de ellos) se centra más bien en el estudio y desarrollo de sistemas basados en la cadena de bloques. Entidades como Hyperledger, IOTA, Bosh, Fetch.ai, IBM y Blockchain en Berkeley pertenecen al resto de los colaboradores.

BMW, convencida del gran potencial de Blockchain

En Munich, los integrantes de MOBI se dieron cita en el centro de TI de BMW durante dos días, en la que puede ser llamada una plataforma para intercambiar conocimientos y experiencias, y, también, para desarrollar y promover estándares comunes en la aplicación de la tecnología blockchain y libros contables distribuidos (DLT) en la industria de la movilidad.

Durante el evento, Andre Luckow, gerente de proyectos y científico del Centro BMW de Investigaciones de TI en Greenville, Carolina de Sur, expresó lo siguiente:

La exageración que rodea a blockchain se ha extinguido, e incluso ahora es objeto de un escepticismo ocasional. Sin embargo, estamos convencidos de que las cadenas de bloques representan una oportunidad real y, eventualmente, cambiarán totalmente el mercado centralizado establecido al dar paso a la creación de plataformas más descentralizadas y, de esta forma, otorgar a los consumidores un mayor control sobre sus datos“.

MOBI en BMW Munich

Luckow es también quien lidera la Unidad de Blockchain y Lenguaje Natural del Grupo BMW, y ostenta un PhD en Computación Distribuida de la Universidad de Postdam, Alemania.

Pruebas de bajo perfil, con miras al futuro

En términos de aplicaciones empresariales para las cadenas de bloques, la industria de los automóviles ha venido haciendo sus negocios discretamente, explorando esta nueva tecnología para ver cómo puede emplearse para mejorar la industria automotriz en general.

En el 2018, BMW realizó una prueba de concepto que demostró cómo los clientes pueden usar la aplicación VerifyCar para realizar un seguimiento del kilometraje de su vehículo, por ejemplo, verificarlo y compartirlo con terceros, todo ello basado en la tecnología blockchain.

En toda la cadena de valor automotriz existen aplicaciones potenciales de blockchain. Las cadenas de bloques se pueden utilizar en la producción y la gestión de la cadena de suministro para ayudar a mejorar la trazabilidad, la seguridad y la eficiencia operativa. Esta es una de las aplicaciones de blockchain que ya ha sido implementada con éxito por empresas de otros sectores de la economía.

Cobalto limpio y autos que se manejan solos

BMW también ha liderado el cambio al apoyarse en la tecnología blockchain y la firma Circulor, para asegurar que el cobalto para las baterías de sus autos eléctricos provenga de minas certificadas, donde no ocurra explotación infantil. En la República Democrática del Congo, donde se hayan las principales fuentes de este mineral, este es un problema recurrente. Por otro lado, Toyota se involucra seriamente con esta tecnología con el objetivo de implementarla en lo que será la siguiente etapa en el transporte terrestre particular: los vehículos de conducción autónoma.

MOBI autos sin conductor

Otras empresas que se dedican a la fabricación de automóviles también se hallan directa o indirectamente relacionadas con blockchain. El Grupo Renault, por ejemplo, se encuentra ligado al Consorcio R3 desde el año 2016 gracias a la adquisición del RCI Bank, entidad que desde el mencionado año forma parte del consorcio.

El estado de la tecnología según MOBI

El primer encuentro europeo de MOBI realizado por BMW indica dónde se encuentra la industria automotriz en lo referente a integrar la tecnología blockchain en su ámbito, tanto en el nivel industrial como en el empresarial. El espectro en donde la cadena de bloques puede ser efectiva dentro de la vasta industria automotriz es amplio, y va desde el suministro de materiales hasta los programas de recompensas del tipo “carpooling” o vehículos compartidos.

Sin embargo, para lograr el éxito en la implementación de esta tecnología en toda la industria, es necesario que las firmas de primer orden se codeen con empresas más pequeñas, e incluso con startups para compartir experiencias y expectativas.

Un sector en innovación constante

La industria automotriz es una que siempre está a la vanguardia, donde el norte son la competencia y la satisfacción del gusto de los consumidores. Por lo tanto, tiene sentido que BMW, GM, Ford y estos gigantes del sector enfrenten con decisión el reto de descifrar las potenciales bondades que blockchain puede añadir al espacio.

Desde el modelo T de Ford, los automóviles han evolucionado enormemente, pasando de ser objetos puramente industriales a un ensamble de la mejor tecnología, donde intervienen diseños altamente eficientes, nuevos materiales, sensores, circuitos computarizados y hasta Inteligencia Artificial. Por esa razón, la línea de acción más lógica es la de ir a tono con los tiempos y dar la bienvenida a los nuevos avances como la Internet de las Cosas (IoT), las cadenas de bloques y otras que, con seguridad, llegarán más adelante.

tecnología BMW

A pesar de que la industria automotriz es un campo altamente competitivo, los fabricantes se muestran gratamente dispuestos a encontrarse, intercambiar ideas, conceptos, y discutir constructivamente en un ambiente donde se promueva la colaboración, en pro de una industria que tiene entre sus manos gran parte de la silueta que definirá a la sociedad del mañana.