Aproximadamente a las 19:29, UTC – 04:00 del viernes 21 de junio, el precio de Bitcoin se encontraba en US$ 9.950,83, después de haber estado sobrevolando por bastante rato los US$ 9.900. Veinte minutos después, en un momento histórico para la criptomoneda que lo comenzó todo, Bitcoin atravesaba la barrera sicológica de US$ 10.000, para plantar bandera en los US$ 10.126,03.

Comienzan las apuestas por Bitcoin

Muy a pesar de los osos, la moneda ha cumplido definitivamente el pronóstico más esperado por observadores y entusiastas del ecosistema. La barrera de US$ 10.000 quedó al fin superada, luego de días de continuo, pero irregular ascenso y constantes debates. Analistas de todos los calibres daban por sentada la ruptura de la que no es ya una resistencia y parece convertirse en el nuevo soporte para el precio de Bitcoin.

Bitcoin

Apoyándose en el amplio arsenal de herramientas disponibles de análisis técnico, todas las opiniones estaban de acuerdo en que Bitcoin se iba hacia arriba, superando incluso la velocidad de subida que experimentó el mes pasado. Fibonacci, MACD, Súper Guppy, SúperCiclos, y hasta un murciélago alcista (bullish bat) se dejaron ver en los gráficos de Bitcoin, anunciando que una nueva carrera alcista para la criptomoneda había comenzado.

Hacia la Luna. Primera parada: US$ 15.000

Como es costumbre, cada vez que se agitan las aguas alrededor de Bitcoin, las voces más notables del ecosistema cripto no se hacen esperar, queriendo siempre adelantarse al futuro y vaticinando nuevos techos para Bitcoin.

Una de estas voces ha sido la de Tyler Winklevoss, uno de los ya muy conocidos gemelos propietarios de la plataforma de intercambio Gemini, compañía que también administra el servicio de resguardo institucional de monedas digitales Gemini Custody.

Colgando un trino en su cuenta de Twitter el pasado miércoles, Tyler aseguró que si Bitcoin rompía la marca de US$ 10.000, el siguiente objetivo serían los US$ 15.000: “Pueden apostar que, si Bitcoin rompe los diez mil, romperá (también) los 15 mil…”, se atrevió a decir, en un pronóstico que podemos considerar modesto si lo comparamos con los que siguen.

Aprovechando la entrada de Winklevoss, el excéntrico y duro de matar John McAfee (ha sobrevivido ha varios intentos de asesinato, según él mismo), respondió el tuit diciendo: “Si Bitcoin llega a romper los US$ 100 mil, pueden apostar a que romperá el millón”.

Tyler tuit

Lo cierto es que McAfee se caracteriza por ser un individuo bastante controvertido, que tiende a ser exagerado en muchas cosas. En julio de 2017, este súper toro de Bitcoin aseguró en Twitter que se comería su pene en televisión nacional si la moneda no llegaba a US$ 500.000 para finales de 2020.

Mc Afee

Más tarde, en noviembre, considerando el crecimiento meteórico que venía experimentando el precio de Bitcoin por ese entonces, McAfee recalculó su apuesta, subiéndola ahora hasta el millón de dólares y manteniendo la promesa que había hecho meses antes.

Segunda parada: US$ 20.000. Lo dice Tom Lee

En una intervención telefónica durante el programa de CNBC “Futures Now” el martes 18, el cripto analista Tom Lee, cofundador de la firma Fundstrat Global, señaló sin ninguna duda que Bitcoin rompería su máximo de todos los tiempos, alcanzado por la criptomoneda en diciembre de 2017. “Estamos de lleno en un escenario alcista”, dijo Lee a la anfitriona del show Seema Mody.

Hoy 21, al ver la fuerza con que sigue Bitcoin hacia arriba luego del rompimiento en US$ 10.000, publicó la etiqueta “#BitcoinIsBack”, Bitcoin está de regreso. En opinión del analista, el FOMO pudiera actuar como impulsor del precio hasta más allá de los 20 mil dólares en pocos meses.

Al ser consultado sobre Libra, la iniciativa de criptomoneda global dada a conocer ese mismo día por Facebook, Lee comentó que, ciertamente, el ecosistema se vería al principio beneficiado, pues gracias al anuncio de Libra la atención del mundo estaba en estos momentos sobre las monedas digitales. Esta postura coincide con la del presentador Max Keiser, del programa “Keiser Report” transmitido por RT, un espacio para análisis de mercados financieros de gran audiencia, quien llamó a Mark Zuckerberg “el tonto útil” de Satoshi Nakamoto.

Bitcoin rompe marca de US$ 10.000 y toma un corto respiro. ¿Llegará a US$ 15.000 como asegura Tyler Winklevoss?

Mody resaltó la ausencia de bancos como participantes en la Asociación Libra, encargada de llevar adelante el proyecto, preguntando a Lee su opinión sobre el particular. “El ingreso promedio anual de Facebook por usuario es, probablemente, de US$ 50, mientras que el de los bancos es cercano a US$ 1.000”, acotó Lee. Si Facebook comienza a ofrecer servicios bancarios, sus ingresos se dispararán 20 veces, lo cual explicaría la falta de interés de los bancos en esto”.

“Short squeeze”: combustible para seguir subiendo

Willy Woo, otras de las opiniones más respetadas sobre análisis de Bitcoin, sugiere que después de los US$ 10.000, u US$ 11.000, mucha gente cerrará sus posiciones en corto para entrar al mercado, aprovechar la ola alcista y recortar pérdidas. Según Woo, las ballenas presionarán para que el precio suba hasta el momento en que las posiciones en corto sufran un efecto dominó de cierre, entrando sucesivamente a comprar, lo que limitará la liquidez del mercado, reforzando todavía más el aumento en la cotización de BTC. Un short squeeze en toda la regla.

¿Qué o quién detendrá la fiesta?

Despejadas todas las dudas, estamos en un nuevo ciclo alcista de Bitcoin y el mañana luce glorioso. BTC se ha pasado todos los semáforos y la tan temida corrección no aparece por ningún lado. Pero esperen, tenemos en el camino a dos factores que pudieran dar al traste con las recientes ganancias de Bitcoin y que pondrían un alto en su desenfrenada carrera hacia las nubes.

Por una parte, tenemos a los futuros de Bitcoin. Siendo un poco conspirativos, los futuros pueden ser herramientas útiles para ciertos intereses cuando se trata de controlar los movimientos de ciertos activos. Luego que tanto la CBOE como el CME emitieran sus futuros de Bitcoin, ¡oh, casualidad!, fue que entramos en el cripto invierno del 2018.

cierre de futuros

Años atrás sucedió igual con el oro. El precio de oro se iba para arriba, y su carrera fue detenida por contratos de futuro que inundaron el mercado. Con el metal precioso que le sigue, la plata, igual. La plata alcanza su máximo histórico, salen los contratos de futuro para la plata y los precios caen. Y es que los contratos de futuro también son radioactivos, pues pudieron domar hasta el precio del uranio cuando a los amos de las finanzas mundiales se les estaba yendo de las manos.

Bakkt está a punto de entrar al juego con sus futuros basados en Bitcoin y puede ser que, al principio, tenga un efecto positivo por breve tiempo en los precios, pero no está de más ser precavido.

El segundo factor a tomar en cuenta sería el de la regulación. Libra apenas ha sido anunciada, y ya sus responsables han sido citados para el mes que viene por Comité del Senado para la Banca en el congreso de los Estados Unidos. David Marcus estará allí en representación de Facebook/Calibra.

Todavía el mundo de las criptomonedas sigue siendo, de alguna manera, “el salvaje oeste”. Habrá que esperar hasta el 21 de junio, cuando la Fuerza de Tareas de Acción Financiera (FATF) publique las nuevas propuestas para estándares internacionales referentes al sector de las criptos, y las decisiones que puedan originarse durante la Cumbre del G20 a realizarse en Osaka, Japón, los días 28 y 29 de los corrientes.

El criptoinvierno es sólo un mal recuerdo

Según datos de Tradingview, el viernes 21 Bitcoin cerró en unos asombrosos US$ 10.915,61, por unidad. ¿Vamos hacia la Luna? Todo indica que sí. ¿Habrá corrección? Inevitablemente, pero después de un día como hoy lo que queda sumamente claro es que el invierno cripto ha quedado atrás y los toros de Bitcoin tienen de nuevo el control.