¿Recuerdan las víctimas de los SIM – Swap? Pues uno ha obtenido una victoria temprana, Michael Terpin quien demanda a AT&T.

El juez federal de los Estados Unidos ha decidido rechazar la solicitud de AT&T de desestimar una demanda por el monto de 224 millones de dólares por un incidente de SIM-Swap que produjo un robo de 24 millones de dólares en criptomonedas, de acuerdo al comunicado de prensa.

Así es, de acuerdo a los documentos judiciales que fueron publicados el viernes, el juez federal de Los Ángeles, Otis Wright II, dictaminó que la compañía de telecomunicaciones debe responder a la demanda presentada por Terpin por haber permitido el robo de millones de dólares de criptomonedas al dar acceso a los piratas informáticos a la tarjeta SIM de la víctima.

Michael Terpin

«Estoy agradecido de que el juez Wright esté permitiendo que mi caso continúe», remarcó Terpin.

Por lo tanto, la compañía deberá de enfrentarse a los tribunales por las acusaciones de que violó la Ley Federal de Comunicaciones, así como otras leyes por el delito cometido en 2017.

Publicidad

Hay que tener en cuenta que Michael Terpin va a por 23.8 millones de dólares en daños compensatorios y otros 200 millones de dólares en daños punitivos.

«El juez Wright repudió enérgicamente la audaz oferta de AT&T para evitar que [Terpin] demuestre a un jurado el desprecio de la compañía por la privacidad de los consumidores y el total desprecio de sus obligaciones legales para evitar este tipo de intercambio de SIM y delitos financieros», dijo la defensa de Terpin.

Y, lo que es peor para la compañía, la defensa de Terpin asegura que la evidencia será capaz de demostrar que AT&T no una, sino dos veces les ha permitido a los hackers acceder a su tarjeta SIM.

El caso fue presentado por primera vez en agosto de 2018, momento en el cual la víctima alegó que los empleados de AT&T habían sido los cómplices del fraude que se llevó a perder una suma importante de criptomonedas. Lo que más importante es que, ¡era la segunda vez que le pasaba! Y, todavía peor, se había comunicado con la empresa para informarles que su cuenta era de alto riesgo y, por ello, estableció niveles de seguridad adicionales después del primer incidente. ¿Qué estará sucediendo dentro de la compañía telefónica que es incapaz de evitar que dichos ataques se lleven a cabo? ¿Son víctimas o cómplices?

Pues de acuerdo a los documentos judiciales que fueron presentados este mes, específicamente el 19 de julio, el juez dictaminó que Terpin ha «alegado suficientemente que los actos criminales de un tercero fueron razonablemente previsibles por AT&T».

La demanda se encuentra relacionada íntimamente con el estafador Nichola Truglia, el líder de un equipo de hackers que, de acuerdo a los informes, podrían haber robado un valor de 80 millones de dólares a los propietarios de alto perfil, entre ellos se encontraba Terpin.

De acuerdo a la información obtenida, se dice que Truglia obtuvo documentos de identificación falsos a través de la Deep web y el phishing, que luego usó para engañar al personal de soporte al cliente para que fueran transferidos los números de teléfono de sus víctimas a teléfonos bajo su control.

Publicidad

Cabe señalar que, AT&T obliga a decenas de millones de usuarios a firmar un contrato opresivo y unilateral que pretende renunciar a cualquier derecho a responsabilizar financieramente a la compañía por sus actos ilícitos. Con ello, la compañía intentó sin éxito evitar la demanda de Terpin.

El juez escribió en el documento: «Él busca declarar que el acuerdo de cliente inalámbrico de AT&T es inconcebible, nulo a la política pública e inaplicable en su totalidad… Específicamente, se opone a la disposición exculpatoria que exime a AT&T de la responsabilidad de su propia negligencia, actos u omisiones de un tercero, o daños o lesiones causados ​​por el uso del dispositivo; la cláusula de restricción de daños que exime a AT&T de ciertas formas de daños; la disposición de indemnización que exige a los clientes indemnizar a AT&T por reclamos que surjan de los servicios prestados por AT&T; y la disposición de arbitraje que obliga al Sr. Terpin a arbitrar sus reclamaciones».

Por último, el juez Wright le dio a Terpin 21 días para enmendar algunas de sus reclamaciones.

Enlaces relacionados con el SIM – Swapping


SIM Swappers: Una amenaza latente

Nuevo modus operandi de los hackers: ¡Estudiante es setenciado a 10 años de prisión!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.