Los reguladores de todo el mundo están cada vez más preocupados por la inmutabilidad y la naturaleza descentralizada de las transacciones Blockchain, quienes dicen que son herramientas ideales para los que buscan realizar lavado de dinero y otras acciones nefastas. Y por supuesto, la mayoría de las transacciones ilícitas se producen principalmente en dólares estadounidenses.

En un intento de combatir esta clara amenaza, Hartwig Loeger, el ministro de Finanzas de Austria, dijo que cree que las normas que rigen el comercio de metales preciosos y derivados le permitirán al gobierno evitar que el cifrado se utilice para el lavado de fondos ilícitos.

“Las criptomonedas ganan importancia en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo“, afirmó Loeger en un comunicado, según un informe de Bloomberg. “Este es un aspecto importante para los cambios que apoyamos. Necesitamos más confianza y seguridad.

Sobre las ICO’s

Loeger añadió que él cree que las ICO’s o ofertas públicas iniciales de las monedas, esencialmente, deberían ser tratadas como valores mobiliarios, exigiendo a los operadores que registrasen ‘prospectos digitales’ con supervisores financieros y buscasen aprobación regulatoria antes de empezar a aceptar contribuciones.

Sin embargo, dada la naturaleza de Bitcoin sin fronteras, Loeger dijo que era vital para la UE crease un marco normativo internacional sobre criptomonedas y él dijo que iba a discutir el tema con el ministro de Finanzas de Portugal.

Este aumento de la atención de los reguladores austriacos se produce con menos de dos semanas desde la publicación de los informes de que la plataforma de internet con sede en Austria, llamada “Optioment” hubiese estafado más de 12.000 BTC de 10 mil inversores, que asciende a más de 122 millones de dólares al tipo de cambio actual.

Sin embargo, los reguladores de toda Europa han recibido criptomonedas y productos financieros asociados de una forma más atenta durante los últimos días.