Riot Blockchain, una antigua empresa de biotecnología que se convirtió en una empresa minera de bitcoin, la cual cotiza en la bolsa y también ha enfrentado problemas regulatorios, reveló en una presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) que la nueva entidad se llamará RiotX e implementara tres tipos de servicios entre los principales: banca, trading y una wallet digital.

La aplicación sigue el cambio de la empresa en el enfoque de negocios después de casi dos décadas en biotecnología, cuando cambió su marca a Riot Blockchain de Bioptix y cambió su enfoque a la criptografía en octubre de 2017. La firma luego adquirió una correduría de criptografía y dijo que planeaba construir una exchange en marzo de 2018.

La empresa quiere lanzar una plataforma de comercio de moneda digital regulada para fines del segundo trimestre de este año o el 30 de junio. Para que esto suceda, la empresa quiere comenzar con una inversión inicial de $ 250.000.

El plan de la firma salió a la luz después de su reciente reunión con la Comisión de Bolsa y Valores. Riot Blockchain se presentó para el intercambio con la SEC el 14 de marzo. La firma también ha creado otra división llamada RiotX Holdings para estar a cargo de las operaciones de la plataforma comercial. La filial también ha conseguido una asociación estratégica con Shift Markets, proveedor de software.

Durante 2018 y 2019, la compañía también cambió su junta directiva, comenzando con la renuncia de su CEO de Riot, John O’Rourke, luego de ser nombrado en una demanda de la SEC. Sin embargo, Riot Blockchain no fue nombrado como acusado en la demanda.

Para cumplir con su fecha límite, la empresa quiere contratar más personal. También planea reestructurar sus procedimientos de cumplimiento para cumplir con sus pautas reglamentarias. Riot Blockchain tiene su sede en Colorado, y la firma pretende cubrir los cincuenta estados de los EE. UU. antes de que termine este año. Wyoming y Hawai son los únicos dos estados exentos.

Puntualmente, el comunicado señala que: “La API de SynapseFi otorgará la facilidad a la compañía de conocer dónde se encuentra el usuario al momento de acceder a RiotX, lo que proporcionará a la Compañía, evitar que un usuario de Montana, un estado donde se permite el intercambio de monedas digitales, viaje a la vecina Wyoming, donde el intercambio de monedas digitales no se permiten, y así usar RiotX en una jurisdicción prohibida”.

La firma cree en su potencial para lanzar la plataforma comercial antes de la fecha límite establecida. Sin embargo, dijo que las únicas cosas que podrían causar retrasos son las restricciones de capital y los problemas regulatorios. En este momento, la plataforma de negociación está aprobada y autorizada en cinco estados. Tiene licencias pendientes en otros diecisiete estados.

En su presentación ante la SEC, Riot blockchain advirtió que la plataforma de negociación es una inversión arriesgada. Un fragmento de la presentación declara: “Si la empresa falla en el despliegue de RiotX, puede perder la mayoría o todo el capital que ha invertido en la plataforma de negociación“.

Una vez que el intercambio de RiotX entre en funcionamiento, se espera que su presupuesto operativo de 2019 se acerque a los $ 2 millones.

En la misma presentación de la SEC de abril de 2018 , Riot Blockchain reveló que se enfrentaba a la exclusión del Nasdaq por no haber celebrado su reunión anual de accionistas puntualmente. Sin embargo, la compañía permanece en el Nasdaq en buena posición, probablemente después de solucionar sus problemas pendientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.