Mujer de Nueva York se declara culpable de usar bitcoins para ayudar a un grupo terrorista Islámico

0

Una joven de Nueva York se declaró culpable el lunes de lavar más de 150.000 dólares en bitcoins y otras criptomonedas para apoyar al un grupo terrorista Islámico, al que pretendía unirse después de viajar a Siria.

La joven de 27 años llamada Zoobia Shahnaz era una vecina de Brentwood, Long Island. Confesó haber transferido más de 150.000 dólares a individuos y entidades fantasmas que estaban al frente de ISIS en Pakistán, China y Turquía en 2017, según la Oficina del Fiscal Federal para el Este Distrito de Nueva York.

Durante el mismo año, se la detuvo al intentar abandonar los EEUU con el objetivo de viajar a Siria, uno de los focos de la actividad de ISIS.

Shahnaz fue arrestada en diciembre del año pasado y desde entonces está bajo custodia. Enfrenta hasta 20 años de cárcel por la sentencia por cargo de proporcionar apoyo material a una organización terrorista extranjera.

Cómo sucedió todo

Según los documentos de la corte, Shahnaz había trabajado en 2017 cómo técnico de laboratorio en un hospital en Manhattan por aproximadamente 71.000 dólares anuales. Anteriormente, en enero de 2016 viajó a Jordania para participar como voluntaria en la Sociedad Médica Siria Americana.

“Durante dos semanas, ayudó a brindar asistencia médica a los refugiados sirios en Amman [Jordania] y en el campamento de refugiados Zataari, donde el ISIS ejerce una influencia significativa”, escribieron los fiscales en un documento judicial presentado el año pasado.

El documento afirma que meses antes de que viajase a Jordania ya había “llevado a cabo una extensa investigación en Internet” sobre viajar a Siria y “unirse al ISIS” o al Estado Islámico de Irak y al-Sham.

En marzo de 2007 fue dónde empezó todo. Shahnaz participó en un plan para estafar a Chase Bank, TD Bank, American Express y Discover. La mujer proporcionó información financiera falsa a los bancos para obtener tarjetas de crédito y un préstamo. De forma fraudulenta consiguió obtener seis tarjetas de crédito, según otra presentación judicial.

Usó estas tarjetas junto con más de 10 a su nombre para comprar más de 62.703 dólares en bitcoins y altcoins en exchanges de criptomonedas online.

“La mayoría de estas criptomonedas que Shahnaz compró se convirtieron a dólares estadounidenses y se transfirieron a una cuenta corriente a nombre del acusado”, escribieron los fiscales en un documento judicial.

No siendo suficiente, Shahnaz solicitó un préstamo de 22.500 dólares en un banco de Manhattan que también obtuvo de forma fraudulenta.

Preparándose para volar

Según los fiscales, después de la obtención del mismo, Shahnaz realizó varias transacciones electrónicas en el extranjero. Su objetivo fue evitar los requisitos de información financiera y ocultar la fuente y los destinos del efectivo obtenido ilegalmente.

Sin que su familia tuviese conocimiento, la acusada se preparó para viajar a Siria. Para ello, obtuvo un pasaporte pakistaní y renunció a su trabajo, dijo un expediente judicial.

La mujer realizó una investigación sobre el grupo terrorista ISIS. Buscaba reclutadores, financieros y combatientes asociados con el grupo terrorista Islámico. Entre estos se incluían “aquellos que han alentado los ataques de lobos solitarios contra objetivos estadounidenses”, dijo la presentación de la corte.

Según el documento tuvo acceso a mapas de ubicaciones a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria y ciudades dentro del terrorismo controlado por ISIS.

Finalmente detenida

El 31 de julio de 2017 fue el día que escogió para el que iba a ser el viaje de huída. Mientras su familia pensaba que se dirigía a su trabajo, ella se desplazó al aeropuerto JFK de Nueva York para coger un vuelo con destino a Estambul, Turquía, con escala en Pakistán. Se sabe que Estambul es un lugar de puente común entre las personas que viajan desde países occidentales para unirse a ISIS al cruzar la cercana Siria.

Los agentes de la ley conociendo ya sus transferencias a bordo, interceptaron a Shahnaz en la puerta de la aerolínea en JFK, según los fiscales. Ella les dijo que planeaba visitar varias mezquitas y sitios turísticos en Estambul.

Los fiscales dijeron que cuando se le preguntó sobre algunas de las transferencias electrónicas que realizó “ella proporcionó explicaciones falsas y contradictorias” sobre el motivo de las mismas. En el momento en que fue detenida, llevaba consigo 9.500 dólares. 500 dólares menos que la cantidad que hace necesario que los viajeros revelen la cantidad de moneda en su poder al abandonar los Estados Unidos.

Meses más tarde, en diciembre de 2017, un gran jurado federal acusó a Shahnaz. Se la detuvo sin derecho a fianza después de su detención.