¿Los profesores serán remplazados por inteligencia artificial?

0

En Japón ya es bien conocido que mientras la tecnología llegue a los salones de clases, los profesores se moverán “de un sabio en el escenario a un guía apartado”, pues no es raro, ya que ha pasado así desde la implementación de las computadoras en los salones de clases, y en el futuro cercano ocurrirá lo mismo con la tecnología de inteligencia artificial.

Este cambio con mucha razón ha preocupado a los defensores de la enseñanza tradicional, que temen que los educadores y profesores que instruyen, analizan y proporcionan un contexto vital, se vean disminuidos o cambiados directamente por la tecnología considerada “desalmada” y guiada sólo por algoritmos. En general, ha sido fácil descartar estos temores a favor de una asociación tecnología – docente que aun está por desarrollarse completamente.

Pero en la realidad, es que sí existen estos temores al rededor de todo el mundo, y estos pueden ser peor de lo esperado, y más cerca de lo que muchos creen. A pesar de que hoy en día la IA solo hace rondas de revistas académicas, hace cuatro años en 2014, los pioneros de la tecnología educativa estaban diseñando y probando un maestro bot.

Botteacher el bot docente con inteligencia artificial

Para ser más precisos, fue llamado “botteacher”, el cual asumió las responsabilidades de enseñanza en un MOOC (un curso abierto y masivo en línea). Recientemente, Aras Bozjurt, de la Universidad de Turquía, Whitney Kilgore, de la Universidad del Norte de Texas y Matt Crosslin, de la Universidad de Texas en Arlington, realizaron recientemente un experimento de un Botteacher de los originales, y publicaron los resultados en la revista Australasian Journal of Education Technology.

El equipo analizó una Botteacher llamada Botty que operaba en Twitter, buscando y respondiendo a un hashtag y palabras claves específicos del curso que impartía. Los investigadores expresaron.

“Cuando Botty encontró el hashtag, respondería mediante el uso de una serie de respuestas automáticas que fueron prefabricadas por los facilitadores del curso. Estos Tweets tomaron la forma de orientación del curso o incluso invitaban a la reflexión y el debate, para involucrar al alumno en la discusión con el robot y con los otros asistentes al curso”

Dejando a un lado las preguntas existenciales, como si las líneas de códigos casi infinitas pueden encontrar, pronunciar, responder o participar en discusiones, pero lo que, si es seguro, es que Botty sin lugar a dudas fue diseñada para automatizar partes importantes de la enseñanza y que desarrollo su tarea a la perfección. El resumen del informe descubrió que el uso de los Maestros Bot es particularmente útil para aumentar la interacción dentro de una comunidad de aprendizaje y se puede utilizar como asistente durante el proceso de enseñanza.

Este hallazgo es particularmente interesante, ya que los investigadores encontraron en sus estudios que:

“La presencia docente tiene tres categorías básicas: 1) facilitar el discurso, 2) la instrucción directa y 3) el diseño y la organización de las clases, y de todas parece que Botty cumple principalmente la de facilitadora del discurso, con casi los mismo resultados que un profesor humano… Al desempeñar ese papel del ausente amigable e incansable del instructor humano, que puede responder a las consultas relacionadas con el curso en el chat en vivo con la frecuencia necesaria para satisfacer a los asistentes”

Lo que realmente significa es que estos proyectos al igual que los investigadores de las universidades, creen que un robot puede reemplazar al menos una de las 3 funciones esenciales de la enseñanza, de una manera que es mejor que cualquier maestro humano.

Aunque seamos razonables la tecnología de la inteligencia artificial aun no está lista para reemplazar a un maestro en su totalidad, pero lo que si significa es que los profesores podrán tener un “asistente incansable”.

“Los nuevos avances tecnológicos no reemplazarían a los maestros sólo por que estos son problemáticos o carecen de la capacidad, pero se usarían para mejorar y ayudar a los docentes con su tarea de enseñar” Expone uno de los investigadores dentro del informe.

Otra razón del por qué la capacidad de un maestro bot para ser “incansablemente amigable” puede ser muy útil tanto para los profesores como para los alumnos. Es que siempre está encendido, siempre está allí, y siempre está listo. Los bots también son mucho menos costosos que los profesores reales. Dado que quienes dirigen los programas de educación en línea ya recurren a docentes menos costosos y mucho menos experimentados, un robot que pueda hacer parte del trabajo de un docente es sin duda, es una alternativa mucho más atractiva.

Quizás lo siguiente pueda sonar como una exageración:


Los facilitadores han encontrado mediante el uso de la tecnología que los roles de los profesores – facilitadores y los del Bot – docente se han desdibujado creando una hibridación en las funciones de los docentes y de los bots.

Es importante tener en cuenta que el MOOC en que se implementó Botty se centró específicamente en la discusión de la enseñanza y el aprendizaje en entornos digitales. Y el análisis de Botty se hizo, por diseño, a través de una lente “pos humanista” por el cual el humano y la computadora son vistos como iguales, lo que convertía su labor en un simple compromiso de una cosa a otra, sin evaluaciones de valor.

Como conclusión podemos decir que los estudios llevados a cabo en robots con inteligencia artificial como Botty, deberían dejar claro que los miedos de que los maestros sean reemplazados por la tecnología en mediano y largo plazo, son mucho más que infundados.  

 Es importante que siempre se esté informado y de las mejores fuentes.


Pues es fácil tener miedo sobre el futuro de la enseñanza cuando un informe académico, sin estudios ni pruebas en tecnología IA, expresa algo como lo siguiente:

“La cuestión es preocupante, respecto al papel que desempeña el ser humano en un escenario de un profesor post humanista, ya que se están volviendo menos evidente a medida que avanza la tecnología. Si los desarrolladores de IA pueden programar las respuestas, las emociones, la memoria y la inteligencia de los líderes fallecidos del pensamiento en bots, el papel futuro del humano y del docente se vuelve cada vez de menos importancia”

Países como Japón y Corea, que tienen unas culturas tecnológicas dentro de los salones de clase bastante avanzadas, han llegado a la conclusión de que los docentes son primordiales para la enseñanza de los alumnos, el papel que juega y jugará las tecnologías, específicamente la inteligencia artificial, será para ayudar al maestro y llevar el rol de la enseñanza a nuevos niveles para que los pupilos puedan volar incluso más alto de lo que ya lo hacen. Así que, los profesores a nivel mundial pueden dormir tranquilos por varias generaciones al menos, sin el miedo de que un robot les deje sin trabajo.