La tecnología comercial debería ser accesible para todos, los grandes inversores temen por ese momento

El poder de las grandes compañías y de los grandes inversores les ha permitido dominar el mercado y las tecnologías emergentes durante mucho tiempo. Estos gigantes han mantenido en su poder los algoritmos de negociación más sofisticados intentando mantenerlos al margen de la comunidad comercial y los pequeños inversores.

0

Nuevas tecnologías están surgiendo a nivel mundial, y uno de los sectores a los cuales no cabe duda de que está afectando, es al de las finanzas. Los servicios financieros con  seguros, banca e inversiones se están remodelando a través de innovaciones como el análisis de big data, blockchain e inteligencia artificial (AI). Si recordamos como funcionaba el comercio apenas unos años atrás y lo comparamos con el de actualmente, podemos apreciar grandes cambios. El comercio algorítmico ha aumentado significativamente la velocidad y el poder de cálculo de las transacciones en los mercados.

La inteligencia artificial (IA) ha generado interés a gran escala y los principales inversores y empresas del mundo se han centrado en su uso. No obstante, como en la mayoría de los casos, y como ya ha pasado com muchas otras tecnologías emergentes, los algoritmos de negociación más sofisticados se han mantenido en manos de la élite. No se han compartido con la comunidad comercial en general ni con los inversores medios.

Veamos por qué es importante que la tecnología comercial sea accesible para todos.

Ventaja estratégica

El desarrollo de algoritmos sofisticados y big data en el comercio se ha convertido en una ventaja estratégica significativa. Y penas han podido beneficiarse de ella aquellos que han podido acceder y hacer uso. Estas tecnologías permiten reconocer las ineficiencias del mercado y de los precios. Algunas de ellas son los patrones de movimiento de precios, la subestimación y la sobrevaloración. Conociendo estos datos,  las compañías pueden reaccionar rápidamente a los mercados en el momento adecuado.

Sólo para la élite

Actualmente, el acceso a estos algoritmos continúa siendo escaso. Específicamente, está limitado a los inversores de élite y de alto nivel por diversas razones. Primeramente, los inversores de alto nivel se han negado a compartir esta estrategia por temor a perder su ventaja sobre los competidores. Por otro lado, se trata de un proceso muy caro aún no valorado por todos. El poder de cálculo necesario para ejecutar operaciones algorítmicas es tan costoso que las empresas han tenido que evitarlo. Hasta el momento los clientes han demostrado no estar dispuestos a pagar por ello.

Para analizar un desarrollo continuo estos algoritmos requieren grandes conjuntos de datos, lo que se vuelve muy costoso de recopilar. Otra limitación es que los datos no pueden ser utilizados por cualquiera. Para que puedan ser usados para uso estratégico, han de llegar a manos de personas con conocimientos específicos. Personas competentes tanto en economía comercial como en aprendizaje automático y en IA. Una buena infraestructura es crucial para mantener con éxito un sistema de comercio tecnológico. Se requieren numerosos servidores para procesar las cantidades masivas de datos requeridos. Obviamente, es necesaria una financiación inicial que permita comenzar y operar. Hasta el momento, esto también ha sido un impedimento para los inversores y compañías no tan ricas. Como consecuencia, las grandes instituciones y los grandes inversores han dominado el mercado. La competencia para el resto de inversores se ha vuelto más difícil y ahora se encuentran con una mayor desigualdad.

No es el fin

La democratización de la tecnología de comercio impulsada por la IA está comenzando a nivelar ambas partes. La Inteligencia Artificial está haciendo que estos algoritmos de negociación avanzados estén disponibles para inversores minoristas. Además, está facilitando el uso de esta tecnología. Gracias a ello, el monopolio impuesto por las instituciones financieras tradicionales desaparecerá.

La cumbre de la Inteligencia Artificial

Como acabamos de comentar, la desigualdad del mercado está desapareciendo lentamente. Los inversores de alto y bajo nivel están cada día más cerca de encontrarse en un mismo mercado. Y todo gracias al uso creciente de tecnología que puede ser aprovechada por una gama más amplia de inversores. Los algoritmos de inteligencia artificial y software de aprendizaje automático se han desarrollado para aprender, encontrar, producir, probar y refinar constantemente cientos de algoritmos para estrategias de inversión todos los días, sin fallas ni respiro.

La IA beneficiará enormemente el mercado 

La inteligencia artificial y el aprendizaje automático es muy beneficioso para el comercio. La influencia emocional o humana solía afectar o ralentizar el comercio inevitablemente. En cambio, esta tecnología elimina estos contratiempos manteniéndolos apenas en proceso de toma de decisiones. El uso de sistemas automatizados hace que el riesgo de datos incorrectos disminuya significativamente. Los errores son de naturaleza humana. Además, agilizará el proceso de clasificación de datos al eliminar cualquier retraso de tiempo que resulte de errores o incertidumbre.

Otro aspecto que hace que la inteligencia artificial vaya más allá que la inteligencia humana es la velocidad de sus algoritmos. Los datos financieros, al igual que cualquier otro dato que sea decisivo en los sistemas de negociación, deben ordenarse o limpiarse constantemente todos los días. De esta forma se garantiza que las estrategias continúen prediciendo los mejores resultados.

La última tecnología de comercio impulsada por IA utiliza estos datos para buscar continuamente anomalías estadísticas del mercado a través de métodos como el reconocimiento de patrones, modelos estadísticos y matemáticos, aprendizaje automático o software de visualización de datos desarrollado internamente. Y algunas empresas se están adaptando para desafiar al mercado comercial tradicional empleando estos procesos.

Los sistemas comerciales automatizados tradicionales se han quedado atrás

Las actualizaciones constantes hacen que su uso sea una ventaja competitiva sobre los sistemas comerciales automatizados tradicionales. Otro aspecto que le da esa ventaja es su capacidad de recoger las desviaciones y anomalías identificadas más pequeñas en los patrones de comercio que se ajustan automáticamente mediante los algoritmos de aprendizaje automático. Por otro lado, también hay que destacar el proceso creativo de generación de ideas. Esto tradicionalmente conllevaba una gran cantidad de codificación e intervalos de tiempo impredecibles debía hacerse en un tiempo limitado.

Con este innovador sistema de aprendizaje automático, se pueden generar más estrategias en espacios de tiempo significativamente menores. Con ello, las empresas consiguen un mayor retorno de inversión.

Riesgos y recompensas

Las empresas utilizan a su favor las fluctuaciones de la volatilidad del mercado, acumulado anomalías sistemáticas y de corto plazo en los precios de las noticias corporativas, eventos y tiempos de alta volatilidad. También se benefician del mayor riesgo para los rendimientos de los inversores. El proceso de gestión de riesgos ahora se verá respaldado por esta tecnología especialmente diseñada para ello. Esta cuenta con una wallet adecuada para crear la combinación correcta de riesgo y recompensa. Ahora que las compañías empiezan a democratizar la tecnología de comercio de inteligencia artificial, la influencia de aquellos que utilizan la tecnología puede ayudar a reducir la volatilidad del mercado, en beneficio de todos.

Dificultad para acceder a las criptomonedas

La Tecnología Blockchain se ha hecho popular del mismo modo que se han hecho populares las criptomonedas. Poco a poco se están convirtiendo en un activo comercial popular. Algunas de las instituciones financieras de élite ya se han adentrado en este mercado. Gracias a ello tienen la ventaja de aportar años de experiencia comercial en el mercado de las redes de cifrado. Además, tienen la capacidad de implementar tecnología avanzada de inteligencia artificial en el mercado. Por desgracia, gran parte de los inversores de criptomonedas no tienen acceso a estas tecnologías comerciales. Esto da lugar al riesgo de que los inversores de alto nivel se vean obligados a salir del comercio rentable. Algo contradictorio a la naturaleza descentralizada original y a la visión de las criptomonedas.

La IA permite el acceso a las criptomonedas

La Inteligencia Artificial es la herramienta que algunas compañías están utilizando para combatir esta situación. Específicamente, democratizando la tecnología IA y dando poder a los inversores no tradicionales en este mercado. Esta descentralización del software de comercio de IA abrirá las puertas al mercado de la criptomoneda. No únicamente permitirá que los inversores más pequeños compitan con los de alto nivel, sino que también ayudará a optimizar los pagos.

Las criptomonedas no estás respaldadas ni controladas por bancos, estados o recursos nacionales, y esto permite que sean tan volátiles como hemos podido comprobar. Las criptomonedas viven un alto grado de especulación sobre los exchanges y una gran dificuldad de valoración. La tecnología IA puede ayudar de nuevo a reducir esta volatilidad y proteger a todos los inversores.

Impidiendo el acceso a la IA

Como ya hemos comentado, los grandes inversores han intentado no compartir las ventajas clave que proporcionan mejores rendimientos. Gracias a su mejor tecnología, sus ventajas ocultas y ventajas de información, estas compañías e inversores estaban consiguiendo que los inversores minoristas tuvieran difícil acceso a esta beneficiosa tecnología. Y este, es el principal motivo del lento movimiento hacia la democratización de la tecnología comercial.

La IA puede cambiar la situación de los menos exitosos

Los pequeños inversores tienen grandes impedimentos a la hora de mejorar su situación financiera. La escasez de tiempo y de tecnología los posiciona en último lugar a la hora de invertir. Algunos pequeños inversores dependen de las ganancias comerciales para hacer frente a su vida cotidiana. La educación de sus hijos, las cuentas, la vivienda, dependen de los ingresos de empleos a tiempo completo. Esta claro que una tecnología más avanzada sería crucial para cambiar su situación. No obstante, las grandes compañías se niegan a permitirles el acceso.

Hace algún tiempo, la mayoría de los productos de inversión ofrecían apenas perfiles de riesgo, retorno desequilibrado. Cuando los mercados subían generaban beneficios pero colapzaban todo lo demás. Los productos de inversión disponibles también eran complicados, estaban cargados de tarifas y eran de difícil acceso. Esto apenas aumenta la lucha del pequeño inversor. La desigualdad del mercado viene de estas diferencias y son muchas las personas que luchan para eliminarlas. Al democratizar la tecnología comercial, las empresas permiten que todos puedan jugar en el mismo campo de juego con una tecnología fácil de usar y una opción sobre cuánto invertir.