Recientemente se supo a través de un estudio que los hackers se están centrando más en los usuarios de las plataformas de exchanges digitales y exchanges de criptomonedas.

No obstante, aún habiendo observado que los ataques relacionados con las criptomonedas tienen una tendencia mundial, siempre hay países preferidos por estos. Japón, probablemente sea uno de los mercados más afectados.

Las autoridades japonesas han informado que los ataques cibernéticos de este tipo se han disparado en 2018. El valor de la cantidad de criptomonedas que se ha perdido durante la primera mitad de 2018 excede el valor de las criptomonedas robadas durante todo el año 2017.

60,5 mil millones de yenes robados en Japón de enero a junio de 2018

2018 es un año récord de robos cripto según la Agencia Nacional de Policía de Japón (NPA). El récord se ha alcanzado tanto con el número de accidentes como con las cantidades involucradas en ellos. Nada más y nada menos que 60.500 millones de yenes durante 6 meses, lo equivalentes a unos 540 millones de dólares en criptomonedas se han perdido debido a ataques de hackers según The Asahi Shimbun.

Para tener una referencia, durante todo el año 2017 la cantidad de criptomonedas robada fue de 662,4 millones de yenes, alrededor de 5,9 millones de dólares. Comparando las cifras, podemos ver que hay una diferencia alarmante entre ambos años.

Este increíble aumento se debe principalmente a un único suceso. En enero, Coincheck, un importante exchange fue hackeado y los criminales consiguieron llevarse un increíble botín de criptomonedas. A este ataque se le conoce como el mayor ataque criptográfico de todos los tiempos. La cantidad robada estaba valorada en 58 billones de yenes, unos 534 millones de dólares en el momento del suceso.

Triplicando robos

Aunque esté comprobado que el aumento masivo de robos durante este año se ha debido principalmente a un único golpe, los datos de la Agencia Nacional de Policía aún muestran que también hubo más incidentes con hackers durante los primeros seis meses de 2018 en comparación con la totalidad de 2017. Según el NPA los casos reportados los primeros 6 meses de este año ascienden a 158. Por lo tanto, superior a los 149 registrados en 2017.

Con esto queda demostrado que no únicamente la cantidad robada a sido superior, sino que los ataques también lo han sido. De hecho, Shimbum informó que, en comparación con el mismo período del año pasado, el número de incidentes de piratería se ha triplicado este año.

Los inversores facilitan el trabajo de los hackers

Aunque cueste de creer, gran parte de estos ataques han surgido debido a que los criptoinversores permiten el acceso de los hackers a sus contraseñas en las cuentas de los exchanges digitales. Los datos de la Agencia Nacional de Policía confirmaron que en el 60% de los casos, la identificación en las cuentas de los inversores en los exchanges de criptomonedas era la misma que la usada por los mismos en otros servicios en línea tales como correo electrónico o páginas de compra online.