Un comité de expertos en impuestos en Japón que es responsable de asesorar al gobierno en asuntos tributarios ha hecho un pedido centrado en las criptomonedas. Este pide que simplifiquen el proceso de presentación de impuestos a la criptomoneda del país.

Este proceso continúa siendo complicado actualmente y según los funcionarios del panel de impuestos se requiere un cambio para mejorar la precisión y el cumplimiento. Según una publicación de noticias japonesa, Sankei, el comité celebró una reunión a principios de la semana en la que se discutió la propuesta de cambiar el actual sistema de presentación de impuestos de criptomoneda.

El problema viene de la dificultad que supone calcular a efectos fiscales las ganancias procedentes de las criptomonedas según el comité. Este es un asunto complejo y desalentador para algunos propietarios de activos digitales sujetos a declarar sus posesiones criptográficas a la hora de presentar su declaración de impuestos.

Elevados impuestos sobre criptomonedas

Según el panel de impuestos en Japón las ganancias por criptomonedas van más allá de las ganancias obtenidas. Las ganancias acumuladas al cambiar de una criptomoneda a otra también se gravan. Por otra parte, encontramos otra dificultad debido a la falta de una fuente unificada de datos histórico sobre precios. Para encontrar una solución a todo esto, el panel ha comunicado que realizará reuniones para oír la opinión de los interesados.

Las tasas impositivas sobre las criptomonedas en Japón oscilan entre el 15% y el 55%. La autoridad fiscal nacional aún cobra más de aquellos cuyas ganancias anuales superan los 40 millones de yenes ($ 365,000). 

regulación

El país asiático no es el único que ha establecido unos impuestos a las ganancias de capital. No obstante, las altas tasas de este han hecho de muchos inversores opten por abandonar el país. Uno de los países escogido como refugio es Singapur, ya que este ofrece desgravaciones fiscales.

Cualquier legislación para cambiar las reglas a la clasificación recientemente propuesta podría reducir los impuestos a alrededor del 20 por ciento, la misma losa impuesta a las ganancias de las acciones y el comercio de divisas.

Huyendo en busca de mejores condiciones

Hay varios países luchando por prohibir las criptomonedas u obtener grandes beneficios colocando elevados impuestos sobre las criptomonedas. Esto esta llevando no tan solo a que los inversores abandonen su país sino que esta haciendo que las empresas también lo hagan. Varias empresas se están trasladando buscando lugares donde poder trabajar libremente y donde los impuestos sobre las criptomonedas sean más moderados.

Un ejemplo de ello es Zebpay, el mayor exchange de la India, ha decidido trasladarse a Malta después de que el Banco Central prohibiera que instituciones financieras ofrezcan servicios bancarios a empresas relacionadas con las criptomonedas.