Quizá por su indiscutible poder económico, pareciera que el sector de los servicios financieros es donde más ha avanzado la implementación de blockchain, y, por ende, la inversión en dicha tecnología. Sin embargo, la adopción de las cadenas de bloques también está creciendo en ámbitos como las ciencias de la vida, telecomunicaciones, gobierno y medios de comunicación.

Adopción de blockchain al alza

De acuerdo a un nuevo estudio llevado a cabo por la firma Deloitte, el número de compañías y organizaciones que buscan implementar soluciones basadas en la tecnología blockchain a sus operaciones está en aumento, lo que da una idea de la importancia que también se le otorga a esta innovación en diversos sectores del quehacer humano.

Los ejecutivos versados en cadenas de bloques entrevistados para la Encuesta Global de Blockchain 2019 realizada por Deloitte se muestran optimistas sobre los nuevos, y todavía en evolución, casos de uso. Los participantes en el estudio continúan considerando la tecnología como una plataforma de conexión que puede dar un giro completo a muchos modelos de negocios y reducir la fricción.

Deloitte

Según Linda Pawczuk, directora en Deloitte Consulting LLP y líder blockchain para los Estados Unidos, los resultados de la encuesta de este año muestran que los debates en torno a las cadenas de bloques han incorporado más casos de uso y visiones estratégicas del futuro. Dice Pawczuk en el informe:

“A medida que la historia de blockchain se sigue desenvolviendo y madurando, creemos que los ejecutivos ya no se preguntan si la tecnología funcionará, sino ¿cómo podemos hacer que esta tecnología funcione para nosotros?”.

Más ventajas que en 2018

De los entrevistados, el 53% manifestó que la tecnología blockchain se ha convertido en una prioridad crítica para su organización este año, un aumento de 10% en comparación con el año pasado. El 40% de los ejecutivos está dispuesto a invertir US$ 5 millones o más en nuevos proyectos de blockchain durante los próximos 12 meses.

Los resultados de la encuesta también revelan que los encuestados ven que la tecnología de cadenas de bloques ofrece ventajas más diversas que las percibidas en 2018.

Los disruptores emergentes, líderes en las empresas que construyeron sus modelos de negocio en torno a la tecnología, citaron los modelos de negocios y las cadenas de valor (42%) como las principales ventajas de blockchain. Por otro lado, los participantes empresariales se dividieron por igual entre la seguridad/menor riesgo y los modelos de negocio/cadenas de valor (23% en ambos casos) como las ventajas más significativas.

El 71% de las organizaciones empresariales creen que la tecnología blockchain proporciona mayor seguridad que las soluciones de TI convencionales, mientras que sólo el 48% de los disruptores emergentes lo interpretan de igual manera.

El estudio también exploró las actitudes de las organizaciones hacia los consorcios de blockchain. Deloitte encontró que la gran mayoría de los encuestados, el 92%, pertenecen a un consorcio o planean unirse a uno en los próximos 12 meses. Entre los criterios principales para unirse a un consorcio, los encuestados mostraron preferencia por la alineación con los objetivos (41%), la calidad y la estatura de otros miembros (37%) y la oportunidad de influencia (36%).

El 55% de ellos espera aprendizaje acelerado, y un 57% ahorros de costos como los principales beneficios de la participación de consorcios, lo que indica que estos aún tienen un papel importante que desempeñar a medida que la tecnología blockchain madura y las aplicaciones prácticas comienzan a hacer su impacto en las empresas, asegura Deloitte.

La historia de la tecnología blockchain está aún por escribirse

El documento cierra anunciando una nueva etapa para las cadenas de bloques, una en donde podrá aprovecharse la mayor parte de su potencial, si se hacen las preguntas correctas. Dice en el reporte:

“La historia de blockchain está comenzando un nuevo capítulo, en el que las preguntas que hacen los ejecutivos son más difíciles, más detalladas, más fundamentadas y más pragmáticas”.

“Son preguntas que muestran una conciencia emergente de que la tecnología parece estar lista para su momento estelar. Funciona. Ahora los ejecutivos deben descubrir cómo hacer que la tecnología funcione para ellos, cómo aprovechar la innovación creada por los disruptores emergentes y cómo alinearse dentro del ecosistema”.