Soluna usará viento del Sahara para impulsar minería de criptomonedas

Soluna es una compañía que pretende atacar el asunto del consumo eléctrico en las operaciones de minería de criptomonedas. Para ello, planea instalar un parque eólico al sur de Marruecos, que costará más de US$ 1.400 millones.

0
soluna clean energy

La startup de blockchain Soluna tiene en la mira la construcción de un parque eólico en el desierto occidental de Sahara, que sirva como fuente de energía limpia para la actividad de cripto minería en la región. La instalación será establecida en 37.000 acres de terreno ubicados al sur de Marruecos.

Actualmente, las negociaciones entre el gobierno local y Soluna para el desarrollo del proyecto continúan llevándose a cabo. Una vez construido, el parque tendrá capacidad para generar 900 megavatios de energía eléctrica al año.

Según el CEO de Soluna, John Belizaire, la primera beneficiada será la ciudad de Dakhla, ubicada en una pequeña isla cercana al sitio donde se espera construir el parque eólico. Allí, un centro de computo que actualmente se dedica a las labores de minería de bitcoin y otras criptomonedas de Prueba de Trabajo (PoW) alimentará sus equipos con la energía proveniente de Soluna.

Energía por módulos

El futuro emplazamiento de las turbinas se hará en una franja del Sahara occidental controlada por Marruecos., zona considerada como una de las más ventosas del mundo. La planta de energía limpia funcionará al principio de manera independiente, desconectada de la infraestructura eléctrica local. Más adelante, el excedente producido por Solana se añadirá a la red energética del país y estará disponible para consumo general.

La duración del proyecto se calcula en cinco años, con un costo que va desde los US$ 1.400 millones hasta los US$ 2.500 millones.

El parque eólico se desarrollará en módulos que Solana denomina “Pods”. Cada uno de estos “pods” será capaz de producir 12 megavatios de energía eléctrica, tendrá asociado un acumulador de energía y equipos de minería de 6MW, o, en su defecto, un centro de cómputo blockchain. Totalmente desplegada, la instalación estará compuesta por 75 módulos, aproximadamente.

soluna project

De acuerdo a los planes, la primera fase constará de tres Pods, o el equivalente a 36 MW de producción eléctrica al año, y 18 MW de instalaciones informáticas, cuyo poder de cálculo se estimaría en 160.882 terahash por segundo. Soluna espera invertir unos US$ 100 millones en esta etapa.

Un asunto ecológico

El consumo de electricidad por parte de la minería de criptos es un tema que se ha venido debatiendo bastante, sobre todo después del notable incremento en la actividad que se produjo a fines de 2017. Datos proporcionados por Digiconomist muestran que la extracción de bitcoin consume 73 teravatios por hora (TWh) anuales, cantidad que duplica lo registrado a comienzos de 2018.

Sin embargo, estas cifras pudieran estar siendo sobreestimadas. Estudios recientes señalan que la energía consumida por la minería de monedas virtuales puede ser en realidad mucho menor.

Un reporte de la firma de inversiones critpto CoinShares rebaja los números de Digiconomist a la mitad, indicando que la mayor parte de la electricidad consumida es proveniente de fuentes renovables de bajo costo en vez de combustibles fósiles tradicionales. Ejemplo de ello es China, donde se descubrió que operaciones importantes de minería se alimentaban de energía hidroeléctrica.

A pesar de la controversia todavía existente alrededor de la extracción de criptomonedas, su consumo energético y su viabilidad económica, compañías ligadas a la industria continúan invirtiendo en nuevos desarrollos.

soluna mining

La reconocida firma de equipos mineros Bitmain revitalizará una vieja planta de fundición en Rockdale, Texas, donde planea establecer un centro de datos. El costo del proyecto será de US$ 500 millones, a lo largo de siete años. En Canadá, la división de criptominería de Vogogo cerró recientemente un trato por US$ 46 millones, para la compra de 14.000 equipos especializados, y CoinGeek firmó un acuerdo en agosto con Squire Mining Ltd., para comercializar los chips ASIC de extracción de Bitcoin Cash producidos por esa compañía bajo la marca CoinGeek.

La extracción de criptos paga

Para los grupos de poder, la minería de criptos parece seguir siendo un buen negocio. En el caso de bitcoin, la recompensa por bloque extraído otorgada a los mineros en estos momentos es de 12,5 BTC, el equivalente a US$ 84.400, aproximadamente, al precio de BTC a la fecha (US$ 6.756). Cada 210.000 bloques esta recompensa se reduce a la mitad. Para el año 2020, la ganancia de los mineros será de sólo 6,25 BTC por bloque, sin considerar el precio que pueda tener bitcoin para ese entonces.

La reducción progresiva de la recompensa por minar bitcoin, y los malos augurios del algunos acerca del futuro de las criptomonedas, hacen cuestionable la viabilidad a largo plazo de la actividad minera. Al ser completada en cinco años, la iniciativa de Soluna puede que no rinda sus frutos en lo que a obtención de ganancias por extracción de criptomonedas se refiere, pero dotará a la región de una infraestructura generadora de energía verde que alimentará, de manera limpia y sostenible, al sector industrial local y a los hogares de miles de residentes.

Tan sólo ese legado, habrá hecho que todo el esfuerzo de Soluna haya valido la pena.