Radix es una plataforma basada en la tecnología DLT (libro contable distribuido), cuyo funcionamiento se asemeja en algo a las cadenas de bloques, pero con capacidades optimizadas. Al igual que otras iniciativas que trabajan con DLT, el equipo de Radix lo ofrece como una alternativa viable para reemplazar a blockchain.

El término “radix” viene del vocablo “raíz” usado en matemáticas para referirse al número de dígitos únicos, incluyendo el cero, que se utiliza para representar cifras en un sistema numérico posicional. De acuerdo a esto, la “raíz” del sistema decimal, por ejemplo, es diez (10) porque en él se emplean diez dígitos (del cero al nueve). Radix (o raíz) es equivalente a decir “base”. El sistema numérico binario, o de base dos (2) usa los dígitos cero (0) y uno (1) para sus notaciones.

¿En qué se diferencia Radix?

Para que un protocolo descentralizado sea adoptado masivamente, debe diseñarse para que sea rápido, escalable, eficiente y seguro, pero sin comprometer su seguridad ni su descentralización. También es primordial incentivar a los participantes de la red con una moneda criptográfica de cierta estabilidad que, con el tiempo, se pueda utilizar como una versión de dinero electrónico de igual a igual originalmente concebida por Satoshi Nakamoto. Además, es importante construir una plataforma amigable para desarrolladores, en la que todos puedan llevar a cabo sus proyectos.

Para lograr esto, Radix creó una arquitectura distribuida de libro contable y un algoritmo de consenso que se fragmenta masivamente para escalar a la totalidad de habitantes del planeta conectados a Internet, junto a los dispositivos correspondientes.

Radix usa el protocolo de tolerancia a fallas bizantinas asíncronas (aBFT) para protegerse contra ataques del 51% y el detector de fallas bizantinas asíncronas (aBFD) para identificar actividad maliciosa incluso en los ambientes de red más nocivos y contaminados.

Tempo y la muerte de blockchain

Para lograr velocidad, escalabilidad, eficiencia, Radix ha creado una arquitectura de base de datos distribuida combinada y un algoritmo de consenso llamado “Tempo”. Es el corazón mismo de la plataforma Radix. Utiliza relojes lógicos para generar un orden parcial de eventos y relojes vectoriales para crear un orden absoluto de eventos, basados ​​en una relación causal en un sistema distribuido para detectar y prevenir violaciones de protocolo.

Escalar libros contables distribuidos

Para resolver el problema de la escalabilidad, Radix comenzó con la arquitectura de datos requerida para escalas verdaderamente grandes. Para ser una red de servicio global se necesita una arquitectura de datos que permita a miles de millones de personas, e incluso más dispositivos, usarla simultáneamente. Para que la estructura de datos fuera utilizable, tendría que ser supremamente fácil de indexar y fragmentarse masivamente. Así que, cuando la demanda de la red creciera, se pudieran agregar más computadoras para aumentar el rendimiento de la misma.

Dividir los datos ad-hoc no funcionaría. En su lugar, había que saber cómo se disgregarán los datos. Debe poder verse cualquier dato y saber dónde se encuentra en la estructura, sin tener que volver a indexar cada vez que se agregan grandes cantidades de datos nuevos. Esta característica de Radix se logra a través de un proceso determinístico (un proceso que, dado un conjunto de entradas, siempre genera la misma respuesta, sin importar cuándo se calcula).

Radix divide previamente la estructura de datos de la plataforma en 18,4 quintillones de fragmentos (shards). Luego, usa campos de referencia clave, como una clave pública, como una forma de determinar en qué parte del espacio de ese fragmento se encuentra una determinada pieza de datos.

datos radix

El resultado de esta innovación es una estructura de datos que se fragmenta y se puede escalar de forma lineal, sin gastos generales, desde pequeños conjuntos de datos hasta los suficientemente grandes para atender a todas las personas y empresas del mundo. El rendimiento total de la red sólo está limitado por el número de nodos participantes en la red.

Características de Tempo

Rápido y escalable

Tempo es a la vez “asíncrono”, lo que significa que no hay tiempo de bloqueo, y detector de fallas bizantinas, esto es que puede identificar y detener violaciones de protocolo dentro de un sistema sin permiso con un 99% de consenso tolerante a los fallos.

Tempo hace esto conservando el orden total de los eventos, lo que permite la transferencia de valor, el sellado de tiempo y otras funciones confiables. Limita la información de transición de estado sólo a aquellos miembros (fragmentos) de la red que la necesitan. Esto reduce los gastos generales y permite tiempos de finalización rápidos que satisfacen las dos primeras propiedades: ser rápido y escalable para la adopción masiva.

Eficiente y seguro

Las propiedades de la arquitectura de datos Tempo permiten crear una máquina de estado de igual a igual, una que valida las transiciones de estado en lugar de computarlas y que tampoco requiere grandes cantidades de potencia de cálculo (PoW) o grandes cantidades de capital (PoS) para asegurarla. Por lo tanto, se reduce la barrera de entrada y se aumenta el grado de descentralización, al tiempo que, energéticamente, es más eficiente.

Utiliza tanto la tolerancia de fallas bizantinas para defenderse contra ataques del 51% así como la detección de fallas bizantinas para identificar y descartar violaciones de protocolo, como el doble gasto con una tolerancia de falla del 99%, lo que permite la máxima seguridad.

Es adecuado para implementaciones tanto públicas como privadas, sin ningún tipo de modificación, y no requiere ningún hardware o equipo especial para ejecutarse apropiadamente.

Descentralizado y justo

Radix reduce la barrera de entrada al simplificar la implementación de un nodo. Se ejecuta en hardware comercial estándar. Evita la centralización de la red al no requerir un alto poder de cómputo o capital para asegurar la red.

radix descentraliza

No discrimina a los dispositivos de baja potencia al permitirles soportar parcialmente la red según su capacidad de recursos y brindar la misma posibilidad de ganar recompensas.

Precio estable

Para incentivar a una red de participantes económicos a impulsar la infraestructura descentralizada, Radix propone una moneda de baja volatilidad (XRD) que es rápida y estable, pudiendo competir con las monedas fiduciarias actuales.

Facilidad de uso

La red Radix es una red de computadoras de igual a igual que, juntas, forman una máquina de estado descentralizada. La principal diferencia en comparación con otras redes públicas, como Ethereum o EOS, es que los nodos validan las transiciones de estado en lugar de calcularlas. Esto reduce los errores y permite la programabilidad del protocolo.

Los desarrolladores crean aplicaciones utilizando su opción preferida de lenguaje de programación popular, como Java y JavaScript, para interactuar con la red Alpha de Radix usando llamadas de API de protocolo nativo, sin usar un lenguaje de contrato inteligente o sin necesidad de una máquina computacional completa de Turing.

Así, Radix es lo que Bitcoin y Ethereum deberían haber sido; rápido, escalable, seguro, completamente descentralizado y motorizado por una criptomoneda verdaderamente utilizable y relativamente estable.

¿Cómo funciona Radix?

Como ya hemos dicho, Radix se basa en una arquitectura y algoritmo de consenso original al que llamaron Tempo. El objetivo de Tempo es establecer un algoritmo de consenso descentralizado y sin confianza que pueda funcionar de manera confiable como una red pública. Para ello debe ser:

– Asíncrono: cualquier proceso en la red puede comenzar o finalizar cuando sea necesario, por ejemplo. no es necesario esperar a que se extraiga un bloque.

– Altamente concurrente: muchos procesos se pueden realizar simultáneamente, sin cuellos de botella, Por ejemplo, no hay un límite en el número de transacciones que se pueden incluir en un bloque.

– Escalable: no hay un límite superior que restrinja el rendimiento total de la red, como los límites que el teorema CAP pone en las cadenas de bloques y los DAG (grafos acíclicos dirigidos).

Para lograr esto, Tempo se basa en dos ideas simples y un salto lógico:

– El uso de un reloj digital básico llamado “reloj lógico”

– Contar a sus vecinos lo que ha estado sucediendo, un proceso llamado “chismes

– Para detener el doble gasto en los fragmentos, la dirección de su fragmento debe basarse en la clave pública de su billetera

reloj de radix

Un reloj lógico es un contador que se incrementa en 1 cada vez que sucede algo nuevo. En Radix, “algo nuevo” es cuando un nodo habla a otro en la red de Radix. Esto le da a cada nodo su propio tiempo relativo, basado en la actividad de la red, y uno que pueden usar para crear un orden simple de eventos.

Los protocolos de chismes están bien establecidos en informática y son una de las formas más rápidas en que la información se puede compartir de manera confiable a través de una red. Funciona simplemente si un nodo elige un par de otros nodos para contar algo nuevo, y ellos, a su vez, les dicen a otros dos nodos, y así sucesivamente. Esto hace que la información se propague a una tasa exponencial.

En Tempo, se agrega el reloj lógico del nodo, firmado por cada nodo involucrado, a los chismes que se están propagando por la red. Esto permite que todos vean tanto la información nueva como a qué hora lógica del reloj la vieron otros miembros de la red.

Para permitir una alta escalabilidad, un libro contable de Tempo se divide en un espacio de fragmentos muy grande, lo que permite un alto grado de concurrencia. Para evitar un doble gasto en cualquiera de los fragmentos, el fragmento en el que se encuentra una billetera está determinado por su clave pública. Esto asegura que cualquier gasto de una billetera siempre comience en el mismo fragmento.

Cuando se combina con los relojes lógicos y los chismes, Tempo puede crear un orden total de todos los eventos relacionados, lo que permite que la red detecte y descarte los gastos dobles rápidamente.

Ser competitivo es la clave

Es claramente evidente que una moneda descentralizada, para ser verdaderamente utilizable y, por lo tanto, adoptada en masa, tendrá que competir con la velocidad y estabilidad de las monedas fiduciarias.

La velocidad transaccional de las criptomonedas se basa en el avance tecnológico de los libros de contabilidad descentralizados, mientras que la estabilidad de los precios de la moneda es una función combinada de la utilidad de red y la política monetaria que la gobierna.

radix es competitivo

El ledger de Tempo permite tener un tiempo de finalización de transacción muy bajo (menor a 5 segundos). Esto está dentro del rango aceptable de monedas utilizables y rivaliza con el tiempo de liquidación de Visa y MasterCard. Esto permite que las empresas acepten las criptomonedas para las transacciones diarias. Las tarifas fijas de hasta 1 centavo de dólar permiten nuevos modelos de negocios que requieren micro transacciones que compitan con las monedas fiduciarias.

Todos se benefician

Radix permite a los comerciantes aceptar criptomonedas sin preocuparse por los cambios repentinos de precios. Ayuda a los desarrolladores a crear aplicaciones que demandan tasas de transacción superiores a las de las cadenas de bloques de hoy. Y, por último, permite que todos participen en la minería sin hardware especial, ni configuraciones de software complejas.

Comerciantes

Radix proporciona tiempos de liquidación menores a 5 segundos, con una micro tarifa fija. Ofrece a los comerciantes la posibilidad de aceptar pagos a nivel mundial sin fricciones. El token de Radix es una criptomoneda estable diseñada específicamente para ayudar a proteger a los comerciantes de los cambios bruscos de precios e incentivarlos a aceptar y usar Radix en sus negocios diarios.

Desarrolladores

La plataforma Radix permitirá a los desarrolladores crear, distribuir y administrar aplicaciones distribuidas altamente escalables para redes tanto públicas como privadas. Los desarrolladores pueden crear aplicaciones fácilmente, sin preocuparse por costosos contratos inteligentes. El protocolo Radix se amplía de forma lineal con todas las aplicaciones en la red que se ejecutan de forma asíncrona, sin ser afectado por los límites de escala del protocolo subyacente.

radix beneficia a todos

Mineros

Los nodos son recompensados ​​por mantener la red pública. Como Radix no usa PoW ni PoS para asegurar su libro contable descentralizado, el nodo Radix puede ejecutarse en dispositivos ultraligeros como Raspberry Pi. Los validadores no requieren hardware especial o acceso a capital para comenzar. Radix reduce la barrera de entrada al ayudar a cualquier persona con hardware comercial estándar a ejecutar un nodo, y se convierte en un sistema justo para todos al eliminar los carteles de minería.

XRD, un token estable

La moneda estable Radix es un token de baja volatilidad que se rige por una política de oferta monetaria descentralizada. Esta política elimina o quema los tokens según la demanda. Los datos de demanda son suministrados por el intercambio descentralizado para crear una oferta elástica, lo que reduce los picos volátiles sin afectar la curva de precios a largo plazo. Esto permite la creación de una verdadera moneda criptográfica estable, una que no está vinculada a monedas fiduciarias, activos o cesta de bienes. También ayuda a combatir la manipulación de precios.

El token XRD de Radix tiene un suministro flexible. En lugar de fijar la oferta, el precio se estabiliza. Esto protege a los consumidores de la manipulación de precios y la alta volatilidad. Los usuarios podrán comprar los tokens Radix desde el intercambio descentralizado, que estará integrado en el protocolo cuando la red principal de Radix entre en operación. Además, las personas podrán obtener tokens de Radix ejecutando un nodo o manteniendo tokens en sus cuentas.

Cuando se lance la moneda de baja volatilidad XRD, uno de los varios tipos de tokens que podrán existir en Radix, la misma tendrá un valor inicial de 1 US$ por token. El precio de la moneda será “relativamente” estable, no vinculado (no será US$ 1 todo el tiempo).

XRD moneda de radix

A más largo plazo, el precio aumentará de manera controlada si hay un desequilibrio sostenido entre la oferta y la demanda. Cuanto mayor sea el desequilibrio sostenido hacia el lado de la demanda, mayor será el precio y más tokens entrarán en circulación. El proceso de descubrimiento de precios le permitirá flotar hacia arriba o hacia abajo, pero la economía intentará suavizar los picos y valles para reducir la volatilidad. Los detalles completos acerca del funcionamiento del token XRD, su precio y otros todavía se encuentran bajo desarrollo, y estarán disponibles antes de que la fase final de la red Radix comience a operar.

Intercambio propio

Radix introducirá un intercambio descentralizado construido sobre el protocolo de Tempo que alimentará los datos de demanda de la política de oferta monetaria en tiempo real, lo que permitirá el ajuste de la oferta total de divisas.

Esta elasticidad ayuda a la política monetaria descentralizada a reducir la volatilidad mediante el uso de diversas herramientas económicas, a la vez que preserva la tendencia a largo plazo de su curva de valor de precio.

Sin ICO, pero con financiación apropiada

Radix posee fondos suficientes como para lograr el lanzamiento de un MVP, y por ello no se han visto en la necesidad de organizar una ICO. Están convencidos de poder entregar de un producto estable antes de anunciar la venta de tokens, lo que esperan hacer al lanzamiento de su mainnet. Cuando la red principal de Radix entre en funcionamiento, contará con un intercambio descentralizado integrado, donde los usuarios tendrán acceso a los tokens XRD desde el comienzo.

Responsables del proyecto

Radix es una iniciativa afianzada en el Reino Unido y su equipo de Radix está formado por un grupo de empresarios seriales, nómadas digitales y desarrolladores de software bien experimentados. Los miembros clave del equipo incluyen a Dan Hughes (CTO), quien ayudó a desarrollar el software requerido para implementar de manera segura los pagos basados ​​en NFC en los teléfonos móviles. Anteriormente, ha construido, ejecutado y salido de 3 nuevas empresas de software exitosas. También ha trabajado con Bitcoin desde 2011. Durante los pasados 6 años, Hughes estuvo investigando y trabajando sobre diversas tecnologías, lo que finalmente le condujo al desarrollo de sus propios protocolos DLT. Radix surgió como producto de ese largo e intenso esfuerzo.

dan hughes radix

Otros miembros del equipo incluidos en la lista son Piers Ridyard (CEO), Robert Olsen (COO) y Stephen Thornton (Jefatura Científica). Antes de participar en Radix, el CEO Piers Ridyard fue uno de los fundadores de Surematics, una empresa de Y Combinator dedicada a crear la primera sala de datos descentralizada del mundo.

Radix en el 2019

La versión alfa de la red Radix está en operaciones desde junio de 2018, cuando fue anunciada en el centro RocketSpace de Londres el 14 de ese mes. Ridyard abrió la presentación, hablando acerca de la importancia de las redes descentralizadas. También intervino el programador Edgars Nemse, quien dio a conocer la versión alfa a los asistentes. Nemse es quien desarrolló la librería JavaScript y la billetera Radix para sistemas Mac, Windows y Linux. Al concluir tuvo la palabra Marc Rubio, desarrollador líder de la billetera para Android, quien mostró su funcionamiento y se refirió al crecimiento de las aplicaciones móviles en el mundo.

Según el mapa de ruta, el equipo de Radix tendrá que superar varias etapas durante el 2019, antes de poder considerar el lanzamiento oficial de su red principal y el funcionamiento de su token XRD:

  1. Completar el MVP (producto viable mínimo). No sería el producto final, sino el mínimo necesario para lanzar una red DLT pública escalable.
  2. Auditoría externa. Revisión del código por terceras partes y arreglo de inconsistencias, de ser encontradas.
  3. Lanzamiento de Beta. La red beta de Radix estará disponible para que los usuarios experimenten con la que sería la versión final de código.
  4. Arranque Técnico. Un nombre elegante para el lanzamiento definitivo de la red principal. Incluirá las funciones del MVP: emisión de tokens respaldados por fíat y cripto, cuentas de usuario, librerías Java y JavaScript, disponibilidad de las billeteras para escritorio y dispositivos móviles, como también la compatibilidad para billeteras de hardware.
  5. Arranque Económico. El sistema tarifario, su token XRD y el intercambio nativo descentralizado de Radix entrarían en funcionamiento.

radix 2019

Todas estas etapas son secuencialmente dependientes, por lo que la realización de cada una está sujeta a el cumplimiento de la previa. Los integrantes de Radix estiman que el Arranque Técnico pudiera darse, tentativamente, para el último trimestre de 2019. La verdadera meta es el Arranque Económico, programado para la primera mitad del 2020, si el proyecto no experimenta mayores retrasos.